ZENZSUAL y COVID-19 TRABAJAMOS CON TODA LA SEGURIDAD SANITARIA EN NUESTROS ENVÍOS. SE PUEDEN PRESENTAR DEMORAS POR LA PANDEMIA. LOS ENVÍOS A EUROPA HAN SIDO SUSPENDIDOS.

Lo que nuestros adolescentes deben saber del embarazo precoz

embarazo precoz

Te compartimos una guía para la conversación que muchos padres evitan pero que, de seguro, deben tener con sus hijos adolescentes sobre la sexualidad y la maternidad.

Para algunas mujeres jóvenes el embarazo es algo previsto y deseado. Sin embargo, la experiencia también nos indica que, para otras adolescentes esto no es así. Según la Organización Mundial de la Salud cerca de 16 millones de adolescentes entre los 15 y 19 años dan a luz cada año. Los bebés nacidos de madres adolescentes representan aproximadamente el 11% de todos los nacimientos en el mundo; considerando que el 95% de ellos ocurren en los países en desarrollo. 

La clave para la prevención del embarazo no planificado en adolescentes se basa en educar a las y los jóvenes acerca de las opciones anticonceptivas para permitirles tomar decisiones libres, responsables e informadas sobre cuándo y cuántos hijos tener.

Estar dispuestos a conversar y escuchar sin prejuicios es el mejor recurso que un padre o madre puede dar a sus hijos en la cultura preventiva del embarazo precoz. Para ello es necesario, que como adultos responsables estemos dispuestos a recibir y atender sus planteamientos, sin necesidad de ser un experto.

El sexo puede ser algo grandioso para muchas personas, pero también tiene consecuencias. Tener sexo puede llevar a un embarazo o a contraer/contagiar una Enfermedad de Transmisión Sexual o ETS, así que es importante saber cómo protegerte. Es por eso que las conversaciones abiertas y sin juicios de valor que sostengas con tus hijos sobre el sexo, la pubertad, sus cuerpos y las relaciones los ayudará a mantenerse saludables y seguros a medida que crezcan. 

Para que puedas lograrlo debes informarte correctamente, con fuentes expertas y confiables que te brinden las herramientas para apoyar a tus hijos cuando tengan preguntas o necesiten consejos desde que son niños y a medida que van creciendo.

¿Cómo ayudar a mi hijo o hija adolescente para prevenir un embarazo no deseado?

Puedes ayudarle a evitar un embarazo invitándolo a concentrarse en los objetivos de vida y pensar en las maneras en las que un embarazo se interpone a esos objetivos y lo que quiere para su futuro.

Hazle saber el riesgo al cual se expone de contraer alguna enfermedad de transmisión sexual (ETS). Es importante, que conozca cuáles son las enfermedades que puede contraer y sus consecuencias, desde el Virus del Papiloma Humano hasta el VIH.

Conversar sobre los múltiples métodos anticonceptivos seguros y efectivos, la importancia de consultar al médico ginecólogo para escoger la mejor opción y la alternativa de utilizar condones y obtenerlos fácilmente en la farmacia o tienda de conveniencia.

¿Piensas que tu adolescente es sexualmente activo pero no han hablado sobre ello? 

Encuentra el momento propicio para conversar. Empieza por recordarle que lo amas sin importar qué, y que quieres hablar porque le importas. Pregunta si está teniendo sexo, y sí es así, si utilizan anticonceptivos y condones. Puede hacerte cualquier pregunta sobre métodos anticonceptivos o condones. Puedes enfatizar su importancia, y que  así ningún embarazo no planeado cambiará sus planes para el futuro.

Es importante decirle que le amas y que siempre puede acudir a ti si está preocupado por un embarazo. Muchas adolescentes retrasan la noticia a sus padres o hasta se niegan a sí mismas el embarazo por muchos meses. Cuanto antes te cuente sobre un embarazo, mejor es para su salud y su bienestar emocional.

Asistan al médico especialista, para verificar o descartar el embarazo. Y si no es positivo, iniciar la mejor estrategia anticonceptiva y de planificación.

Los 7 imprescindibles de la prevención del embarazo precoz:

  1. Abstinencia: la sexualidad requiere un nivel de madurez y no debe ser apresurada, por lo que es mejor retrasar el inicio de la sexualidad hasta tanto tenga la responsabilidad para asumirlo y vivirlo a plenitud.
  2. Comunicación: habla abiertamente y con respeto con tus hijos sobre las implicaciones asociadas a la sexualidad. Lo bueno y lo malo, los límites y las condiciones que debe haber en la pareja.
  3. Educación: que ellos conozcan a donde están entrando, y que no solo se trata de placer o amor, sino también los riesgos a la salud y las implicaciones en el largo plazo.
  4. Valores: preocúpate por darle valores sólidos desde la infancia, que le ayuden a formar su propio criterio y a tomar las decisiones que más le convengan en su vida.
  5. Apoyo y orientación: que sienta que tiene ayuda y que cuenta contigo para acudir en caso de dudas o si sospechan de un embarazo.
  6. Sin presión: que tenga la suficiente madurez para no caer bajo presiones del círculo social o de la pareja que tenga.
  7. Responsabilidad: que una vez que decida iniciar su vida sexual, tenga pleno conocimiento y asuma la responsabilidad que requiere el sano disfrute de la sexualidad.

La mayoría de los adultos del presente fuimos educados bajo diferentes conceptos y creencias sobre la sexualidad las cuales han ido evolucionando con el tiempo. El reto de educar a nuestros hijos para que puedan vivir una sana sexualidad desde su juventud es nuestra responsabilidad y si consideras que esta situación sobrepasa tus estándares y límites, considera escuchar a un experto.

Para ello disponemos en nuestra web: Zenzsual.com de sesiones de #SexCoaching para que puedas conversar del tema, compartir puntos de vista y sacar las mejores conclusiones que te permitan ayudar a tus hijos o inclusive darle esta opción a ellos para que conversen de las inquietudes de su sexualidad directamente con un especialista.

La meta es que desde jóvenes cuenten con la información necesaria para tener una sana sexualidad y no se dejen llevar por la inercia o por la influencia de terceras personas.

Nosotras en #TuSaludIntima ponemos los productos #Zenzsual a disposición de las mujeres (desde las más jóvenes, las adultas que entraron en la menopausia y hasta la tercera edad). Como la espuma limpiadora y el gel íntimo  #Zenzsual, ambos de uso diario, el suplemento nutricional para revivir el deseo #LibiZens (para ellas y para ellos) y el entrenador vaginal #VagiYoga para fortalecer el suelo pélvico y realizar los Ejercicios de Kegel.

Siempre pensando que la salud femenina debe ser atendida en todas las etapas de la vida.

FUENTE: