ZENZSUAL y COVID-19 TRABAJAMOS CON TODA LA SEGURIDAD SANITARIA EN NUESTROS ENVÍOS. SE PUEDEN PRESENTAR DEMORAS POR LA PANDEMIA. LOS ENVÍOS A EUROPA HAN SIDO SUSPENDIDOS.

Paso a paso para asear tu vagina sin jabón

la vulva no es vagina

Ni bicarbonato, ni limón, ni lavados extraños, tu vagina es prácticamente autolimpiante y para asearla solo necesitas agua fresca y productos que cuiden su pH, sin perfumes ni componentes agresivos que eliminen su protección natural.

¿Sabías que el jabón que utilizas diariamente para bañarte no es el mejor aliado para tus genitales externos? Esto se debe a que el pH de tu piel y de la mucosa de esa zona son diferentes al del resto de tu cuerpo.

Pero antes de hablar del aseo de tu zona íntima es importante que tengas presente que una cosa es hablar de tu vagina y otra cosa es hablar de tu vulva… ¿Conoces bien la diferencia?

  • LA VAGINA es el canal que conecta a la vulva con el útero, por donde salen los bebés y la menstruación. Y también es el lugar por donde entra el pene, los juguetes sexuales, las copas menstruales y los tampones.  En resumidas cuentas, estamos hablando que la vagina es la parte interna de tus genitales que no amerita un aseo particular ni lavados vaginales, porque es autolimpiante como bien lo dijimos. 
  • LA VULVA es la parte externa, que se compone de los labios vaginales, el clítoris, la abertura o entrada vaginal y el orificio uretral (por donde sale la orina).   

Teniendo esta bien clara esta diferencia entre Vulva y Vagina, ahora podemos darte algunas recomendaciones para el ASEO DE TU VULVA. Pero por favor más nunca las confundas, dale el lugar que se merecen; y más bien únete a la cruzada que tenemos en Zenzsual porque todas las mujeres conozcamos mejor nuestro cuerpo y hablemos claramente de nuestros genitales.

Aunque tu vagina no requiere una rutina diaria de aseo en particular, ¡TU VULVA SI! Por algo las empresas farmacéuticas y cosméticas dedican largas horas de investigación en la creación de productos para la piel de tu rostro, para tu pelo y otras parte de tu cuerpo. ¿O acaso usas el champú del cuidado de tu cabello para lavar tu rostro? ¡No, verdad! Entonces presta atención al paso a paso que en Zenzsual te damos para que aprendas a asear correctamente tu vulva cada día.

¿Cuándo lavar tu vulva?

  • La higiene de tu vulva es algo básico que debes realizar diariamente y con mucho cuidado. Una vez al día está bien, ¡pero no exageres! Más de dos veces es demasiado. Recuerda que ya al lavarla en exceso puedes alterar la flora vaginal y darle la bienvenida a las infecciones.
  • Durante la menstruación no es necesario asearse con más frecuencia. Lo importante es que cambies como máximo cada 4 horas las toallas sanitarias o tampones para evitar la humedad y nunca duermas con tampones. Puedes utilizar toallitas húmedas para eliminar los restos. No hace falta que te laves con cada cambio, pero si lo haces no necesariamente utilices jabón.  
  • Después de las relaciones íntimas es bueno que vayas a orinar y que laves tu zona íntima para eliminar posibles gérmenes que se hayan introducido con el roce sexual.
  • Luego de evacuar límpiate de adelante hacia atrás, cuidando de no trasladar las heces hacia la vulva. Y posteriormente, puedes enjuagarte con agua.
  • Es clave enseñarles a las niñas el paso a paso del aseo íntimo desde que aprenden a bañarse solas, para que crezcan con hábitos de limpieza saludables.

¿Cómo lavar tu vulva?

Asearla es muy fácil:

  1. Refresca la zona con agua templada. Es importante que sepas que el agua sola es suficiente para limpiar tu vulva.
  2. Si has ido al gimnasio, has tenido un día ajetreado o sudaste mucho, puedes utilizar un producto limpiador especialmente formulado para la zona íntima. Más adelante en este artículo te enseñamos a identificar el producto ideal.
  3. Coloca un poco de este producto en tus dedos limpios y aplícalo suavemente en el exterior de tu vulva. Evita utilizar esponjas que acumulen gérmenes. 
  4. Recuerda que solo debes pasar la yema de tus dedos con suavidad entre los pliegues de los labios mayores y menores y alrededor del clítoris para evitar la acumulación de residuos.
  5. Limpia tu vulva con movimientos de adelante hacia atrás. Siempre debes hacerlo de esa forma introduciendo tu mano por la parte trasera de tu entrepierna ¡NUNCA AL CONTRARIO! porque trasladarías los gérmenes del ano a tu vulva. 
  6. Para secarla y eliminar el exceso de agua, utiliza una toalla exclusivamente para esa zona y cámbiala con frecuentemente (preferiblemente con cada uso). Y sécate de la misma forma, de adelante hacia atrás, asegurándote de secar entre los pliegues.
  7. No limpies la parte interior (tu vagina). ¡No hace falta! La limpieza siempre se hará en la zona exterior. Por eso olvídate de las duchas vaginales que te pueden generar una infección.
  8.  Evita el uso de desodorantes íntimos, pues te pueden irritar, provocar alergias o enmascarar el mal olor síntoma de infección.
  9. No frotes fuertemente tu vulva, porque es un área súper sensible y nunca estará tan sucia como para darle tan duro. Además, podrías terminar con algunas fisuras o pequeñas heridas indeseadas, por donde pueden entrar una gran multitud de agentes infecciosos.

¿Con qué producto debes asear tu vulva?

Ya hemos dicho que el agua por si sola tiene las virtudes suficientes para tu aseo regular. Lo importante es que aprendas que en ningún caso utilices el jabón de ducha habitual en tu vulva, pues es muy abrasivo para la zona íntima y en lugar de protegerte de las infecciones, estarás eliminando la barrera natural que tiene es parte de nuestro cuerpo.

Sin embargo, es bueno que tengas a mano un buen producto especializado en el aseo de la zona íntima para esos momentos cuando te sientes muy sudada, tienes relaciones sexuales, tienes la menstruación o tuviste un día agitado y necesitas sentirte fresca.

¿Cómo puedes identificar el producto ideal?

Verifica que sea especial para la zona íntima y que tenga pH ácido (entre 4 y 5), lo más parecido al de tu vulva y tu vagina, que no tenga perfume, ni aceites ni desodorantes agregados que puedan irritarte. Además, que le aporte la protección e hidratación que necesita.

La espuma limpiadora de Zenzsual tiene esas características. Es vegana, super hidratante, neutraliza los olores, tiene pH ácido (de 5.0) especial para la zona íntima. Además, es biocompatible y biodegradable. No contiene glicerina ni parafina, ayuda a prevenir infecciones urinarias por bacterias y es no es producto MGO (organismos genéticamente modificados).

Se trata de una espuma íntima limpiadora que facilita el aseo diario de tu zona íntima y te ayuda a mantener tu vulva sana y sin olores. Dentro de sus principios activos destacan: Ácido Láctico, Lactato de Sodio, Ácido Hialurónico, Extracto de Cranberry Orgánico, Extracto de Manzanilla, entre otros maravillosos ingredientes, que lo hacen único en el mercado.  

Vale la pena acotar que, el ácido hialurónico brinda una hidratación extra a tu vulva, la cual suele presentar resequedad en algunos momentos de la vida (como en el postparto, después de la menstruación y en la menopausia). En este link te dejamos un artículo donde hablamos de sus propiedades. Y también contiene extracto de cranberry orgánico, un ingrediente reconocido por prevenir las infecciones vaginales.

¡6 cuidados básicos para tu vulva!

Adicionalmente a la correcta técnica de aseo diario toma en cuenta estas recomendaciones:

  1. Evita los pantalones ajustados. Menos aire, más espacio para la generación de bacterias.
  2. Evita los protectores de ropa interior, que acumulan residuos que más bien se convierten en caldo de cultivo para las bacterias, perjudicando tu zona íntima. 
  3. Prefiere ropa interior de algodón, tejido que es más suaves y acorde con su sensibilidad.
  4. Almacena tus prendas íntimas en un lugar limpio y seco, fuera del contacto con otro tipo de ropa, sobre todo de aquella que reutilizas y que puede estar sucia sin darte cuenta.
  5. No abuses de la depilación. Y si lo haces procura que no sea total. Te conviene mantener algo de vello alrededor de la uretra y el clítoris para protegerlos.
  6. ¡Visita al médico! Si notas abundante flujo o mal olor vaginal, visita a tu ginecólogo para descartar cualquier tipo de infección u otra enfermedad y no olvides tu cita de chequeo anual.

Tu vulva y tu vagina son clave para ti. ¡Cuídalas! Pues juegan un papel fundamental en tu sexualidad y en la maternidad. Por eso en Zenzsual constantemente compartimos información que te ayude a cuidar tu salud femenina y derribar los mitos que rodean tu sexualidad.

Visita nuestra página web www.zenzsual.com y sigue nuestras redes sociales @zenzsual @doctoraklarasenior y tuginecologa, donde semana a semana compartimos contenidos para ayudarte a mantenerte sana y sexualmente feliz.

FUENTE: