ZENZSUAL y COVID-19 TRABAJAMOS CON TODA LA SEGURIDAD SANITARIA EN NUESTROS ENVÍOS. SE PUEDEN PRESENTAR DEMORAS POR LA PANDEMIA. LOS ENVÍOS A EUROPA HAN SIDO SUSPENDIDOS.

¿Sientes dolor al hacer el amor o desaparecieron las ganas?

disfunción sexual mujer

La falta de deseo, la poca excitación o el dolor durante las relaciones sexuales pueden ser las alarmas que te indican que estás viviendo con una Disfunción Sexual. ¡Comienza a darle solución implementando los sencillos cambios en tu estilo de vida, que te compartimos en este artículo!

Aunque suena lejano, es importante que conozcas lo que implican las Disfunciones Sexuales Femeninas, aprender a identificar sus síntomas y las opciones para solucionarlo oportunamente si te llegará a suceder, para que no interfieran en tu bienestar sexual. Pues es más común de lo que crees, ya que el 75%* de las mujeres lo han experimentado.

¿Qué es la Disfunción Sexual?

No es cuestión de edad, puede sucederte en cualquier momento de la vida. Las disfunciones sexuales se presentan cuando hay un cambio significativo en tu comportamiento sexual habitual, que representa un problema persistente y recurrente que afecta tu deseo, tus niveles de excitación, el orgasmo o te produce dolor durante el coito. Ten presente todos en algún momento de la vida pasamos por etapas donde podemos estar enfrentando problemas que nos desvían el foco y hacen que perdamos el interés por la sexualidad de forma temporal, ESO NO ES UNA DISFUNCIÓN, es parte normal de la VIDA. Estamos aquí para darte las alertas de cuando lo anterior puede pasar a ser algo ya anormal y que puedes hacer. 

Cuando tenemos una respuesta sexual positiva, dentro de nuestro cuerpo suceden una combinación compleja de cambios en el cuerpo, emociones, experiencias, creencias, estilos de vida y relaciones, que al fallar afectan el deseo sexual, así como la respuesta ante la excitación o la satisfacción.

Si tienes dudas o consideras que puedes estar viviendo alguna situación parecida es momento que sepas que las Disfunciones Sexuales pueden ser tratadas con la consulta al médico, quien te ayudará a encontrar la mejor solución.

¡Sigue leyendo! y aprende a reconocer sus síntomas y las posibles soluciones que puedes implementar en casa con tu pareja, con la indicación de tu médico de confianza y el uso de algunas herramientas de apoyo que te compartiremos. 

¿Será que tienes una Disfunción Sexual? Reconoce sus síntomas:

Si continuamente pospones o evitas las relaciones sexuales, no tienes pensamientos ni fantasías sexuales, no has podido tener un orgasmo nunca por ningún método  o simplemente te cuesta disfrutar el coito y esto te afecta, es tiempo de observar y revisar detenidamente los síntomas más frecuente de las disfunciones sexuales femeninas y hablarlo con tu médico y tu pareja. 

A continuación, los principales síntomas que pueden variar en cada mujer, según la disfunción que tenga:

  • Se fueron las ganas: tu deseo sexual es casi inexistente, lo que significa que no estás muy interesada en el sexo o tienes poca disposición para ello.  
  • Te cuesta excitarte: supongamos que si tienes muchas ganas y tu deseo sigue igual, pero tienes dificultad para excitarte o mantenerte excitada durante tus encuentros sexuales.
  • Casi nunca llegas: rara vez consigues el orgasmo o llegas con mucha dificultad, aunque estés lo suficientemente excitada o mantengas la estimulación con tu pareja (o en la masturbación).
  • Sientes dolor con el sexo: tienes dolores relacionados con la estimulación sexual, el roce, la penetración o el simple contacto vaginal.

¿Por qué a mí? Factores de Riesgo de la Disfunciones Sexuales Femeninas

Si vives o has vivido algunas de las situaciones que listamos a continuación estás más propensa a desarrollar una disfunción sexual. Lo importante es que identifiques el motivo del problema para hallar la mejor solución. Revisa cada uno da las posibles factores que suelen interrelacionarse y que contribuyen a la falta de satisfacción sexual:

  • Causas Físicas: Si has pasado por alguna enfermedad importante, puede que tu cuerpo esté sufriendo un conjunto de cambios que te impiden mantener relaciones sexuales como antes. Entre los principales trastornos médicos, destacan: el cáncer, la disfunción renal, la esclerosis múltiple, la enfermedad cardíaca y los problemas de la vejiga. También se incluyen las enfermedades neurológicas, como una lesión de la médula espinal o esclerosis múltiple; y las enfermedades ginecológicas, como la atrofia vulvovaginal, las infecciones o el liquen escleroso.

Y algunos medicamentos, tales como: los antidepresivos, medicamentos para la presión arterial, antihistamínicos y quimioterapia; también pueden disminuir el deseo sexual y la capacidad del cuerpo para experimentar el orgasmo.

  • Causas Hormonales. La disminución en los niveles de estrógeno, típicos de la menopausia pueden provocar cambios en los tejidos genitales y en la respuesta sexual; afectando la circulación sanguínea hacia la región pélvica, lo que puede disminuir la sensación en los genitales y que tardes más en alcanzar la excitación y el orgasmo. 

En Zenzsual constantemente estamos alertando a las mujeres de los efectos de la reducción de los niveles hormonales en su deseo, especialmente después de dar a luz y durante la lactancia, lo que puede provocar sequedad vaginal. También pueden sentir dolor durante el sexo, debido a que el recubrimiento vaginal se va haciendo más delgado y menos elástico, especialmente si no eres sexualmente activa. 

  • Causas psicológicas y sociales. La ansiedad, la depresión, el estrés, los antecedentes de abuso sexual y hasta las preocupaciones del embarazo y las exigencias de la maternidad, pueden provocar o contribuir a la disfunción sexual.

Es importante destacar, que los conflictos duraderos con la pareja y las inseguridades con la imagen corporal también pueden afectar tu respuesta sexual. 

¿Qué hacer si vives con alguna disfunción sexual?

Si los síntomas que notas durante tus relaciones sexuales te incomodan, te preocupan y afectan tu relación, no tienes por qué seguir sufriendo esa agonía:

  • Consulta al médico: Deja la pena y háblale claramente sobre tus antecedentes médicos y sexuales, sobre lo que sientes, tus problemas actuales, tus preocupaciones y lo que estás viviendo. Cuanto más sincera puedas ser, tendrás más chance de encontrar el tratamiento más efectivo para ti.
  • ¡Busca más ayuda!: Adicionalmente, puedes consultar a un coach experto en problemas sexuales y de relación. La terapia generalmente incluye información sobre cómo optimizar la respuesta sexual del cuerpo, maneras de mejorar la intimidad con tu pareja y recomendaciones sobre materiales de lectura o ejercicios para realizar en pareja. 

Lo ideal es que tengas un tratamiento integral que aborde los aspectos médicos, los emocionales y los que tienen que ver con la relación de pareja. En Zenzsual ofrecemos consultas de SexCoaching que te pueden ayudar en este aspecto (visita nuestra web: en www.zenzsual.com).

  • Comunícate abiertamente con tu pareja. Que los dos entiendan la situación, ayuda mucho a solucionarla. Si nunca hablan del tema sexual, es momento de mencionarle de manera positiva sobre lo que estás viviendo en la intimidad.
  • Mejora tu estilo de vida hacia lo saludable. Evita el alcohol y el azúcar que no son buenos para tu respuesta sexual. Haz actividad física para aumentar tu energía y levantar tu estado de ánimo, lo que mejora las emociones románticas. Aprende a reducir el estrés, para que puedas concentrarte y disfrutar de las experiencias sexuales.

En algunas mujeres, dejar de fumar, dormir suficiente, perder peso, aceptar su cuerpo como es y darle un cariño a su autoestima suman en su bienestar y mejoran el interés por las relaciones sexuales. 

  • Hidrata tu vagina diariamente con lubricante. Un lubricante vaginal de calidad como el de #Zenzsual con altas concentraciones de ácido hialurónico, es de gran utilidad durante las relaciones sexuales si tienes resequedad vaginal o dolor.
  • Prueba con un ejercitador vaginal. La excitación puede intensificarse con la estimulación del clítoris. Puedes usar un vibrador para estimular el clítoris o nuestro ejercitador vaginal VagiYoga para fortalecer tu piso pélvico y favorecer la excitación. 

NO SIGAS VIVIENDO CON UNA INSATISFACCIÓN SEXUAL que interrumpe tu bienestar y tu calidad de vida.

Esto tiene solución y en Zenzsual te acompañamos en el camino para que puedas sentirte plena y feliz. 

¡Ten presente que nos puedes encontrar en nuestra web: www.zenzsual.com  y en las redes sociales búscanos como @zenzsual!

FUENTE: