ZENZSUAL y COVID-19 TRABAJAMOS CON TODA LA SEGURIDAD SANITARIA EN NUESTROS ENVÍOS. SE PUEDEN PRESENTAR DEMORAS POR LA PANDEMIA. LOS ENVÍOS A EUROPA HAN SIDO SUSPENDIDOS.

Tu nueva sexualidad luego del cáncer de próstata

cáncer de próstata y sexualidad

Hoy le hablamos a los caballeros del #TeamZenzsual y a las amigas que han vivido el cáncer de próstata junto a sus parejas o familiares, porque en los momentos en que nuestra salud se ve comprometida es importante contar con la información y el apoyo necesario para recobrar la salud y juntos salir fortalecidos de cada experiencia.

Comencemos por explicar que la próstata es una pequeña estructura con forma de nuez que forma parte del aparato reproductor masculino. Este órgano rodea la uretra, el conducto que transporta la orina fuera del cuerpo. El cáncer de próstata se refiere a la enfermedad que empieza en la glándula prostática, una causa común de muerte por cáncer en hombres mayores de 75 años y que muy pocas veces encontrado en hombres menores de 40 años.

Síntomas del cáncer de próstata

En su etapa inicial a menudo no hay ningún síntoma. Sin embargo, una vez que el cáncer de próstata comienza a desarrollarse pueden presentarse los siguientes síntomas:

  • Demora o lentitud para iniciar la micción
  • Goteo o escape de orina, con mayor frecuencia después de la micción
  • Flujo urinario lento
  • Esfuerzo al orinar o no ser capaz de vaciar toda la orina de la vejiga
  • Sangre en la orina o el semen
  • Y cuando el cáncer se extiende hacia otras zonas del cuerpo, puede haber dolor o sensibilidad ósea, con mayor frecuencia en la región lumbar y los huesos de la pelvis. 

Ten presente que estos síntomas se parecen a los causados por otros problemas de la próstata, como el agrandamiento de la próstata, por eso es importante que los caballeros del #TeamZenzsual asistan regularmente al urólogo, así como nosotras vamos al ginecólogo.

¿Cómo detectar el Cáncer de Próstata?

Ante la ausencia de síntomas en su etapa inicial, los médicos recomiendan realizar la prueba de sangre de antígeno prostático específico (PSA, por sus siglas en inglés), ya que el nivel de PSA se eleva antes de que haya algún síntoma y da indicios al médico de la presencia de la enfermedad. Este examen es recomendado realizarlo por lo menos una vez al año, después de los 40 años aproximadamente o antes si tienes antecedentes de cáncer en tu familia. 

Adicionalmente, durante la cita médica el urólogo realizará un estudio físico en el consultorio que incluye:

  • La realización de un tacto rectal, el cual puede ser dar señales para detectar el cáncer de próstata.
  • Y si determina alguna anomalía durante el tacto rectal o si detecta en el examen de sangre altos niveles de PSA, podrá realizar una biopsia, tomando una muestra de tejido de la próstata, que luego enviará a un laboratorio para su análisis.

Tratamiento

  • El tratamiento depende de muchos factores y de las condiciones de cada persona, pero si el cáncer no se ha propagado fuera de la glándula prostática, los tratamientos comunes incluyen: terapia hormonal, la realización de radioterapia e inclusive la cirugía para extirpar la próstata y algo del tejido circundante (llamada prostatectomía radical).

Sexualidad y Cáncer de Próstata

  • ¿Cómo te afecta la Radioterapia? Cuando el hombre recibe radioterapia es posible que a medida que el área tratada se recupera, los vasos sanguíneos pierdan su capacidad de estirarse debido al proceso de cicatrización en los vasos y alrededor. Por esa razón, ya no pueden dilatarse lo suficiente para permitir que la sangre se acelere generando una erección firme. La radiación también puede acelerar el endurecimiento (arteriosclerosis), estrechez o incluso obstrucción de las arterias de la región pélvica.
  • Consecuencias de la cirugía: La cirugía para tratar el cáncer de próstata puede causar algún tipo de lesión o extirpación de los nervios que ayudan a provocar una erección, razón por la cual los hombres que se someten a este tipo de intervenciones quirúrgicas pueden presentar dificultad para lograr la erección (disfunción eréctil) o dejar de tenerlas.  

Cuando el tamaño y ubicación de un tumor permiten realizar la cirugía sin afectar los nervios, un mayor número de hombres recupera la capacidad eréctil que con otras técnicas. La esperanza en estos casos es que existen varios tratamientos diferentes para recuperarlas hasta dos años después, que deberán consultar con su médico.

  • La enfermedad de Peyronie es la condición que desarrollan algunos hombres después de la cirugía para extirpar la próstata (prostatectomía), en la cual el pene puede desarrollar una curvatura o “nudo” doloroso al tener una erección, debido al tejido cicatricial que se forma dentro del pene. No obstante, puede someterse a tratamiento mediante medicamentos inyectados o con cirugía. 

La terapia hormonal y sus efectos sobre las erecciones:

Los hombres que reciben terapia de privación de andrógenos (ADT) para el cáncer de próstata tienen un alto riesgo de presentar problemas sexuales, incluidos la pérdida de deseo sexual y disfunción eréctil. Las erecciones pueden o no recuperarse cuando la ADT se suspende. Los medicamentos para la disfunción eréctil generalmente no funcionan en estos casos porque no ayudan con la pérdida del deseo sexual.

¿Qué puedo hacer para recuperar la sexualidad?

Es momento de adaptarse a tu nueva rutina sexual cuando experimentes cambios en tu cuerpo debido al cáncer. Será diferente, más no imposible. Lo importante es dejarse llevar por la conexión que los une y descubrir nuevas vías de sentirse bien en cuanto a la sexualidad se refiere.

  • Despeja todas tus dudas con el médico: el primer paso es preguntarle sobre el cáncer y sus efectos sobre tu vida sexual. Infórmate tanto como puedas. Cuando sabes lo que puedes esperar, puedes planear cómo podría manejar dichas situaciones. Pregúntale si puede recetarte algunos medicamentos para aliviar los síntomas y recuperar tus funciones sexuales.
  • Habla claro con tu pareja. Cuéntale lo que te dijo el médico sobre la nueva etapa que vivirán. Hablen abiertamente sobre los riesgos, la falta de deseo y la dificultad para conseguir una erección. Exprésale lo que te gustaría experimentar para revivir la sexualidad y ofrécele otras opciones para que ella llegue al orgasmo. 
  • Descubre nuevas formas de sentir placer. Es la oportunidad de aprender nuevas formas de dar y recibir placer sexual. Es importante que ambos entiendan que sexualidad no siempre implica una relación sexual pene-vagina y que la penetración no es la única forma de lograr satisfacción. Utiliza tus manos para dar y recibir mayor estimulación y piensa en incluir juguetes sexuales en tu rutina.
  • Piensa más en tu sexualidad: para los hombres nunca ha sido problema pensar en sexo. Entonces aprovecha para conectarte nuevamente con tus pensamientos eróticos. Prueba leyendo literatura erótica, vean películas sensuales o piensa más en aquellos momentos de placer del pasado que te hagan revivir el deseo.
  • Sácale provecho al sentido del tacto: tocarte sensual y/o sexualmente con tu pareja es algo que siempre podrás hacer, ya que tu capacidad de sentir placer a través del tacto permanece siempre. Por ejemplo, prueba con la autoexploración de tus zonas erógenas, como tus muslos, tu cuello, tus pezones, tu espalda y alrededor de tus genitales, hasta llegar a tu pene para propiciar una erección, y si no es posible no debes estresarte, más bien entrégate a sentir más en otras zonas de tu cuerpo. Siempre utilizando un gel íntimo de calidad y con altas concentraciones de ácido hialurónico como el de #Zenzsual, que te ayuda a hidratar el tejido debilitado y evitar irritaciones dolorosas.
  • Rehabilitación Peneana:  el médico algunas veces puede referir al paciente que se recupera de la cirugía para tratar el cáncer de próstata, a la rehabilitación peneana o rehabilitación eréctil, la cual consta de 2 partes. La primera sucede cuando ya estás teniendo erecciones lo suficientemente rígidas para la penetración y el médico recomienda que lo ideal es que puedas lograr una erección entre dos y tres veces por semana como una forma de ayudar a mantener sanos los tejidos en el pene. Y la segunda fase es preguntarle al médico si puedes usar alguna píldora de dosis reducida para fomentar el flujo sanguíneo alrededor de los nervios y ayudar a que los nervios se sanen.
  • Refuerza tu autoestima. Recuerda tus virtudes. Eres mucho más que una erección. Recuerda que el principal órgano sexual de la mujer es su cerebro y con tus palabras, tus manos, tus destrezas y tu inteligencia pueden lograr mucho más. Además, ten en cuenta que hay mil formas de estimular el clítoris y el cuerpo femenino, que irás descubriendo con mucha comunicación y práctica. Preocúpate por alimentarte bien y hacer el ejercicio físico y mental que tengas permitido para mantenerte fuerte y con energía para fortalecer esa conexión que los enamoró y que será factor clave en tu proceso de recuperación.
     
  • Consulta al psicooncólogo. Busca ayuda profesional si te sientes ansioso, deprimido, preocupado o simplemente si estás teniendo dificultades. En #TuSaludIntima ofrecemos sesiones de SexCoaching donde te podemos guiar en el camino de recuperación de tu sexualidad luego del cáncer, gracias al equipo de especialistas que abordarán tu caso de manera integral, con quienes podrás conversar de tus inquietudes acerca de la sexualidad en esta etapa de la vida y recibir algunos consejos efectivos.

¡Ánimos arriba! Con una actitud positiva, el respaldo adecuado de tus seres queridos, tu pareja y la atención profesional podrás reencontrarte con tu sexualidad, superando al cáncer de próstata.

Por nuestra parte seguiremos compartiendo todos los recursos que sean de utilidad para cuidar tu sexualidad y tu vida en pareja en tiempos difíciles.

En nuestra tienda en línea: TuSaludIntima.com también podrás adquirir el gel íntimo #Zenzsual, para usarlo diariamente durante tus sesiones de intimidad en solitario o con tu pareja, durante y después del tratamiento.

También te invitamos cada semana a leer más artículos como este en nuestro blog, donde siempre compartimos consejos de salud y sexualidad por tu bienestar. Síguenos en nuestras redes sociales @tusaludintima @doctoraklarasenior y @tu_ginecologa y comparte con nosotras los comentarios, dudas o inquietudes que quieras abordar por esa vía.

FUENTE: