¡Voy a ser papá! Bienvenido al desorden hormonal de la paternidad

¡Voy a ser papá! Bienvenido al desorden hormonal de la paternidadPodemos decir que sabemos mucho acerca de los cambios hormonales que afectan a una mujer durante el embarazo, ¿pero qué tanto sabemos acerca de lo que experimenta el futuro padre? Ser papá también cambia las hormonas, ¡sí! Si creíste que esto no tenía que ver contigo, que era una tarea exclusivamente de ella, déjame decirte que los dos ya están metidos en esta vaca loca llena de cambios físicos y emocionales que podrás descubrir en lo que llamaremos un mini manual de paternidad para dummies.

 

¿Ser papá también cambia las hormonas? Sí, los padres, al igual que las futuras madres, experimentan una avalancha de emociones y sentimientos durante la etapa del embarazo. Sin embargo, poco se habla al respecto pues estas emociones siempre se han visto opacadas o han pasando a un segundo plano cuando el interés y todo el protagonismo se centra en la madre, esa mujer que sostiene el peso emocional, pero sobre todo físico, en el gran proceso de construir una nueva familia; por esta razón, el papel del padre, ha sido el de acompañar y atender a todas sus necesidades.

Actualmente, la posibilidad de ser más abiertos y conocer ambas posturas, nos ha llevado a comprender que el embarazo también representa una sobrecarga emocional para el padre, y la noticia sobre el embarazo puede hacerlo ir y venir entre emociones como felicidad y satisfacción, pero también confusión y agobio; incluso puede hacerlo hasta pensar que no está preparado para la paternidad, pero indudablemente lo está, y experimentar esas emociones es completamente normal, ¡no se trae un bebé al mundo todos los días! 

¿Qué pasa entonces con su cuerpo? Lo que sucede en su cuerpo tiene una razón de ser y la respuesta está en sus hormonas, principalmente en estas dos:

 

  • La oxitocina u “hormona del amor” es famosa porque está relacionada en esta etapa de la paternidad con lo que tiene que ver con cambios en las prioridades y se ha convertido en un componente fundamental en el fortalecimiento de vínculos sociales, sobre todo, en los vínculos entre padres e hijos.
  • La testosterona es otra de las hormonas estrella en la paternidad y está asociada a los impulsos sexuales masculinos. Cuando un hombre pasa de estar soltero y sin hijos, a esperar a su primer bebé, su testosterona disminuye una tercera parte durante la etapa del embarazo de su pareja; según estudios para aumentar las posibilidades de desempeñar un mejor rol como padres.


¿Cuáles son los cambios que puedo experimentar como padre?

  • Aparecerá el instinto paternal. Durante el embarazo y a medida que ese nuevo bebé se desarrolla, un nuevo papá también lo hace al hacerse consciente de la existencia de ese ser que viene en camino y que depende de él. Comenzar a verlo en las ecografías y sentir sus movimiento en el vientre de mamá irá creando ese instinto paternal a través de sentimientos como la ternura y la preocupación.

 ¡Voy a ser papá! Bienvenido al desorden hormonal de la paternidad

  • Instinto de protección en modo alerta. Esto es muy común cuando el bebé está por nacer, el instinto paternal se intensifica y sientes la necesidad de proteger a tu bebé y su madre ante cualquier problema que surja. Es importante tomarlo con calma pues puede suponer un motivo de ansiedad para el papá.

 ¡Voy a ser papá! Bienvenido al desorden hormonal de la paternidad

  • Los niveles de testosterona disminuyen. La razón principal de que esto suceda es que así como las mujeres en esta etapa experimentan revoluciones en sus hormonas y su cuerpo comienza a cambiar, en los papás sucede lo mismo, sus hormonas también comienzan a experimentar un cambio trascendental, esta es una transición positiva para la crianza del nuevo bebé ya que el descenso hormonal, favorece conductas menos agresivas en el hombre y mayor empatía. Asimismo, esta nueva situación de estrés emocional con la llegada del bebé que implica pocas horas de sueño y cansancio acumulado afectan estos niveles de testosterona con la pérdida de líbido o cierto grado de disfunción sexual.

  ¡Voy a ser papá! Bienvenido al desorden hormonal de la paternidad

Aunque este es un proceso natural, la paternidad no tiene por qué ser sinónimo de malestar físico, mental o sexual; para esto, te recomendamos LibiZenzs MEN Energizante, una combinación perfecta de hierbas naturales, aminoácidos y zinc que mejorarán la potencia, energía, fuerza y vitalidad, además de mejorar la circulación en la zona íntima masculina al ser un regulador interno de la producción de testosterona. Conoce más de este increíble producto y cómpralo con un 40% OFF, aquí, utilizando el código PATERNIDAD40.

 ¡Voy a ser papá! Bienvenido al desorden hormonal de la paternidad

  • Síndrome de Couvade. También se conoce como “embarazo empático masculino” y es un trastorno psicológico que, aunque no se da en todos los casos, provoca que el hombre experimente síntomas similares al de su pareja embarazada por el alto nivel de empatía que tiene con ella durante esta etapa. Increíble, ¿verdad?

 ¡Voy a ser papá! Bienvenido al desorden hormonal de la paternidad

Los síntomas pueden ser:

  • Náuseas y vómito.
  • Cambios de humor e irritabilidad.
  • Antojos o repulsión.
  • Dolores abdominales.
  • Cambios bruscos de peso.

Nos quedamos cortas al hablar de paternidad porque no es hasta que empiezas a experimentar estos momentos, cuando empiezas a vivir lo que realmente significa, con sus alegrías y dolores de cabeza. Así que aprovecha cada uno de ellos para conocerte y disfrutarlos junto a tu pareja porque ser papá, sin duda, te cambiará la vida.

 


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados