ZENZSUAL y COVID-19 TRABAJAMOS CON TODA LA SEGURIDAD SANITARIA EN NUESTROS ENVÍOS. SE PUEDEN PRESENTAR DEMORAS POR LA PANDEMIA. LOS ENVÍOS A EUROPA HAN SIDO SUSPENDIDOS.

¡Sí se puede! Entérate cómo retomar tu sexualidad después de una Cirugía Vaginal

cirugía vaginal

Es cierto que luego de una cirugía vaginal se necesita pasar por un proceso de recuperación antes de retomar la rutina de nuestra vida sexual, sin embargo, hay una cantidad de dudas alrededor del tema que ponen en entredicho la capacidad de sentir placer y satisfacción después de este tipo de tratamiento, en este punto consideramos importante informarte correctamente, para desmitificar el tema y evitar temores infundados. 

¡Por eso escribimos este artículo! Para ayudarte a resolver tus interrogantes al respecto, porque tu salud femenina es la prioridad. Y en Zenzsual queremos ayudarte a hablar claramente de los temas que afectan tu felicidad.

Muchos son los casos de mujeres, quienes luego de una operación tienen temor de retomar su vida sexual o simplemente les da pena abordar el tema con su pareja, pensando primero en la recuperación de su salud. Entre las dudas más comunes que saltan a la mente se encuentran:

  • ¿Cuánto tiempo después de la operación es posible reiniciar la vida sexual? 
  • ¿Sentiré dolor?
  • ¿Podré sentir el mismo placer de antes? 
  • ¿Mi vagina se lubricará lo suficiente?

Hay 4 casos de cirugías recurrentes que vamos a analizar para responder estas preguntas:

  • Cirugía para la incontinencia urinaria
  • Cirugías de prolapso
  • Histerectomía
  • Cirugía cosmética del área ginecológica

Sexo después de la cirugía de incontinencia urinaria y prolapsos

Ambas cirugías, la mayoría de las veces se realizan a través de la vagina, dependiendo de que tanto trabajo se realice allí abajo o que tan grande sea el prolapso, el tiempo de recuperación puede variar.  

La incontinencia urinaria de esfuerzo es un escape de orina que sucede cuando estás activa en tus actividades cotidianas o cuando hay presión sobre tu vientre, como puede suceder al caminar, hacer ejercicios, levantar cosas, toser, estornudar o simplemente al reírte con una carcajada. Dependiendo de la gravedad o avance de la enfermedad, hay casos en que los médicos recomiendan una intervención quirúrgica para corregir este problema, con la intención de reparar y que vuelvan a su lugar los ligamentos y otros tejidos de tu cuerpo que sostienen la vejiga o la uretra.

Como mencionamos al inicio del artículo, algunos casos se operan por la vagina y otras veces por el abdomen. Si durante la cirugía te colocan algún material externo como las cinchas (mallas muy delgadas y pequeñas), el tiempo de preparación para la operación y el periodo de recuperación del tejido será mayor, sobre todo si te encuentras en la etapa de la menopausia. Por esta razón, es muy importante que lo converses con tu médico para procurar el éxito y la rápida recuperación de tu sexualidad. 

El prolapso de la vejiga, el recto o la matriz, es el descenso de cualquier de estos órganos por un debilitamiento de la vagina y las estructuras que le dan sostén (piso pélvico) en distintas partes. Es diferente un prolapso a una incontinencia, no siempre están juntos y las cirugías son diferentes. La cirugía de prolapso, varía dependiendo del órgano que esté descendido o caído, sin embargo, la mayoría de las veces se realiza por la vagina, y muy pocas veces, por el abdomen. En los últimos años ya casi NO se utilizan mallas o materiales sintéticos. 

Si es tu caso, es importante que tengas plena conciencia del proceso de preparación y de recuperación, y lo que implica la reactivación de tu vida sexual después de este tipo de operaciones.

Antes de la cirugía:

  • Asegúrate de que no tengas infecciones en la vagina o en la orina.
  • Evita tener relaciones sexuales dos noches antes o utiliza preservativos ya que es ideal que NO tengas secreciones de semen en el canal vaginal durante la cirugía.
  • Si ya estás en la menopausia, es importante mantener tu vagina bien hidratada y con un PH adecuado (ácido), más aún si van a colocar cincha o cabestrillo. Esto lo puedes lograr utilizando un buen gel con base acuosa, con PH ácido y si tiene hialurónico, como el de Zenzsual, mucho mejor.  Ideal es que lo comiences a utilizar diariamente, por lo menos tres semanas antes de la cirugía. Ten en cuenta que tu médico puede, en ocasiones, indicar hormonas en cremas.
  • Vacía tus intestinos. Eso significa que debes prepararte comiendo fibra los 5 días antes y trata de evacuar o hacer pupú bien el día antes.
  • Conversa previamente con tu pareja sobre el tema. También sería ideal que te acompañe a la cita médica para que aclare sus dudas, porque seguro tiene miles. 
  • Importantísimo: ¡NUNCA PIDAS QUE TE DEJEN TU VAGINA COMO UNA JOVEN DE 15 AÑOS! (es decir muy estrecha). Eso es terrible, porque se asocia con mucho dolor luego de la cirugía.

Luego de esta cirugía es normal que:

  • Puedas estar cansada y necesitar reposo durante aproximadamente 4 semanas.
  • Puedes presentar dolor o molestia en el área vaginal o en la pierna durante unos meses, de igual forma es importante informar siempre a tu médico.
  • Puedes presentar algo de sangrado ligero o secreción amarillenta por la vagina, eso sucede porque tu cuerpo está procesando los puntos de sutura, esta secreción NO debe tener mal olor, puede ser abundante pero NO debe tener olor fuerte (como a pescado). 
  • Hay casos que te mandan a casa con un catéter (sonda) para drenar la orina de tu vejiga, es un poco incómodo, y por lo general, puedes tenerlo por unos 5 a 10 días.

¡Ahora nuestras recomendaciones!

Si piensas en tener un buen sexo después de esta cirugía, presta atención:

  • Espera el tiempo que te indica tu médico,  por lo menos 6 semanas, sin introducir nada en la vagina.
  • NO tenga relaciones sexuales durante ese tiempo.
  • No utilices juguetes sexuales que impliquen la penetración.
  • Si está menstruando, NO uses tampones en este tiempo. Usa toallitas absorbentes.
  • NO uses duchas vaginales.
  • Si tu esposo está muy impaciente conversa con él, explícale todo lo que te contó tu médico y si tú quieres complacerlo, puedes ayudarlo con la masturbación. Eso por lo general les encanta. No te aconsejamos ni siquiera estimulación de clítoris ni sexo oral, ya que la vulva por lo general puede estar inflamada y aumentar el riesgo de infecciones en el periodo de recuperación.

Una vez que inicies tu actividad sexual debes tener presente 3 cosas muy importantes: 

  • ¡Paciencia! Recuerda que la zona no está igual y las sensaciones pueden cambiar por un tiempo, por lo general se recupera todo.
  • Técnica:  tu vagina puede quedar de un tamaño menor y por lo general estás tensa por la expectativa, por tal motivo debes ayudar a tu esposo a introducir su pene de la mejor forma, que no te moleste (revisa los videos de @tu_ginecologa en Instragram o Facebook donde te explica esto con detalle).
  • Lubricación: siempre es mejor iniciar con un gel íntimo o lubricante, base agua con PH ácido, para evitar que la superficie de la vagina se lastime y duela.

Tu intimidad tras la Histerectomía

Se trata de la cirugía en la cual le sacan el útero o matriz a la mujer, y en algunas ocasiones, también los ovarios. Se llama Histerectomía Subtotal, cuando se conserva el cuello de la matriz (que es lo que está al fondo de la vagina). Y existen los casos de Histerectomía Total, en aquellas pacientes que ameritan el retiro completo de la matriz. 

Hay 3 formas de sacar el órgano del cuerpo y cada una tiene diferentes procesos de recuperación. Te las mencionamos en orden de recuperación más rápida: 

  • Histerectomía por laparoscopia: o también llamada cirugía con robot, en las cuales se utilizan cámaras y mínimos agujeros en el abdomen de la paciente.
  • Histerectomía Vaginal: muy similar a un parto.
  • Histerectomía por el abdomen abierto: parecida a una cesárea.

Existen 2 factores que determinan el tiempo de recuperación para iniciar la vida sexual:

  1. Si la histerectomía se realiza por laparoscopia o vía vaginal, por lo general la recuperación es de 4 a máximo 6 semanas y el dolor es menor, por lo que se puede reincorporar a la actividad sexual bastante rápido.
  2. Si la histerectomía es por vía de abdomen abierto, por lo general toma más 6 semanas y puede haber más dolor cuando se inicia la actividad sexual, por tal motivo hay que tener paciencia. 

Existen algunos hechos claves que marcan la diferencia en tu sexualidad luego de la cirugía. Si los conoces y dominas bien, no tienen porque haber factores que entorpezcan tu recuperación.

¡Así que presta atención!:

  • La vagina puede quedar un poco más corta y cambiar de ángulo de inclinación, lo que en algunas posiciones puede causar un poco de dolor, si el pene choca con el fondo (como las posiciones posteriores o anteriores con piernas levantadas).
  • Si el cuello es retirado junto con la matriz, puedes tener la percepción de presentar menor lubricación, ya que el cuello de la matriz produce un moco que contribuye en parte a este proceso de lubricar, pero si la mujer maneja bien su excitación y usa un buen gel íntimo o lubricante. ¡Esto poco afecta!
  • Si los ovarios son retirados antes de haber entrado en la menopausia, puedes empezar a sentir los cambios de la menopausia de forma brusca. Pero no te asustes, que eso tiene solución: gel hidratante, suplementos naturales para mejorar la líbido y consulta previa con tu ginecólogo para aclarar las dudas y plantear la posibilidad de la sustitución hormonal. ¡Todo esto puede ser de gran ayuda! 
  • Si antes percibías las contracciones del útero durante el orgasmo, eso va a cambiar. No te preocupes, todas esas sensaciones de placer se re-acondicionan en tu cerebro y si conoces tu cuerpo vuelves a experimentar el clímax sin ningún problema. 

Al igual que en el caso anterior, la preparación antes de la cirugía es clave para su éxito y para la recuperación de tu intimidad. Por lo que aplican los mismos consejos antes mencionados: 

  • Asegúrate de que no tengas infecciones en la vagina o en la orina.
  • Evita las relaciones sexuales dos noches antes. 
  • Prepara tu vagina con un buen gel hidratante.
  • Vacía tus Intestinos, evacuando antes de la cirugía.
  • Lleva a tu pareja a la consulta y aclaren juntos todas sus dudas.

Luego de esta cirugía es normal que:

  • Puedas estar cansada y necesitar reposo durante aproximadamente 4 a 8 semanas.
  • Puedes presentar dolor o molestia en el área del abdomen o en el área vaginal o durante unos meses, de igual forma es importante informar a tu médico.
  • Puedes presentar algo de sangrado ligero o secreción amarillenta por la la vagina, ya que por lo general se cierra con puntos, los cuales se reabsorben y caen.  Esta secreción NO debe tener mal olor, puede ser abundante, pero NO debe tener olor fuerte (similar al pescado). 

A la hora de iniciar las relaciones sexuales en este caso aplican las mismas recomendaciones que en la cirugía vaginal, sobre todo es importante comunicarle a tu pareja que debe bajar la intensidad de la penetración, ya que puede molestar al inicio. Si la vagina queda más corta, no te preocupes, que si te mantienes lubricada poco a poco van retomando el ritmo, ese tejido es elástico y puede ceder.

A continuación, te damos algunas técnicas para que esto no repercuta en tus relaciones sexuales:

  • ¡Tómate el tiempo que sea necesario durante las caricias! Cuando la excitación está al máximo la vagina es más elástica.
  • Aplica un gel lubricante en los labios genitales exteriores y en la parte superior de sus muslos, para ejercer presión con los mismos o cubre con tus manos alrededor de la base del pene de tu pareja durante el sexo.  
  • También hay anillos que se pueden colocar alrededor de la base del pene para disminuir la profundidad de la penetración.

Para intensificar este efecto, es importante que la vagina esté húmeda para ayudar en la movilidad y estiramiento de los tejidos. En este punto, te recomendamos leer el artículo sobre la resequedad vaginal que publicamos en nuestro blog y también es importante que tengas a la mano un gel íntimo de base acuosa, con alta concentración de ácido hialurónico, como el que te ofrecemos en Zenzsual. 

En el caso especial de las mujeres que se han sometido a una histerectomía radical por cáncer, a veces tienen la pregunta sobre si la cirugía afectará su capacidad de lograr el orgasmo. Esto no se ha estudiado mucho, pero hasta la fecha, no hay ninguna ciencia que muestre que hay un efecto negativo. Siguiendo estas indicaciones, y sobre todo, usando mucho lubricante, irás recuperando tus sensaciones como antes.

¡Si puedes lograrlo!

Te invitamos a dedicarle tiempo y cariño a tu vida sexual después de la recuperación de tu cirugía vaginal, para lograr el placer que te hace sentir plena y satisfecha. En Zenzsual nos mantenemos escribiendo sobre casos y experiencias de mujeres reales y especialistas con información fiable, que puedan ayudarte a mejorar tu vida sexual y tu salud femenina.

Únete a esta comunidad y comparte con nosotras tu opinión, aportes y dudas a través de nuestras redes sociales, síguenos en: @zenzsual

Fuente: