¡La sexualidad y la lactancia materna son compatibles!

 

lactancia materna

En la Edad Media las familias pudientes pagaban a una nodriza para que amamantara al bebé recién nacido, porque consideraban impuro mantener relaciones sexuales con una madre lactante y que el semen podía contaminar la leche. 

En el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2021, cuyo tema este año es: "Proteger la lactancia materna: una responsabilidad compartida", en este artículo nos dedicaremos a contarte algunas verdades sobre la sexualidad durante el periodo de la lactancia materna para que te prepares y riegues la voz.     

El postparto y sexualidad

¡Comencemos por el principio de esta historia! 

Para hablar de sexualidad durante el postparto y la lactancia debemos partir de que muchas cosas cambian en tu cuerpo en esa etapa, especialmente tu deseo sexual, el cual baja hasta el subsuelo por diversos motivos. 

Esto no es una condición exclusiva de la mujer, ninguna hembra mamífera se pone en celo durante la lactancia; las únicas que mantienen relaciones sexuales durante el periodo de lactancia son los humanos y los canguros. Se dice que esto sucede por una ventaja evolutiva, una reacción que la naturaleza ha desarrollado para preservar el interés de la madre por su cría recién nacida. 

Sabiendo esta realidad, es bueno que dejemos de culparnos por no tener deseo sexual durante esos días, ahora pasemos a conocer las razones del por qué suceden estos cambios en nuestra sexualidad.   

Los cambios físicos que llegan con el nacimiento del bebé

El parto es un suceso muy impactante e intenso porque:

  • Afecta principalmente las zonas del cuerpo involucradas en la sexualidad de la mujer.
  • Implica tener sensaciones fuertes e intensas en la vagina durante el nacimiento.
  • Implica haber sentido en muchos casos un dolor importante durante días o semanas por la episiotomía o la herida de la cesárea. 
  • A menudo, la episiotomía causa Dispareunia (relación sexual dolorosa) a largo plazo.

 Las causas hormonales:

  • El más importante es el cambio hormonal, pasamos de tener cifras astronómicas de estrógenos y progesterona segregadas por la placenta, tras el alumbramiento a quedarnos en niveles cero de esas hormonas. 
  • Segregamos más prolactina, que es una hormona antagonista de las que hacen tener libido y ser fértil: estrógenos, progesterona y testosterona.
  • Debido a la oxitocina que la madre segrega durante el orgasmo, algunas mujeres pueden tener un reflejo de eyección con salida de leche.
  • La mujer que amamanta, durante los primeros 6 meses está hormonalmente en una situación parecida a la menopausia. Por eso aparecen signos comunes a la misma, como sequedad vaginal y sofocos de calor.

El placer de amamantar

  • Es frecuente que las madres lactantes rechacen la estimulación de los pechos durante la relación sexual, como si quisieran reservarlos para su bebé. 
  • Y otras mujeres experimentan placer mientras dan el pecho a sus hijos. En condiciones normales amamantar es una experiencia muy agradable para ambos, madre e hijo. La lactancia, al igual que el embarazo, forma parte del ciclo sexual y reproductivo de las mujeres, y el desarrollo hormonal que se produce cuando el bebé succiona el pezón de su madre bien puede desencadenar sensaciones de placer físico. 
  • Algunas mujeres, además, pueden llegar a experimentar sensaciones más intensas e incluso excitación sexual. Algo que es normal no frecuente.

Esto nos recuerda que, gracias a la naturaleza humana, todas aquellas actividades que son imprescindibles para el mantenimiento de la vida (comer, reproducirnos, dormir) nos resulten sumamente placenteras y la lactancia no es una excepción. 

Los cambios emocionales y en nuestra rutina de vida

  • El posparto se convierte en una auténtica prueba de fuego para la pareja y para superarla es crucial la comunicación. La pareja debe saber que existen unos factores físicos y emocionales importantes que hacen que la mujer no sienta deseo sexual, pero que le sigue amando y necesitando más que nunca. 
  • El sueño y el cansancio que suelen tener todas las mujeres ―y también los hombres― que están criando a un bebé.
  • Una estructura familiar radicalmente nueva, puedan ayudar con el distanciamiento en la relación de una pareja, cambios repentinos en los sentimientos hacia el otro y en el deseo sexual. 
  • Toda la nueva realidad puede complicar las cosas al principio: 
    • Después del parto, la madre ha creado un vínculo intenso con el bebé, las endorfinas segregadas a raudales durante el parto han creado una especie de nube de amor en la cual sólo entran el recién nacido y la madre. Casi toda la energía sexual y afectiva de ésta se dirige hacia el recién nacido en una relación perfecta de amor mutuo.
    • En el posparto, la mayoría de las madres necesita el amor, afectividad y protección por parte de su pareja. Quieren abrazos y palabras de cariño, pero no les apetece practicar el sexo. 
    • El padre puede malinterpretar la demanda de cariño con demanda de sexo, y sentirse mal al ser rechazado. 
    • La madre puede intentar solucionarlo evitando el contacto físico y no demandando más cariño. 
    • El padre puede reaccionar pensando que la culpa es del bebé, pues desde que nació su mujer ya no es la misma, se ha vuelto distante y el bebé la tiene totalmente absorbida.

¿Cómo recuperar el equilibrio en la relación de pareja mientras amamantamos? 

Si ambos consideran que la intimidad del período de lactancia mejoró su vida sexual aprovéchenlo al máximo. Pero si como la mayoría eres de las mujeres que sienten conflictos con sus deseos, comienza por pensar que es una etapa circunstancial que pasará y, mientras tanto, enfócate en mantener las líneas de comunicación abiertas con tu pareja.

  • Conversen previamente y tengan en cuenta que por unas semanas cuesta mucho encontrar un momento para las relaciones sexuales, y cuando éste aparece es muy posible que el bebé lo interrumpa.
  • Aquellas mujeres que han tenido un parto natural, poco intervenido y sin traumatismos vaginales posiblemente no tengan problema alguno para reiniciar relaciones sexuales, y también es posible que su libido no baje tanto.
  • Si en tu caso tuvieron que hacer la Episiotomía y esto causa Dispareunia (relación sexual dolorosa) es mejor postponer las relaciones sexuales con penetración:
  • Se puede practicar el sexo sin penetración de forma muy variada y las caricias cobran especial importancia en esta etapa. 
  • Usar un gel íntimo hidratante con base agua (como el de Zenzsual) ayuda a combatir la resequedad vaginal, tener paciencia, cariño y respeto es lo mejor.

En todo caso, aunque se siga dando el pecho, alrededor de los 6 meses la prolactina ya no alcanza valores tan altos como en el posparto inmediato, pues la producción de leche deja de ser un fenómeno endocrino (controlado por las hormonas) y se mantiene gracias a la succión y vaciado frecuente de los pechos. Los niveles basales de estrógenos, progesterona y testosterona vuelven a subir, y también la libido empieza a recuperarse.

En lo afectivo la comunicación y comprensión es clave:

  1. La madre debe saber que él quizás se siente solo y excluido de la nube de amor, quiere ayudar y no sabe cómo hacerlo. 
  2. El padre puede abrazar y dar cariño sin esperar sexo a cambio, y muy posiblemente ello conduzca a mejorar la relación, y por tanto a aumentar el deseo sexual de su mujer.
  3. Los besos, una caricia ocasional o una palmadita en la espalda pueden comunicar esos sentimientos de mejor manera que un contacto físico más intenso. 
  4. Los cumplidos sinceros pueden significar mucho para una nueva madre, quien puede sentirse más vulnerable y puede no sentirse cómoda con su cuerpo después del parto.
  5. Dichas palabras de apoyo y fortalecimiento pueden actuar como un afrodisíaco altamente efectivo para muchas nuevas mamás (si no ahora, posteriormente) y puede mejorar su relación aún cuando se aseguran de proveer una buena salud para su hijo.
  6. Recuerda que la intimidad no se compara con tener relaciones sexuales; en su lugar, es importante que sientan cercanía y fortalezcan la unión.

A pesar de que las parejas pueden sentir que su vida sexual ha cambiado con el nacimiento del bebé, estudios han demostrado que la mayoría de las parejas reanudan las relaciones sexuales aproximadamente siete semanas después del parto, aunque la actividad sexual de las parejas lactantes tiende a reanudarse de forma más gradual que la de las parejas que alimentan con un alimentación sustituta (fórmula infantil) durante el primer año. 

Al considerar este patrón de actividad sexual como normal y parte de una transición del embarazo a la vida familiar, es posible que se puedan asumirlo de forma diferente, relajarse juntos lo suficiente durante esa temporada de su vida sexual para concentrarse en disfrutar los maravillosos cambios que suceden en su familia.

Nunca olvidemos los beneficios destacables de la lactancia materna:

  • Es beneficiosa para la madre a nivel psíquico y físico, porque ese vínculo constante les ayuda a desarrollar lazos afectivos con sus hijos.
  • Reduce el riesgo de sufrir cáncer de ovarios o de mama.
  • Las mujeres que amamantan tienen menos incidencia de padecer osteoporosis y diabetes a lo largo de su vida. 
  • Te hace sentir segura y con mayor confianza en sí misma.
  • Reduce la depresión post parto. 
  • Facilita la recuperación física del parto. 
  • La madre aprende a interpretar más rápidamente y mejor las necesidades del bebé en cada momento.
  • La lactancia materna es la mejor forma de alimentación para los niños; por proveer los mejores nutrientes y los medios de defensa necesarios para protegerlos de futuras infecciones.

Si consideras que necesitas apoyo profesional para superar este camino de compaginar la sexualidad, la relación de pareja, la maternidad y la lactancia materna, no dudes ni un segundo en buscar ayuda profesional. En nuestra tienda online encuentras las sesiones de SexCoaching para conversar con profesionales.

En #TuSaludIntima seguimos enfocadas en cumplir nuestro propósito de cuidar la salud femenina y el bienestar sexual de la mujer, y definitivamente, la lactancia y la maternidad es un momento importante donde necesitamos mantenernos informadas y crear nuestra red de apoyo, que nos abre un espacio de crecimiento.

Visita nuestra tienda online TuSaludIntima para conocer más de los productos de cuidado femenino de Zenzsual. En nuestras redes sociales nos mantenemos compartiendo tips de utilidad y únete al #TeamZenzsual para compartir esta información con tus amigas, dejarnos tus dudas y comentarios.