ENVÍOS GRATIS EN USA POR COMPRAS SUPERIORES A $100 | SHOP NOW!

Los ejercicios Kegel ¿Realmente funcionan?

ejercicios de kegel

Los ejercicios Kegel son conocidos por su efectividad para aumentar la fuerza de los músculos del suelo pélvico, mejorar los síntomas o incluso eliminar la incontinencia urinaria y los prolapsos o descenso de los órganos pélvicos.
Su práctica constante beneficia el disfrute de las relaciones sexuales, porque ayudan a mantener las funciones propias de los intestinos, de la vejiga y del sistema sexual y reproductor femenino.

Seguramente has escuchado hablar sobre los Ejercicios Kegel, pero nunca has profundizado en ellos, ni has intentado probar una rutina tal y como sigues la del gimnasio.

Ha llegado el momento de prestarle atención a estos ejercicios dirigidos a fortalecer la musculatura del piso pélvico, porque pueden representar el factor determinante para mejorar y mantener tu salud y tu vida íntima en el futuro.

En la década de 1940, el ginecólogo estadounidense Dr. Arnold Kegel presentó al público el concepto de ejercitar los músculos del suelo pélvico, luego de esto, los ejercicios fueron nombrados como «Kegels».

Los Kegel son conocidos como una de las mejores maneras de aumentar la fuerza de los músculos del suelo pélvico, mejorar los síntomas o incluso eliminar la incontinencia urinaria, los prolapsos o descenso de los órganos pélvicos, a la vez que mejoran el disfrute de las relaciones sexuales; al ayudar a mantener las funciones propias de los intestinos, de la vejiga y del sistema sexual y reproductor femenino.

Los músculos del piso pélvico lo normal es que se relajen solo cuando orinas y que se aprieten para detener el flujo. Esto es posible porque en la zona pélvica hay una banda de músculos que se extienden desde el interior del hueso púbico hasta el ano y se tejen alrededor de la vagina, la uretra y el recto. Este grupo de músculos ayuda a controlar indirectamente las contracciones del músculo de la vejiga (detrusor) y las presiones uretrales. Y aunque todo esto suena bastante abstracto, al final del día estos ejercicios terminan siendo muy beneficiosos para tu salud íntima femenina.

Una de las cosas más importante a tener en cuenta, es que los ejercicios Kegel te ayudarán a mantener a tono la función muscular del piso pélvico. Y en casos donde ya se encuentren afectados, te ayudarán a restaurar esta función antes de que se pierda permanentemente, disminuyendo los síntomas de la incontinencia urinaria (pérdida involuntaria de orina) y de la flacidez o laxitud vaginal que puede ocasionar pérdida del disfrute de las relaciones sexuales al disminuir el roce del pene dentro de la vagina.

Beneficios de los Ejercicios Kegel

  • Ayudan a tener relaciones sexuales más placenteras, tanto para ti como para tu pareja.
  • Si eres deportista, con los ejercicios Kegel tonificas el suelo pélvico, contrarrestando los impactos que el deporte produce sobre esta musculatura y previniendo el riesgo de incontinencia urinaria, entre otras disfunciones.
  • Con los Kegel disminuirás el riesgo de padecer un prolapso. Y si ya lo has tenido, ayudarás a reducir sus síntomas.
  • Si estás embarazada, al ejercitar tu piso pélvico tendrás un parto más fácil y evitarás las pérdidas de orina en el último trimestre. Además, beneficiarás el proceso de recuperación de la tonicidad de tu suelo pélvico en el postparto.
  • Si sufres incontinencia urinaria y/o fecal reducirás los síntomas propios de esta patología.
  • Los cambios hormonales de la menopausia pueden afectar los tejidos de tu suelo pélvico, con estos ejercicios previenes las posibles disfunciones derivadas.
  • Si has sido operada de alguna patología de suelo pélvico, los ejercicios de Kegel te ayudarán durante la rehabilitación posterior a la intervención.
  • Aumentan el flujo sanguíneo en los genitales pudiendo ayudar a mejorar el deseo sexual y la lubricación vaginal.

Paso a Paso de los Ejercicios Kegel

La recomendación es que incorpores la práctica de los ejercicios Kegel a tu rutina diaria para disfrutar de sus múltiples beneficios. A continuación, una guía sencilla de iniciación:

  1. Primeramente, aprende a reconocer los músculos del piso pélvico. A continuación, varias opciones para hacerlo:
    1. Prueba deteniendo el flujo de orina a mitad del proceso, para que sientas y tomes conciencia de la zona que debes trabajar.
    2. Imagina que está intentando contener gases, aprieta los músculos que usarías. Si siente un tirón, está apretando los músculos correctos.
    3. También puedes imaginar que estás sentada sobre una canica y desea recogerla con la vagina.
    4. O te puedes acostar e introducir un dedo en tu vagina. Luego aprietas como si estuviera intentando aguantar la orina. Y si sientes que la piel alrededor de tu dedo está ajustada, estás apretando los músculos de la pelvis correctamente.
  2. Antes de arrancar los ejercicios debes tener la vejiga vacía.
    1. Inicia tensando los músculos del piso pélvico durante 5 segundos.
    2. Luego, relájalos durante 5 segundos.
    3. Realiza 5 repeticiones en tu primer día.
    4. Y a medida que ganes confianza en la rutina, puedes intentar incrementar a 10 segundos cada vez, relajándote durante 10 segundos entre las contracciones.
  3. Presta atención a los ”NO”:
    1. No presiones los músculos del abdomen, muslos o glúteos durante el ejercicio.
    2. No aguantes la respiración. Al contrario, respira libremente para no estresarte.
  4. Repita 3 veces al día: con 10 repeticiones cada una.
  5. Ten paciencia. No te des por vencida a la primera. Sólo toma 5 minutos, tres veces al día. Puede que no notes mejoras en el control de tu vejiga hasta luego de 3 a 6 semanas.

Es cuestión de atención y poner las alarmas necesarias para no olvidar las rutinas. Con fuerza de voluntad y dedicación, los ejercicios Kegel realmente funcionan para mejorar tu salud íntima.

Si consideras que necesitas contar con una guía que te permita hacer los ejercicios Kegel con el monitoreo y guiatura adecuada, te recomendamos adquirir el ejercitador vaginal VagiYoga™, el cual te ayuda a tonificar y recuperar los músculos pélvicos permanentemente, observando tu progreso a través de un calendario de seguimiento. Con la función adicional de masajes, con diferentes niveles de intensidad, modalidades y retos. Todo esto controlado por su propia APP (Android y IOS).

Infórmate más sobre los beneficios del VagiYoga™ aquí.

Fuentes: