Triple estimulación para lograr el orgasmo soñado

 

triple estimulación orgasmo

El 8 de agosto se celebra el Día Internacional del Orgasmo, razón por la cual venimos a hablarte de la triple estimulación como una opción para intentar propiciar mejores orgasmos, especialmente esos días en que no llegan con facilidad.

El orgasmo se conoce como la cúspide de la excitación sexual. Es un sentimiento y sensación poderosa de placer físico que incluye una descarga de tensión erótica acumulada.

Muchas mujeres nos piden recomendaciones de técnicas, trucos o estrategias para lograr llegar al orgasmo, porque no lo han sentido nunca o porque sus orgasmos cada vez son menos intensos /o frecuentes. 

Pero antes de hablar de una mejor estimulación, hay dos áreas que debes revisar para impulsar tus orgasmos:

Tu condición física:

La visita al ginecólogo es fundamental para determinar si por alguna causa física, condición médica o etapa de la vida (como la menopausia) puedes sufrir un bajón en tu libido o deseo sexual, resequedad vaginal, alteraciones hormonales, etc. Por es importante que no vayas al ginecólogo con la regularidad que te indican y no esperar que lleguen los problemas. La idea es fortalecer TuSaludIntima y evitar que lleguen las enfermedades que hagan difícil tu vida sexual.

Antes de entrar en materia de estimulación física es necesario recordarte tres aspectos fundamentales si estás teniendo dificultades para tener orgasmos condiciones básicas: 

Tu condición mental:

Nuestro estado mental también interviene en nuestros orgasmos. Recuerda que el cerebro es el principal órgano sexual. Por eso debemos cuidar nuestro bienestar emocional y nuestra autoestima, la capacidad que tengamos para entregarnos al momento, dejar a un lado las preocupaciones y darle al orgasmo el tiempo que se merece. Todo ello es fundamental para tener una sexualidad placentera y cumplir todas las fases de nuestra respuesta sexual hasta llegar al orgasmo. 

No es suficiente fortalecer nuestro cuerpo a nivel físico y estar saludables, si nos sentimos inseguras, incómodas o no confiamos en la pareja que nos acompaña. Así que la mejor recomendación que te podemos dar es que trabajes en ti desde adentro, en superar tus miedos, tus inseguridades, dejar a un lado los tabúes y entregarnos a lo que nos hace felices, para luego fortalecer ese vínculo que los une.

Si sientes que hay muchos temas por resolver en tu vida y en tu relación de pareja que te impiden vivir una sexualidad placentera, no dudes en pedir ayuda a un psicólogo y ten en cuenta que hay gran variedad de profesionales especialistas en relaciones de pareja, que pueden ayudarte. En nuestra tienda online encontrarás las sesiones de #SexCoaching precisamente con ese objetivo.

Superado el tema físico y mental, hablemos de la triple estimulación:

Estimulación vaginal: 

Es la estimulación más común. Muchas parejas se van directo a tocar la vagina o introducir los dedos, el pene o juguetes sexuales, sin dedicarle tiempo al calentamiento previo. Ese es un error común que venimos a recordarte, porque sin dedicarle tiempo a la estimulación de todo tu cuerpo puedes tener una experiencia sexual pobre con dificultades para llegar al orgasmo. 

Deben darle chance al cuerpo de activarse, pasar por todas las fases de la respuesta sexual femenina: que comienza con el deseo que enciende la chispa, la excitación que continúa con la meseta si todo va bien, el orgasmo y la resolución. En este artículo te explicamos el detalle de cada una de las fases de tu respuesta sexual que debes conocer y entender.

Estimulación del clítoris: 

Él tiene la función primordial de hacernos sentir placer. Es la parte más erógena y sensible de una mujer. Estimularlo puede poner en marcha una respuesta fisiológica sexual.  

Si quieres aumentar tus posibilidades de tener un orgasmo vaginal, necesitas estimular el clítoris de forma directa. Esto puede hacerse con tus dedos, la lengua de tu pareja o un juguete sexual. Experimenta con diferentes movimientos, formas de presión y caricias para ver cual te funciona mejor. No hay patrones establecidos, cada mujer es única y puede variar sus formas de responder a los estímulos a lo largo de su vida. 

Para la estimulación del clítoris y de la vagina recuerda usar un gel íntimo de calidad con base agua, como el de Zenzsual para evitar molestias, fisuras o quemaduras que interrumpan la llegada al orgasmo. 

Estimulación anal: 

El placer de estimular el ano reside en la numerosa concentración de terminaciones nerviosas que tiene esta zona, que están muy próximas y conectadas al área sensible de los órganos sexuales y a los músculos pélvicos encargados del orgasmo, lo que aumenta el placer. 

La zona anal es sensible y reacciona a las caricias con sensaciones de placer. La masturbación anal consiste en estimular la entrada del ano desde fuera con uno o dos dedos u algún juguete sexual para producir altas dosis de placer. 

¡Poco a poco si es tu primera vez! 

El objetivo es estimularlo de forma suave y circular con lubricantes con base a silicona, como TabuLub de Zenzsual, para conseguir relajar la musculatura anal y paulatina y progresivamente (ese mismo día o en futuras sesiones si lo deseas) se puede ir introduciendo un dedo y acceder suavemente al canal anal.

¿Cómo comenzar con la estimulación anal?

  1. Empiecen jugando a tocar y masajear la zona del perineo para que el ano se vaya relajando.
  2. Luego cuando te sientas cómoda dile a tu pareja (o tu misma) puedes acariciar los alrededores del ano y con la otra mano puedes estimular el clítoris, hasta que tu cuerpo pida más y encuentres el momento perfecto para introducir el dedo.
  3. Una vez el dedo se encuentra en el interior del ano, prueba moverlo lentamente hacia fuera y hacia dentro hasta encontrar el mejor ritmo para ti.

Triple estimulación

Para ese momento ya estás trabajando una doble estimulación (clítoris y ano) la cual simultáneamente va generando mayor placer sexual. Y si lo combinas con la penetración vaginal serás la reina de la triple estimulación, que implica: la estimulación del clítoris + la estimulación del ano + la penetración vaginal.

Eso lo puedes lograr con la ayuda de tu pareja o en solitario, al momento de la autoexploración, utilizando un juguete sexual como TriOrgasmic, un vibrador que facilita la triple estimulación que mencionamos en este artículo: Clítoris, Punto G (vagina) y Punto Anal. Tiene un suave material tipo gel a base de TPE que permite una fricción delicada, es Látex Free (para quienes son alérgicos a este material) y puede ser controlado en diferentes velocidades, gracias a la independencia de los dos motores de vibración. 

¡Es hora de probarlo amiga! 

Es momento de tener más y mejores orgasmos porque la vida es corta. En #TuSaludIntima seguimos enfocadas en cumplir nuestro propósito de cuidar la salud femenina, y definitivamente, los orgasmos forman parte del bienestar sexual de la mujer. Únete a nuestra red de apoyo y abre un espacio de crecimiento en tu vida.

Visita nuestra tienda online TuSaludIntima para conocer los productos de cuidado femenino de Zenzsual. Y atenta porque en nuestras redes sociales nos mantenemos publicando tips informativos que puedes compartir con tus amigas, plantearnos tus dudas y comentarios.

FUENTE: