ZENZSUAL y COVID-19 TRABAJAMOS CON TODA LA SEGURIDAD SANITARIA EN NUESTROS ENVÍOS. SE PUEDEN PRESENTAR DEMORAS POR LA PANDEMIA. LOS ENVÍOS A EUROPA HAN SIDO SUSPENDIDOS.

¡Los 10 imprescindibles para disfrutar del sexo anal con seguridad!

por detrás sexo anal

Si eres de las que le gusta experimentar cosas nuevas, innovar en tu sexualidad y estás dispuesta a perder el miedo y los tabúes detrás del sexo anal, en este artículo te explicamos el paso a paso para que tengas una experiencia positiva y segura.

Si esta noche llegas a casa y cuando estés romántica con tu pareja a punto de tener relaciones sexuales, él te pide intentar probar por detrás ¿qué le dirías?, ¿estás preparada para contestar esa pregunta? 

En Zenzsual te recomendamos que analices la situación antes de responder, que no lo hagas por complacer a nadie de primeras. Si te llama la atención, conversen juntos para tomar una decisión. Hasta nos atrevemos a recomendarte que juntos vean este live del Show #UnaNocheIntimayZenzsual que tuvimos hace poco con nuestra amiga María Marín @mariamarinonline, donde hablamos de este tema, para que cuentes con información ¡SERIA! que te permita tomar la mejor decisión.

Si ya estás convencida y te decidiste a probar la técnica del sexo anal, debes estar mentalmente preparada para vivir esta experiencia. Te invitamos a seguir estos 10 consejos básicos que te damos, para crear el ambiente propicio para la satisfacción sexual, el erotismo y que logres tener un encuentro anal placentero y seguro.

Los  secretos para el éxito del sexo anal:

Lo que debes hacer ese día:

1. Asegúrate de vaciar tus intestinos previamente.

Ya que si tienes heces acumuladas en la bolsa que se ubica después de la entrada de tu ano, a donde llegará el pene, puede ser muy doloroso para ti. Presta atención a este detalle especialmente si sufres de estreñimiento, ya que tendemos a acumular heces duras en esa zona.

2. Higiene Íntima

Antes de iniciar la sesión, los dos deben asearse bien para evitar la contaminación cruzada con la transmisión de bacterias fecales del ano a la vagina a través del pene. Es una buena excusa para bañarse juntos y que puedas frotar la espuma limpiadora de Zenzsual por sus genitales, asegurándote de que queden limpios de una manera erótica.

3. Utiliza mucho gel íntimo para evitar molestias y dolores

Esta noche no puede empezar si no tienes un lubricante de calidad. Nosotros recomendamos el gel íntimo Zenzsual que se absorbe rápidamente y contiene altas concentraciones de ácido hialurónico, el cual hidrata directamente la mucosa y el tejido de esa zona, facilita la penetración anal, evita cualquier dolor asociado al roce y las molestias posteriores en el caso de haya alguna pequeña fisura anal, porque te ayudará a cicatrizar más rápido.

Además, es un gel ideal para la hidratación diaria de los genitales, para el momento de tener relaciones sexuales y durante la masturbación.

4. Utiliza condón o preservativo

Así lo hagas con la persona que le tienes más confianza en el mundo debes utilizar condón, pues solo de esa manera evitarás la contaminación cruzada que se produce cuando traes bacterias desde el ano hacia la vagina o a su uretra, lo que además le puede producir al hombre una terrible infección llamada prostatitis, cuyo tratamiento puede ser muy largo.

5. Inténtalo cuando llegues al máximo nivel de excitación

Un truco bajo la manga si quieres que la noche termine por detrás, es que tengas en cuenta que para probar el sexo anal es importantísimo que estés en tu máximo nivel de excitación, para lograrlo aquí te dejamos estos trucos:

  • Para excitarte lo suficiente puedes empezar con penetración vaginal y mientras tu pareja está penetrando por delante, tú puedes ir estimulando suavemente tu clítoris para encender tus estímulos.
  • Simultáneamente, mientras él continúa penetrando, pídele que te de masajes suaves con sus dedos y lubricante en la zona del periné (esa área entre la vagina y el ano).
  • Cuando él sienta que la entrada del ano está relajada, que lo estás disfrutando y le das la indicación para dar otro paso, le pides que vaya penetrando tu ano con los dedos para ir ampliando ese espacio y continuar relajando la zona, hasta que sientas que puedes intentarlo con el pene, poco a poco y con mucho gel íntimo.

6. Si en algún momento te duele...

Dile a tu pareja que pare un momento y retrocedan un paso, volviendo a retomar el nivel de excitación poco a poco. ¡Sin presión! Hazlo a tu ritmo, despacio y tómate el tiempo que sea necesario. Puede ser que lo logren en la primera prueba o que experimenten en varias ocasiones antes de llegar por esa vía y tener placer.

7. Ten presente los riesgos asociados del sexo anal

  • Si sufres de hemorroides crónica, puedes probar cuando tus hemorroides no estén activas. ¡Siempre con mucho lubricante! Desiste si tienes dolor al penetrar o al hacer pupú.
  • No abuses de la técnica. Es cierto que se trata de una técnica que puedes hacer de vez en cuando con esa persona realmente especial, para no abusar de la flexibilidad de la zona. Ya que si lo haces con mucha frecuencia o utilizas juguetes sexuales de gran tamaño en el ano pones en riesgo tu salud.
  • Recordemos que el ano es un esfínter que, si lo estiras mucho, por la introducción de objetos o por uso excesivo, comienzas a romper las fibras, no le das tiempo de cicatrizarse por la alta frecuencia de uso y ¡PUEDE QUEDAR INCOMPETENTE!, es decir que no sirve, que no cierra, produciendo la salida de las heces y los gases espontáneamente.
  • ¡Infecciones! Ya te dijimos que ¡SOLO ES SEGURO SI UTILIZAS CONDÓN! Pues existe un alto riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual y transmisión de bacterias propias del ano que son pasadas al hombre, generando una fuerte infección llamada Prostatitis, la cual dura mucho tiempo y es difícil de curar. Y en el caso de la mujer, también puede contraer bacterias, que se deriven en vaginitis e infecciones urinarias.
  • Si crees que es antihigiénico, es bueno que sepas que la boca y el recto tiene más o menos la misma cantidad y tipo de bacterias, con sus salvadas diferencias. Así que es posible hacerlo, siguiendo los pasos correctos y tomando las precauciones que te dimos anteriormente. Sin embargo, los escrupulosos pueden recurrir a un enema o ducha anal de vez en cuando, sin abusar de este recurso.

8. La clave es que puedas tener una comunicación constante con tu pareja

Para que cada paso que den vaya por el camino seguro y logren juntos el máximo placer. Comuníquense mucho, hablen de lo que sienten, de lo que les preocupa, pero sobre todo, de aquello que los hace feliz, para que puedan entenderse y hacer de esta experiencia un momento memorable y placentero para los dos.

9. Puedes ayudarte leyendo contenido erótico constantemente

Para estimular tu cerebro y mantener tus sentidos a tono. Ya que recordemos que nuestro principal órgano sexual es el cerebro y nuestros pensamientos son responsables de un porcentaje alto de nuestra satisfacción.

10. ¡Prepárate previamente!

Si estás desanimada por estos días, con la libido en su nivel mínimo y hasta débil, por lo menos un mes antes te recomendamos comenzar a tomar un libido booster como LibiZenzs diariamente, el cual te ayudará a equilibrar tu sistema hormonal, elevar tus niveles de testosterona y recuperar ese deseo, porque es clave que llegues al máximo nivel de excitación para probar esta técnica anal.

Lo puedes tomar en la mañana para tener energía todo el día. Puedes ingerir de 1 a 3 pastillas con el desayuno o el almuerzo. No recomendamos su uso después de las 2 p.m. Comienza con una cápsula en la primera semana, y si lo consideras necesario vas incrementando la dosis a 2 pastillas la segunda semana y a 3 pastillas durante la tercera semana. Muchas mujeres consideran que es suficiente con una sola pastilla. Si es así, no hace falta que subas la dosis en la segunda semana. Ten en cuenta que LibiZenzs viene en una presentación de 90 cápsulas, que te puede durar hasta 3 meses.

No dejes de visitar nuestra página web www.zenzsual.com y búscanos como @zenzsual en Instagram, Facebook, Twitter y Youtube; donde constantemente compartimos contenidos dirigidos precisamente a ayudarte a mantenerte sana, plena y sexualmente feliz.

FUENTE: