ZENZSUAL y COVID-19 TRABAJAMOS CON TODA LA SEGURIDAD SANITARIA EN NUESTROS ENVÍOS. SE PUEDEN PRESENTAR DEMORAS POR LA PANDEMIA. LOS ENVÍOS A EUROPA HAN SIDO SUSPENDIDOS.

El secreto mejor guardado de las mujeres sanas y felices

Día Mundial de la Salud

Este 7 de abril celebramos el Día Mundial de la Salud dentro de casa, como una medida para protegernos del COVID-19. Y en Zenzsual nos preguntamos si, ahora más que nunca, debemos reforzar el cuidado de nuestra salud, como un aprendizaje de esta pandemia, donde las mujeres están jugando un rol fundamental, como personal sanitario y como cuidadoras. 

Paradójicamente, la vida nos ha demostrado, que conforme tenemos más responsabilidades, las mujeres siempre nos dejamos de últimas en la lista de prioridades, luego de la familia, los hijos, la pareja y el trabajo. ¡Y no debe ser así! Para vivir sanas y felices, tenemos unos retos físicos y sicológicos que atender. Por eso hoy venimos a recordarte de manera sencilla cómo lograr el equilibrio y bienestar integral, llevando un estilo de vida que verdaderamente te permita evitar enfermedades y complicaciones médicas, porque tenemos dos opciones: o trabajamos preventivamente en el cuidado diario y riguroso de nuestra salud física y mental o simplemente nos dejamos llevar por la ola, atendiendo las enfermedades cuando lleguen. ¿Qué opinas? Creo que todas coincidimos en que es mejor actuar proactivamente para procurar un envejecimiento feliz.

¡Prevenir es la mejor inversión! Cuida tu rutina diaria 

En la prevención está la clave y el secreto es que te cuides con regularidad. Aquí te compartimos unos pequeños consejos que te permitirán obtener grandes avances en tu salud femenina si lo haces cada día:

  1. Cuida tu aseo Íntimo: mantener el pH balanceado de tu zona íntima es importante para prevenir infecciones. No es recomendable usar el jabón corporal, ya que puede irritarte o resecarte y alterar el pH de la zona, eliminando la barrera protectora natural. En su lugar escoge productos especialmente creados para la zona íntima como la espuma limpiadora de Zenzsual, que además de asearte, te brinda protección por su alto componente de extracto de cranberry, ácido láctico, ácido hialurónico, entre otros ingredientes que te aportan algo más que limpieza.

  2. Hidrata tu zona genital: evita las molestias propias de la resequedad que aparecen en ciertas etapas de nuestra vida y se agudizan con la menopausia, utilizando un gel íntimo con alto componente de ácido hialurónico y, que además, te ayude a disminuir las molestias ocasionadas por la fricción de las relaciones sexuales. El gel íntimo de Zenzsual es buena opción por su doble función hidratante, además de aprovechar los beneficios del ácido hialurónico (si ya has escuchado todo lo que este componente hace por tu cara eliminando tus arrugas, imagínate las ventajas de hidratación que le brinda a tu vulva y vagina).

  3. Ejercita tu piso pélvico: No importa la edad. Agrega en tu rutina diaria la realización de los ejercicios de Kegel, los cuales te ayudarán a fortalecer los músculos del suelo pélvico, los cuales son importantes en la generación de las sensaciones de placer durante el encuentro sexual y para evitar la temible incontinencia urinaria o prolapso de tus órganos. Si quieres saber el paso a paso para realizar estos ejercicios, lee AQUÍ el artículo explicativo que escribimos para ustedes.

  4. Escoge bien tus prendas íntimas: prefiere tejidos naturales como el algodón y evita la ropa sumamente apretada. Ten presente que las prendas sintéticas, benefician las infecciones, ya que no permite la correcta transpiración de la zona.

  5. ¿Te gusta hacerte la depilación brasilera? Es mejor que lo hagas ocasionalmente y procura no eliminar todos los vellos púbicos, porque tienen la función de proteger la zona íntima, aunque no sean muy estéticos.

El chequeo anual es indispensable:

Amiga más allá de la buena alimentación y el ejercicio recurrente (QUE SON IMPORTANTÍSIMOS), tienes que chequear tu salud femenina, por lo menos una vez al año o con la frecuencia que tu médico indique:

  1. Visita al ginecólogo: es el médico te hará el examen físico, te indicará otros estudios que considere necesarios, dando seguimiento a tu historia clínica. También te hará el control citológico cervical (Papanicolaou y Colposcopía), que son los exámenes para detectar a tiempo lesiones o células malignas.
  2. Ecografía mamaria: es un examen sencillo para examinar las mamas, que se realiza utilizando un ecógrafo, el cual utiliza ondas sonoras.
  3. Ecografía ginecológica y/o transvaginal: es una técnica de exploración no invasiva que, mediante ultrasonidos permite visualizar los genitales internos de la mujer. 
  4. Mamografía: es un estudio diagnóstico de tus mamas, el cual utiliza rayos x en baja dosis para detectar oportunamente posibles anomalías, como el cáncer.
  5. Densitometría ósea: es un examen para detectar un posible déficit de calcio en los huesos, y detectar a tiempo la famosa osteoporosis. El médico te dirá cuando debes hacerlo.
  6. Si decides ser madre o no: ten presente la importancia de la planificación familiar si quieres o no tener hijos, los problemas asociados a la infertilidad, el seguimiento prenatal para la detección precoz de malformaciones fetales u otros temas que atender.

Atenta a las señales de tu cuerpo: ¡Escúchalo bien, que para luego es tarde! 

Para escuchar a tu cuerpo, tienes que conocerlo. La realidad es que, tenemos una vida agitada y muchas veces no nos damos cuenta de las consecuencias de los excesos en nuestra salud. No se trata únicamente de saber cuánto pesas. Nos referimos a escuchar las pequeñas señales fisiológicas que nos envía, porque muchas veces habla más de lo que creemos. Presta atención y toma conciencia para captar oportunamente las reacciones de tu organismo. 

Al conocer tu cuerpo y al estar informada sobre los trastornos o enfermedades que comúnmente nos afectan a las mujeres, serás más precavida ante los riesgos a los que te expones y asistirás al médico ante cualquier síntoma sospechoso.

¿Ya sabes cómo escuchar las señales del cuerpo? Aquí algunos ejemplos que te guiarán:

  • Toma conciencia si tienes dolores ocultos (en tu vientre, en tu espalda, en tus piernas, en tus genitales, en tus senos, en fin, en cualquier lugar de tu cuerpo). 
  • Analiza cómo es tu respuesta emocional en los diferentes momentos del mes.
  • Vigila si comienzas a sentir «calorones» inusuales, propios de la menopausia a una edad temprana.
  • Si sientes que tu vagina se reseca mucho en algunos días del mes.
  • Si comienzas a tener escapes de orina cuando te ríes, toses o haces ejercicio.
  • Si tienes algún bulto extraño en tu seno o un crecimiento acelerado del tamaño de tu vientre.
  • Si has engordado o rebajado mucho en los últimos meses (comiendo sanamente).
  • Si tienes menstruaciones incapacitantes con las cuales no te puedes parar de la cama y te ha costado quedar embarazada, aunque lo has intentado por meses. Puedes esconder una endometriosis. Lee nuestro artículo donde hablamos sobre lo que hay detrás.

Las estadísticas científicas no mienten. Hoy nos enfrentamos cada vez más a problemas en la salud del tracto urinario, incontinencia urinaria, trastornos del piso pélvico, prolapsos, vaginosis bacteriana, vaginitis, miomas, vulvodinia y cáncer de mama o de cuello uterino. A esto se suman, todos los inconvenientes en las relaciones de pareja que se originan simplemente por tener resequedad vaginal o no fortalecer los músculos del piso pélvico, dejando de sentir mayor placer.

Lo cierto es que, mientras pasa el tiempo vivimos más situaciones no previstas en nuestra salud que podemos evitar, y si no son prevenibles, es mejor que tengas el conocimiento necesario para enfrentarlas mejor.

La salud de la mujer va mucho más allá del aspecto físico, por eso en Zenzsual seguiremos compartiendo contenido de valor para que lograr esta meta juntas. Visita nuestra página web www.zenzsual.com, síguenos en nuestras redes sociales @zenzsual @doctoraklarasenior y @tu_ginecologa y déjanos tus dudas y comentarios para seguir esta conversación y ayudarte a mantenerte sana y sexualmente feliz.

FUENTE: