ZENZSUAL y COVID-19 TRABAJAMOS CON TODA LA SEGURIDAD SANITARIA EN NUESTROS ENVÍOS. SE PUEDEN PRESENTAR DEMORAS POR LA PANDEMIA. LOS ENVÍOS A EUROPA HAN SIDO SUSPENDIDOS.

Guía rápida para la Autoexploración Femenina

masturbación femenina

Queremos que conozcas tu cuerpo, te mantengas saludable, entiendas bien tus zonas erógenas y te sientas segura de pedir y darte satisfacción sin complejos.

Si nunca has tocado tu cuerpo en solitario, no has explorado tus genitales en la búsqueda de conocer cuáles son esas sensaciones que se producen en ti, y en pleno año 2020, no te has atrevido por los miles de tabúes que rondan por nuestra cabeza, es momento de que empieces. 

En esta época que estamos viviendo en cuarentena, muchas personas distanciadas de sus parejas, siempre nos preguntan ¿cómo hacer si están solas? Aquí te damos la información básica para que comiences a autoexplorarte de forma segura, pues nosotras vivimos para cuidar #TuSaludIntima.

Primero es clave hablar de las creencias limitantes que tenemos en la cabeza. ¿Tú piensas que masturbarse es algo normal? Pues la verdad es que todavía existen cantidad de percepciones erróneas, por las cuales muchas mujeres se sienten culpables al masturbarse o consideran que están haciendo algo malo.

Todas estas ideas equivocadas pueden impedirte el sano disfrute de la masturbación o autoexploración:

  1. Que si la mujer no está hecha para el placer, sino para “traer hijos al mundo”.
  2. Que si te “puedes hacer daño”.
  3. Que les da miedo.
  4. Que si masturbarse tan seguido “afecta tu salud”.
  5. Que es algo que “está mal visto en la sociedad”.
  6. “Que es un pecado”.
  7. Que mis cuidadores me dijeron de niña “que no me tocara”.
  8. O simplemente, porque no sabes cómo hacerlo.

Lo cierto es que cuando a muchas mujeres les hablan de masturbación, lo primero que viene a la mente es una mujer con un dildo en la mano, introduciéndose algo en la vagina al estilo de las películas pornográficas, y la verdad es puede ser algo tan sublime y natural como quieras. Por eso es prudente hablarte de los beneficios que trae consigo.

Beneficios de la Masturbación

Autoexplorarse conlleva una serie de beneficios más allá del placer, se trata de aprovechar el momento de intimidad para conocer tus zonas erógenas, hacer introspección para conocerte mejor y aprender a sentir mayores sensaciones de placer. 

Aquí te listamos las principales ventajas de la masturbación femenina:

  1. Activa las sensaciones de placer de tu cuerpo, al liberar dopamina, un neurotransmisor que activa el "centro de placer" en el cerebro.
  2. Mejora tu estado de ánimo y reduce el dolor de los ciclos menstruales al aumentar la producción de endorfinas.
  3. Duermes mejor gracias al aumento de la hormona prolactina, que nos ayudará a conciliar el sueño por la noche.
  4. Fortalece tu sistema inmunológico con la liberación de cortisol y las endorfinas en el torrente sanguíneo que reducen la depresión.
  5. Te hace lucir más joven y atractiva ante el sexo opuesto porque al estar más satisfecha y tener el control de tu sexualidad emanas una energía sensual que los atrae.
  6. Hacerlo en pareja los conecta más. Un estudio publicado en la revista Journal of Sex Education and Therapy encontró que las mujeres que se masturbaban tenían matrimonios más felices en comparación con las que no lo hacían.

Recuerda que la salud sexual es un derecho de toda mujer, eso te permitirá tener mayor autoestima y desempeñarte mejor en todas las áreas de tu vida. 

4 técnicas para la masturbación femenina

¡Por fin llegamos a donde querías llegar! A continuación, encontrarás el paso a paso de las técnicas recomendadas para ayudarte a conocer tu cuerpo, disfrutando de los beneficios de la autoexploración:

¡Explora tu cuerpo!

No se trata de hacer algo mecánico, tienes que disfrutarlo y preparar el ambiente para la excitación. Escoge una música que te evoque sensualidad, aromatiza tu cama o con una esencia que te guste, asegúrate de poner el teléfono en silencio y que nadie te interrumpa en tu habitación o el lugar que escojas. 

No vayas directo a tu vulva

Antes de llegar allí, debes estimular el resto de tu cuerpo para entrar en el ambiente de la sexualidad. Prueba comenzando por recorrer tus brazos, tu cuello y tu vientre, de forma tal de estimular las sensaciones de tu piel y promover el deseo. 

Continúa explorando tus senos

El pezón es súper sensitivo porque tiene muchas terminaciones nerviosas responsables del placer. Cuando lo estimulas se erecta como el clítoris. Si juegas con el pezón suavemente y con lubricante, puedes sentir palpitaciones vaginales y lubricar. Puedes colocar un poco de gel lubricante y acariciar la areola y al pezón en forma circular, de afuera hacia adentro. De esa manera, puedes hasta llegar a sentir palpitaciones en la vagina y hasta lubricar.

Conoce al clítoris: el rey de tus orgasmos 

Para comenzar con la estimulación de la vulva es importante que conozcas muy bien tu clítoris, pues el órgano del aparato genital femenino cuya función es la de proporcionar placer sexual a la mujer, ya que en él se concentran los nervios que producen esas sensaciones placenteras. Su punta o glande es lo que vemos que se asoma en la parte superior de la vulva, pero es importante que sepas que el clítoris se extiende por el interior de los labios mayores hacia dentro de la vagina.

El cuerpo del clítoris puede llegar a tener un tamaño de 15 a 23 mm en toda su longitud, mientras que el glande (lo que ves por fuera) mide entre 3 y 5 mm de ancho y de largo, en estado de reposo. En erección puede alcanzar de 17 a 25 mm de longitud (pues el clítoris se erecta al igual que el pene).

Lo clave que debes recordar es que TODOS LOS ORGASMOS DEPENDEN DEL CLÍTORIS, por eso es tan importante que aprendas a estimularlo correctamente, utilizando un gel íntimo de calidad para evitar irritaciones por el roce, que podrían causar dolor e interrumpir las sensaciones placenteras que te regala.

Continúa más abajo con la estimulación:

Luego del proceso previo y conocer bien a tu clítoris, puedes seguir estimulando tu vulva. Para ello, tienes la opción de probar técnicas de masajes en la zona exterior (desde la vulva hasta el orificio del ano) o masajes hacia el interior de la vagina, que impliquen penetración con tus dedos. También puedes combinar ambas técnicas, pero siempre utilizando lubricante para llevar esas sensaciones a otro nivel. 

¡Lee bien cada paso y escoge tu preferido!

1er.  movimiento: 

Comienza masajeando tu vulva de arriba hacia abajo, para estimular los labios mayores y el clítoris suavemente, ayudando a que haya mayor circulación de sangre hacia la zona y promover una mayor excitación. Haciendo micro presiones en el clítoris para mejorar las sensaciones y el golpeteo suave con tus propios dedos.

2do. Movimiento:  

Estimulación lateral: se trata de dar masajes que van de lado a lado, pasando de un labio al otro pasando por el clítoris, sintiendo la textura y las contracciones que se puedan comenzar a sentir.

3er. Movimiento:  

Realiza movimientos circulares sobre el clítoris, pasando por alrededor de la zona. Esta es la técnica más popular y muchas veces es recomendable dejarla de último para que te lleve al orgasmo.

No debe ser algo mecánico: paso 1, 2 y 3. Más bien tómate tu tiempo con cada uno de estos movimientos por un buen rato, hasta ir consiguiendo la sensación de disfrute de tu preferencia, concentrándote en uno movimiento a la vez.

La idea es vayas probando, tocándote y concentrándote en tus pensamientos más eróticos. Imagínate que estás con esa persona especial, recuerda esa noche de locura o piensa en esa persona con quien te gustaría estar, y recurre a todo aquel pensamiento que te incite a llevar el ritmo que a ti te gusta, combinando las técnicas, hasta que identifiques aquella con la cual te sientes más cómoda y que te da más placer, porque no todas somos iguales.

Incluso hay mujeres que alcanzan el orgasmo al estimular el Punto U, que es la entrada de la uretra, una zona súper sensible, que si quieres debes estimularla con mucha suavidad y mucho gel íntimo.

Ten en cuenta que ninguna herramienta sustituye a la otra, todas son diferentes. Y lo más importante de todo esto es que tengas presente que la autoexploración no sustituye a tu pareja, sino que te ayuda a conocerte mejor.

¡Te dejamos tarea pendiente!

Si quieres saber más de la autoexploración femenina te recomendamos visitar nuestro canal de YouTube donde colgamos varios videos sobre el tema.

Por ejemplo, puedes ver el video de la Dra. Sofía Herrera @tu_ginecologa donde habla de la autoexploración cuando somos vírgenes. Te lo compartimos a continuación:

¿Y si quieres empezar hoy mismo?

Como mínimo indispensable para empezar a autoexplorarte te recomendamos dos cosas básicas:

  1. USA MUCHO GEL: tu mejor aliado será un lubricante de calidad como el gel íntimo de Zenzsual, con base a agua (sin nada de aceite), que cuida el pH de tu zona íntima e hidrata tus tejidos, gracias a su alto componente de ácido hialurónico. Así evitarás irritaciones o pequeños quiebres de la piel o de la mucosa debido al roce.
  2. RECUERDA EL ASEO PREVIO: Además, es requisito indispensable que todo este limpiecito por allá abajo en tus genitales antes de empezar la sesión de autoexploración para evitar contaminación cruzada por tus manos. Ya sabes que cuentas con la espuma limpiadora de Zenzsual que te refresca, te limpia y al mismo tiempo que te protege suavemente sin utilizar jabón.

Ambos productos los puedes conseguir en la tienda en línea TuSaludIntima.com. Y como acostumbramos, te esperamos semana a semana en el blog #Zenzsual con recomendaciones que apunten al cuidado de tu salud, tu sexualidad y tu femineidad en cada etapa de la vida. 

Síguenos en las redes sociales como @tusaludintima @tu_ginecologa y @doctoraklarasenior, y con gusto responderemos tus preguntas de mujer a mujer.

FUENTE: