ZENZSUAL y COVID-19 TRABAJAMOS CON TODA LA SEGURIDAD SANITARIA EN NUESTROS ENVÍOS. SE PUEDEN PRESENTAR DEMORAS POR LA PANDEMIA. LOS ENVÍOS A EUROPA HAN SIDO SUSPENDIDOS.

Que la cistitis de la luna miel no te delate

cistitis

Si luego de 24-48 horas de tener relaciones sexuales, sientes constantemente ganas de ir al baño, acompañado de dolor o ardor al orinar, puedes estar en presencia de la Cistitis Postcoital, mejor conocida como la Cistitis de la Luna de Miel. A continuación, encontrarás algunos consejos para evitar ser víctima de esta molestia que te pone en riesgo.

La cistitis es una inflamación de la vejiga que, por lo general, se produce a causa de una infección producida generalmente por bacterias, las cuales ingresan a la uretra y se desplazan a la vejiga. La uretra es ese conducto que permite que la orina pase de la vejiga al exterior de tu cuerpo. Y es importante, que sepas que las bacterias pueden provenir del segmento inferior de los intestinos, del área rectal o de la piel.

En un alto porcentaje los casos de infección urinaria, sea provocada o no por las relaciones sexuales, la bacteria responsable es la Escherichia coli (E. coli). Ella vive habitualmente en nuestro intestino en donde se mantiene en perfecta armonía con nuestro organismo, sin embargo, cuando sale de esa zona puede llegar a ser muy agresiva. 

La infección de orina aparece cuando la E.coli, que debería permanecer en el intestino, empieza a colonizar el área que rodea la vagina. Esto es el primer paso para que la cistitis se desarrolle ya que una vez que las bacterias intestinales consiguen establecerse alrededor de la vagina, tienen mucha más facilidad para penetrar la uretra y llegar hasta la vejiga, haciendo estragos. 

El síndrome de la cistitis de la luna de miel aparece cuando, gracias a la fricción provocada durante el coito, las bacterias presentes en la zona logran penetrar hacia el interior de la uretra. Por tanto, cuanto más intensa sea la actividad sexual y con mayor periodicidad se practique, mayor es el riesgo de contraer cistitis.

Síntomas: ¿Cómo saber si lo mío es Cistitis?

Los síntomas pueden incluir:

  • Necesidad de orinar frecuente y urgentemente
  • Pasar pequeñas cantidades de orina
  • Dolor en el abdomen, el área pélvica o la zona lumbar
  • Sensación de ardor al orinar
  • Filtración de orina
  • Urgencia de ir a orinar en la noche
  • Orina de color oscuro y con mal olor
  • Sangre en la orina
  • Fiebre baja
  • Fatiga

Como un simple descuido puede exponer tu salud, es importante que aprendas a reconocer los factores que aumentan el riesgo de padecer cistitis:

  • Antecedentes de cistitis aguda
  • Actividad sexual 
  • Uso de diafragma o condones. Ya que los espermicidas alteran la flora bacteriana de la vagina matando las bacterias “buenas” y facilitando la colonización de bacterias que proceden del intestino.
  • Si tienes penetración vaginal, después de tener sexo anal, lo que te expone enormemente a la migración de bacterias del intestino hacia la vagina; favoreciendo la aparición de infecciones.

Y otros factores, tales como:

  • Antecedentes de infección urinaria durante la infancia.
  • Sistema inmunitario comprometido.
  • Estar embarazada.
  • Tener una sonda vesical o uso de catéter.
  • Tener enfermedades, tales como: Diabetes (tipo 1 ó tipo 2), cálculos renales, trasplante de riñón o hipertrofia prostática benigna.

¿Qué hacer si tengo Cistitis?

Si presentas estos síntomas consulta al médico ginecólogo, quien verificará tu estado de salud y tus antecedentes clínicos. Te examinará y ordenará un examen de orina para detectar la presencia de bacterias.

Será tu médico quien te recete los antibióticos indicados para su tratamiento, así como otros medicamentos para reducir el dolor y los demás síntomas.

¿Cómo evitar la cistitis de la luna de miel?

A continuación, mencionamos algunas recomendaciones básicas de rutina diaria que te alejarán de las infecciones y te ayudarán a mantener las vías urinarias sin bacterias:

  • Bebe abundante agua: eso provocaría un incremento del volumen de orina y de la frecuencia de la micción. Evitando la acumulación de las bacterias.
  • Orina después de tener relaciones sexuales: así lavas la uretra y empujas hacia fuera las bacterias que pudieran haber entrado durante la fricción sexual. Además, el pH ácido de la orina también ayuda a reducir la actividad de estas bacterias. 
  • Límpiate de adelante hacia atrás después de defecar, para evitar la contaminación cruzada ano-vulva.
  • Lava tus genitales diariamente: pero cuidado con el lavado excesivo, ya que puede tener el efecto contrario, porque la flora vaginal puede resultar alterada facilitando de esta forma la colonización por bacterias patógenas. 
  • Bajo ningún concepto utilices jabón común de ducha ni productos perfumados, ya que pueden arrastrar y resecar la delicada membrana mucosa de la vagina (tu capa protectora) y alterar el equilibrio del pH.

En su lugar, te recomendamos utilizar un producto neutro, como la espuma limpiadora de #Zenzsual, que cuida el delicado equilibrio del pH ácido de la zona y la protege de infección, gracias a sus componentes como el extracto de cranberry.

  • No utilices desodorantes vaginales o aerosoles femeninos, ya que pueden causar irritación, exponerte a infecciones y te impide reconocer si estás en presencia de algún aroma extraño en tu vulva que te de indicios de infecciones.
  • Utiliza diariamente un lubricante de calidad: si tienes resequedad vaginal puedes tener más riesgo de infección urinaria después del sexo. Cuanto menos lubricada esté la mujer en el momento de la penetración, mayor será la fricción durante el coito. 

Por eso siempre recomendamos la hidratación de tus genitales diariamente y durante las relaciones íntimas con un gel íntimo, que sea a base de agua y que contenga altas concentraciones de ácido hialurónico, el cual facilita la regeneración de los tejidos afectados por la resequedad. 

Ten presente que, el gel íntimo de Zenzsual responde a esas características y te aleja de las infecciones. Puedes aplicar una pequeña cantidad de este gel íntimo, que además contiene ácido cítrico que te protege de las infecciones, es orgánico, no testeado en animales y biocompatible.

  • Evita la penetración vaginal, después de tener sexo anal o utiliza preservativos diferentes en caso de hacerlo para evitar la transmisión de bacterias anales a tu vagina. 
  • No uses ropa interior ajustada o sintética. Prefiere el algodón y fibras naturales más cómodas y frescas.
  • Consume más jugo de arándanos en tu dieta regular. Algunos estudios indican que es beneficioso para la prevención de infecciones urinarias.

En #TuSaludIntima vivimos para acompañarte a vivir una sexualidad sana, cuidando tu salud femenina. No dejes que el descuido te afecte y aprovecha esta información a tu favor para que logres el bienestar y el equilibrio que tanto buscamos.

En ese camino, te ponemos a la orden los productos Zenzsual, especialmente creados para tu zona íntima y te invitamos a mantenernos en contacto, a través de nuestras redes sociales @tusaludintima @doctoraklarasenior @tu_ginecologa. Y busca los videos que te dejamos en nuestro canal de YouTube “TuSaludIntima”.

¡Hasta la próxima semana! Cuando seguiremos seleccionando los temas más interesantes que impactan y transforman tu esencia femenina.

FUENTE: