ZENZSUAL y COVID-19 TRABAJAMOS CON TODA LA SEGURIDAD SANITARIA EN NUESTROS ENVÍOS. SE PUEDEN PRESENTAR DEMORAS POR LA PANDEMIA. LOS ENVÍOS A EUROPA HAN SIDO SUSPENDIDOS.

En la búsqueda del mejor orgasmo femenino

orgasmo femenino

El orgasmo femenino sigue siendo un tabú social en algunas partes del mundo, lo que evidencia el largo trecho por recorrer en temas de educación sexual que pongan en relieve la satisfacción de la mujer, como parte importante de su salud y bienestar integral.

Cada 8 de agosto se celebra el Día Internacional del Orgasmo Femenino, una iniciativa que nació en Esperantina (Brasil), en el año 2006 cuando el concejal José Arimateia Dantas Lacerda al ver los resultados de un estudio de la Universidad Federal de Piauí, descubrió que el 28% de las mujeres de esa región eran incapaces de llegar al orgasmo, lo que demostraba un gran problema de salud pública. Fue entonces cuando se originó un debate mundial por el orgasmo femenino.

El orgasmo femenino es conocido como ese momento especial de la relación sexual cuando llegamos al clímax y sentimos un placer más intenso. Pero para entender su relevancia, es importante recordar el ciclo completo de la respuesta sexual de la mujer, el cual consta de 4 fases:

  1. El Deseo, la mujer responde a múltiples estímulos, los cuales pueden desencadenar su deseo de tener intercambios eróticos que pueden ir desde un simple beso, unas caricias sensuales sin penetración o un encuentro más explícito y carnal. Vale la pena destacar que, ningún estímulo es mejor que el otro, solo depende del momento. 
  2. La Excitación que se produce cuando aparece el deseo y comenzamos a estimularnos de múltiples formas, solas o con nuestras parejas. 
  3. Continúa con la Meseta, segunda fase en la cual la excitación se intensifica mediante la estimulación física de las zonas erógenas y llegamos a la penetración. 
  4. Le sigue el Orgasmo, conocido como la explosión final de sensaciones que liberan toda la tensión acumulada en la fase de meseta y en la cual nuestro cerebro libera una carga de endorfinas que intensifican la sensación de placer. 
  5. Y finalmente, terminamos con la Resolución, fase en la cual nuestro cuerpo vuelve al estado inicial y nos recuperamos.

¿Qué sucede en tu cuerpo cuando experimentamos un orgasmo?

El orgasmo es una respuesta física que tiene un origen y un desenlace también fisiológico, en el cual se producen numerosos cambios psicológicos, neurológicos, fisiológicos, vasculares y hormonales en la mujer, entre los que destacan: 

  • Lubricación vaginal y aumento en la secreción de las glándulas exocrinas del tracto urogenital.
  • Dilatación y aumento de tamaño de la vulva.
  • Aumento del aporte sanguíneo a los órganos genitales.
  • Erección del clítoris, el cual en muchos casos alcanza el doble de su tamaño habitual.
  • Contracciones intermitentes en la musculatura de los genitales, que se sienten como espasmos en el interior de la vagina.
  • Aumento de la presión arterial, ventilación pulmonar y del ritmo cardíaco.
  • “Rubor sexual”, coloración rosa en el rostro o pecho.
  • Elevación de los umbrales de dolor en algunas zonas del cuerpo. 
  • Elevación del útero.

Principales beneficios del orgasmo femenino:

El orgasmo femenino se relaciona con otros beneficios físicos y mentales que te ayudarán a lograr ese equilibrio y bienestar que buscas en la vida:

  • Menos dolor: los expertos dicen que durante un orgasmo las mujeres aumentan el umbral del dolor y que también es recomendable experimentar orgasmos para disminuir el dolor de vientre que llega con el periodo menstrual, gracias a las contracciones que se producen en nuestros genitales.
  • Más felicidad: algunas mujeres se sienten más seguras de sí mismas al conocer mejor su cuerpo, sus capacidades, limitaciones y lo que son capaces de sentir.
  • Más tranquilidad: el orgasmo disminuye el estrés, favorece el sueño, mejora el flujo sanguíneo ya que es una actividad aeróbica, que mejora el aspecto de la piel, lo que hace que nos sintamos más joven.
  • Salud Mental: se ha descubierto que al tener una vida sexual sana y experimentar orgasmos con frecuencia, puede influir en la salud mental de la mujer, evitando enfermedades vinculadas al cerebro, como Demencia Senil y Alzhéimer.
  • Combate la Migraña: El orgasmo también puede ser una terapia excelente si sufres migrañas o cualquier tipo de dolor de cabeza.

¿Cómo lograrlo? 

Debes saber que, la respuesta orgásmica surge cuando se activa la zona cerebral llamada sistema límbico y se manifiesta como un reflejo producido por una serie de estímulos que pueden ser originados en los genitales o en cualquier otra parte de tu cuerpo, como tus senos, las orejas, los pies, la espalda, el entrepierna, etc.

Por ejemplo, puedes provocar una respuesta orgásmica al estimular tu clítoris o también al recibir estímulos visuales, auditivos, olorosos o mentales (recuerdos, fantasías o pensamientos).  

Es importantísimo reconocer que el componente mental o psicológico representa un factor fundamental para lograrlo. ¡Por eso siempre decimos que el cerebro es el principal órgano sexual de la mujer!

Si nunca has sentido un orgasmo o eres de las mujeres que le cuesta, hay maneras de conseguirlo, trabajando en la autoexploración y en la estimulación sola o en pareja. Para ello te compartimos algunos consejos:

  • Conoce tu zonas erógenas: identifícalas porque ellas serán el centro activador de la respuesta orgásmica. Es fundamental que las descubras y explores la mejor manera de activarlas. Ten en cuenta que no son únicamente tus genitales, pueden encontrar placer estimulando todo tu cuerpo.

    Con la estimulación de las zonas erógenas producirás con más facilidad la liberación de esos neuromediadores de tu cerebro, que necesitan liberarse para estimular el sistema límbico responsable del orgasmo.
  • Dale al clítoris el puesto que se merece: el clítoris es un órgano del aparato genital femenino cuya función principal es la de proporcionar placer sexual a la mujer. Su punta o glande se asoma en la parte superior de la vulva (es lo que vemos frente al espejo), pero se extiende por el interior y puede llegar a medir de 15 a 23 mm en toda su longitud.

    Es la zona erógena más sensible del cuerpo femenino y se puede estimular de manera directa, internamente (a través de la vagina) y/o a través de la estimulación de la vulva.

    Así que presta atención al clítoris y aprende más de su estimulación interna o externa, alrededor del glande o por dentro en la cara superior de la vagina, por detrás de la uretra donde se ubica el famoso Punto G, porque si bien escuchamos decir que hay muchos tipos de orgasmos, la mayoría de ellos están relacionados con la estimulación directa o indirecta del clítoris. 
  • El recorrido es importante no te vayas directo al grano: tómate el tiempo necesario para estimular tu cuerpo. No se trata de propiciar la penetración inmediatamente. Para llegar allí recorre todo tu cuerpo, y detente en la estimulación de estas partes que más te gustan.
  • Conexión Mente-Cuerpo: también debes trabajar en la activación de los pensamientos eróticos, con imágenes sensuales, olores provocativos, sonidos estimulantes o leyendo esa literatura erótica que te genera placer. Todo lo que sea necesario para amplificar las sensaciones que obtengas con la estimulación física y propiciar el orgasmo.
  • Prueba nuevas posturas que favorezcan el orgasmo. No hay una postura o técnica sexual universal que le funcione a todo el mundo por igual, así que cada pareja debe ir buscando la que mejor se adapte a sus preferencias y esas que le generen más placer.  En nuestros show #EncuentroZenzsual de los viernes y en #UnaNocheIntimaySensual de los lunes, encontrarás muchas opciones. Conéctate a nuestro canal de YouTube y en las redes sociales de #TuSaludIntima.
  • Presta atención a tu deseo: hay muchos factores que provocan una baja en la libido femenina, desde los anticonceptivos, hasta el estrés, el cansancio, los problemas y algunas enfermedades que producen desequilibrio hormonal. 

En esos casos, te recomendamos probar con #LibiZenzs, un libido booster de la familia de productos Zenzsual, que estimula la producción natural de testosterona y revive tu libido y tus energías, a través de una combinación de componentes naturales.

Puedes comenzar tomando una píldora de Libizenzs al día, durante una semana, y si no ves cambios, puedes incrementar la dosis a dos pastillas diarias por semana y llegar hasta un máximo de 3 diarias por una semana para ver resultados. Prefiere tomarlas en las mañanas porque renovará todas tus energías.

  • Que nada interrumpa la excitación: si ya conseguiste excitarte lo suficiente, no dejes que la resequedad vaginal arruine el momento, porque se puede presentar por múltiples causas y propiciar el dolor en la penetración. Para combatirla, usa un lubricante de calidad con base a agua, sin olor ni sabor artificial, que adicionalmente hidrate tus genitales. Como el gel íntimo de #Zenzsual, el cual tiene un alto componente de ácido hialurónico que regenera tus tejidos.

  • Aprovéchate de tus capacidades multiorgásmicas: otro dato interesante del orgasmo femenino es que, a diferencia de los hombres, quienes necesitan un tiempo tras un orgasmo para alcanzar otro, las mujeres son capaces de tenerlos de manera múltiple e ininterrumpida, así que no pierdas tiempo y continúa con la autoexploración y la estimulación mientras tu pareja se recupera.

  • Presta más atención a las sensaciones y no te obsesiones con el orgasmo: No pierdas la paciencia y trabaja poco a poco en lograrlo, es cuestión de dejarse llevar y preparar todo el terreno para facilitar el camino. 

Debes enfocarte en disfrutar el momento y experimentar placer en los pequeños detalles, no centres todo tu atención en llegar al orgasmo, porque te perderás de la mejor parte de la experiencia. Muchas veces puedes disfrutar mucho de una relación íntima, aunque no tengas un orgasmo. 

¡Pero eso sí! no te detengas en su búsqueda, es cuestión de constancia y de trabajar en esos puntos que están interrumpiendo el deseo y la satisfacción.

¡Lo has intentado todo y nunca llegas!

El hecho de que una mujer no llegue al orgasmo puede deberse a múltiples situaciones y detectarlas a tiempo es clave para su tratamiento y la resolución. Las causas pueden ser tan extensas que lo dejaremos para otro artículo, porque en este quisimos rendirle honores al orgasmo femenino, aunque sabemos todas las dificultades que puedes vivir para sentirlo.

Si consideras que has probado de todo y continua sin experimentar orgasmos, o simplemente quieres resolver tus dudas con un profesional, siempre recomendamos consultar a un especialista. Por eso ponemos a tu disposición nuestras sesiones de #SexCoaching que encontrarás en nuestra web: tusaludintima.com

Recuerda que a través de nuestras redes sociales @tusaludintima @doctoraklarasenior @tu_ginecologa y en nuestro canal de YouTube “TuSaludIntima” y nuestros shows en vivo, cuentas con nosotras para resolver las dudas que surgen alrededor de los orgasmos femeninos y tu sexualidad. 

Estamos aquí para ayudarte a cuidar tu salud, procurando siempre el bienestar de la pareja. También te ponemos a la orden los productos Zenzsual, para mantenerse sexualmente activa y sana.

FUENTE: