ZENZSUAL® y COVID-19 TRABAJAMOS CON TODA LA SEGURIDAD SANITARIA EN NUESTROS ENVÍOS. SE PUEDEN PRESENTAR DEMORAS POR LA PANDEMIA. LOS ENVÍOS A EUROPA HAN SIDO SUSPENDIDOS.

Vive con menos estrés y más deseo

 

menos estrés más deseo

El estrés ataca nuestras defensas, deteriora nuestra salud y prácticamente desaparece nuestro deseo sexual. Esta situación debe encender todas nuestras alarmas, empecemos por analizar qué podemos hacer por cuidar nuestro deseo sexual.

¿Sabías que tu cuerpo reacciona ante el estrés liberando hormonas? Estas hormonas hacen que tu cerebro se ponga en alerta ante el peligro, hacer que tus músculos se tensionan y tus pulsaciones también se incrementen. Estas reacciones son muy útiles para momentos específicos cuando en realidad estamos en peligro, como mecanismo de protección si necesitamos responder rápido, pero imagínate someter a tu cuerpo constantemente a este tipo de situaciones.

Así aparece en nuestras vidas el Estrés Crónico, pasando desapercibido, pero llevándose todo a su paso y presentando muchos síntomas físicos y emocionales. Es en ese momento cuando el estrés deja de beneficiarnos siendo el factor desencadenante de muchas enfermedades, porque nuestro cuerpo se mantiene en estado de alerta -incluso cuando no hay peligro- y con el tiempo aparecen enfermedades tales como:

  • Presión arterial alta
  • Insuficiencia cardíaca
  • Diabetes
  • Obesidad
  • Depresión o ansiedad
  • Problemas de la piel, como acné o eczema
  • Problemas menstruales

El estrés crónico también genera otros síntomas menos perceptibles. Entre los más comunes se encuentran:

  • Diarrea o estreñimiento
  • Mala memoria
  • Dolores y achaques frecuentes
  • Dolores de cabeza
  • Falta de energía o concentración
  • Problemas sexuales (incluyendo: baja de la libido y de interés por la sexualidad)
  • Dolor de cuello o mandíbula 
  • Cansancio
  • Problemas para dormir o dormir demasiado
  • Malestar de estómago
  • Uso de alcohol o drogas para relajarse
  • Pérdida o aumento de peso
  • Cambios de humor que pueden ir desde la tristeza, hasta el enfado o la irritabilidad.

¿Qué causa el estrés en nuestra vida?

Muchas pueden ser las causas del estrés, pero hay algunas situaciones recurrentes que tienen que ver con las relaciones que desarrollamos a lo largo de nuestra vida, las cuales pueden complicarse y afectar nuestra cotidianidad e inclusive nuestra sexualidad, tales como:

  • Casarse o divorciarse
  • La muerte de un cónyuge o un familiar cercano
  • Tener un bebé o no poder concebirlo
  • Problemas en casa o con la familia
  • Problemas en el trabajo o empezar un nuevo empleo
  • Despido / Jubilación
  • Problemas de dinero
  • Mudanza
  • Tener una enfermedad grave

El estrés y su efecto en la sexualidad femenina

Bajo una situación de estrés crónico, te sientes más cansada, tensa, preocupada e incluso con el ánimo por el piso. Esto puede significar, que pierdas las ganas de mantener relaciones íntimas, o que simplemente, este aspecto de tu vida quede de último entre las prioridades.

Debes prestar atención porque los cambios hormonales que resultan como efecto del estrés, pueden desencadenar los siguientes problemas en tu sexualidad:

  • Falta de lubricación (que genera relaciones sexuales dolorosas o irritantes)
  • Descenso de la libido (falta de apetito sexual)
  • Dificultades para llegar al orgasmo
  • Alteraciones en el ciclo menstrual

Estos son otras de las consecuencias más habituales que se presentan en las mujeres cuando viven bajo situaciones de estrés durante mucho tiempo:

  • Dolores de cabeza y jaquecas (sobre todo justo antes de la menstruación)
  • Pérdida de pelo
  • Acidez de estómago
  • Náuseas
  • Crisis de angustia
  • Micciones reiterativas
  • Dolores musculares
  • Dolor torácico
  • Insomnio
  • Fatiga crónica
  • Estreñimiento
  • Problemas en la piel (eccemas, falta de luminosidad, mayor sudoración y vello excesivo).

¿Qué hacer si el estrés está arruinando tu vida sexual?

Tener poco deseo sexual es una situación difícil para cualquier pareja. Incluso puede generar conflictos si la otra persona se sienta rechazada. Pero vale la pena recordar que los cambios en el deseo sexual son normales en todas las relaciones y en todas las etapas de la vida. Por eso te recomendamos tener en cuenta estas recomendaciones para reducir el estrés y equilibrar tu sexualidad, a pasar de las situaciones difíciles de la vida: 

Reconócelo y dile STOP

¿Qué te genera estrés? Si reconoces las señales de la llegada del estrés en tu vida es fácil tomar conciencia, atacar y detenerlo. Identifica esas situaciones detonantes del estrés en ti. Pueden ser la familia, los estudios, el trabajo, las relaciones, el dinero o los problemas de salud. Una vez que comprenda de dónde viene su estrés podrá idear maneras con las cuales lidiar con ellas.

¿Cómo se manifiesta el estrés en tu cuerpo? Hay algunas señales físicas que te envía tu cuerpo cuando te sientes estresada. Como el sentimiento de ira, irritabilidad, insomnio, dolores de cabeza o malestar estomacal. ¡Presta atención y escúchalo! ¿Cuáles son las señales en tu caso? ¿Cómo se manifiesta el estrés en ti? Si ya tienes la respuesta entonces comienza a trabajar para manejarlo. Es válido pedir ayuda para aprender a reconocerlo y para aprender algunas técnicas para resolverlo.

Controla el estrés en tu vida

Existen muchas maneras de manejar el estrés. Prueba con la que mejor te funcione. Aquí te compartimos algunas opciones: 

  • Acepta aquello que no puedes cambiar. Al hacerlo puedes dejarlas ir y no alterarte. 
  • Evite las situaciones estresantes. Siempre que le sea posible, aléjese de la fuente del estrés. Por ejemplo, si su familia discute en los días festivos, dese un descanso y salga a caminar o a dar una vuelta en el auto.
  • Haz ejercicio.  Al hacer ejercicio, tu cerebro libera químicos que lo hacen sentir bien. También puede ayudarle con su energía reprimida o su frustración. Busque algo que disfrute, ya sea caminar, montar en bicicleta, jugar softball, nadar o bailar, y hágalo por al menos 30 minutos la mayoría de los días.
  • Sé más positiva ante los desafíos. Cambia tu perspectiva. Puedes hacerlo reemplazando los pensamientos negativos con pensamientos más positivos. Puede parecer difícil al principio, pero podría descubrir que esto le ayuda a dar un giro a la manera como afrontas la vida.
  • Date la oportunidad de hacer que te guste. Especialmente cuando el estrés llega y te sientes decaída. Puede ser algo tan simple como leer un buen libro, escuchar música, ver su película favorita o salir a cenar con un amigo. Intenta hacer al menos una cosa al día que sea solo para ti.
  • Relájate como prefieras. Busca una opción para lidiar con el estrés del día, hacer una parada para respirar profundamente, disminuir el ritmo cardíaco y reducir la presión sanguínea. Puedes probar desde respiraciones, meditación, hasta yoga y taichí. O si no es lo tuyo, simplemente date unos minutos en silencio sin teléfono ni pantallas, para ver por la ventana sin un plan más allá de la contemplación.
  • Habla con tus seres queridos. No permitas que el estrés arruine tu vida social. Hablar con familiares y amigos puede ayudarte a sentirse mejor. También puedes confiar tus problemas a un amigo como una forma de ayudarte a ver el asunto desde otra perspectiva y resolverlo mejor.
  • Duerme bien. Descansar suficientemente puede ayudarte a pensar con más claridad y tener más energía para manejar los problemas. Asegúrate dormir entre 7 y 9 horas todas las noches.
  • Lleva una dieta equilibrada. Comer alimentos saludables te dará la energía que necesita tu cuerpo y tu mente para superar el estrés. Evita el azúcar y consume muchas verduras, frutas, granos integrales, lácteos reducidos o libres de grasas y proteínas magras.
  • Planificate. Haz una lista de prioridades, establece límites y ten presente que está bien decir no algunas veces para no atiborrarse de tareas que luego te estresen y te frustren. Además, puedes pedir ayuda cuando la necesites.
  • En esos días de más estrés, ayuda a aligerar la tensión al hacer alguna actividad extraordinaria que te distraiga y te relaje. Algunas opciones pueden ser:
    • Come en tu restaurante favorito.
    • Haz una larga caminata. 
    • Duerme un poco más. 
    • Saluda a tu pareja con un beso antes de irte. 
    • Llama a esa persona especial con quien te gusta hablar.

 Adquiere nuevos hábitos a tu vida íntima:

    • Reserva tiempo para la intimidad
    • Haz alguna actividad nueva junto a tu pareja
    • Añade atractivo a tu vida sexual. Al innovar en tu sexualidad abres la curiosidad y revives el interés que se va perdiendo con la rutina.
    • Entrena tu mente para pensar más en sexo. Puedes imaginar esas situaciones ideales, leer literatura erótica-romántica, ver algunas películas o series de ese género, que te hagan pensar en tu sexualidad y revivir el deseo.
    • Para atender la falta de lubricación usa un gel íntimo de calidad como el Zenzsual, el cual puedes conseguir en nuestra tienda online AQUÍ. El cual tiene altas concentraciones de ácido hialurónico, lo cual facilita la hidratación y regeneración de los tejidos que van perdiendo su tonicidad y su color rosado natural.

LibiZenzs™: el libido booster

En resumen, podemos decir que, para crear el ambiente que te permita conseguir el estado anímico-erótico ideal debes equilibrar los aspectos básicos de tu vida (como la alimentación, el ejercicio y el buen dormir) y sumado a ello, debes poner en marcha todas las alternativas para atacar al estrés con las mejoras en tu estilo de vida y tu intimidad. 

Con la puesta en marcha de ambas estrategias para luchar contra el estrés, llegó el momento de darle un empujón a tus energías, con la ingesta de un suplemento nutricional como LibiZenzs™, el cual fue creado por las fundadoras de Zenzsual y TuSaludIntima específicamente para incrementar la libido femenina. Este suplemento nutricional actúa sinérgicamente para mejorar otros aspectos de la vida de la mujer involucrados en el deseo sexual, tales como: el estado de ánimo, la energía y la sensación de bienestar. 

 LibiZenzs™ actúa ayudando a mantener el equilibrio hormonal de tu cuerpo, disminuyendo el porcentaje de grasa corporal, gracias a que está compuesto por principios activos naturales, a partir de una combinación de hierbas, aminoácidos, vitaminas, minerales y oligoelementos, entre los que destacan: Maca Root, Korean Ginseng Tribulus Terrestris, Tongka Ali, Horny Goat Weed, Ashwagandha Root y Zinc. 

¡Cuida tus avances! Evita desahogarte con hábitos poco saludables

No caigas en tentaciones que simplemente representan un respiro momentáneo, que luego pueden desencadenar otros problemas en tu vida:

  • No comas en exceso ni comida chatarra
  • No fumes
  • No bebas alcohol ni consumas drogas
  • No exageres. No se trata de dormir demasiado o no dormir lo suficiente

¡Conéctate con nosotras a través de nuestras redes sociales @TuSaludIntima, la Dra. Sofía Herrera @Tu_ginecologa y la Dra. Klara Senior @DoctoraKlaraSenior, y cuéntanos cuáles fueron los resultados de estas estrategias para impulsar tu deseo sexual. Para obtener los productos Zenzsual visita nuestra tienda online www.TuSaludIntima.com Y en nuestro canal de Youtube #TuSaludIntima encontrarás muchos videos de las fundadoras de #TuSaludIntima.

FUENTE: