ZENZSUAL y COVID-19 TRABAJAMOS CON TODA LA SEGURIDAD SANITARIA EN NUESTROS ENVÍOS. SE PUEDEN PRESENTAR DEMORAS POR LA PANDEMIA. LOS ENVÍOS A EUROPA HAN SIDO SUSPENDIDOS.

Los lactobacilos: las bacterias que te protegen de infecciones vaginales

lactobacilos

Una vagina saludable necesita tener bacterias, pero no cualquier bacteria, tu salud íntima prefiere a los lactobacilos, que son los responsables de crear el ambiente ideal para alejar a las otras bacterias dañinas. ¡Aprende a cuidarlas! 

Los Lactobacilos son esas bacterias “buenas” que viven normalmente en nuestros sistemas digestivo, urinario y genital sin causar enfermedades. Estás bacterias también se encuentran en alimentos como el yogurt y en suplementos dietéticos.  

Los Lactobacilos los encontramos en mayor cantidad en la vagina. Y son tan importantes para tu salud íntima, porque son los responsables de producir el ácido láctico que disminuye el pH vaginal y lo mantiene el ambiente acídico, condición que impide el desarrollo de microorganismos oportunistas y evita la proliferación de otras bacterias dañinas responsables de enfermedades, como la vaginitis y vaginosis.  

¿Qué provoca un desequilibrio del pH vaginal?

Es importante que todas las mujeres sepamos cómo cuidar el equilibrio del pH vaginal y velar por mantener la cantidad necesaria de esos policías buenos llamados Lactobacilos, porque cuando disminuyen en cantidad o se produce un desbalance entre las bacterias buenas y las malas, las bacterias perjudiciales ganan la batalla y se instalan para producir enfermedades.

Para ayudarte a cuidar el balance del ph de tu vagina, a continuación, listamos algunos de las principales situaciones que debes cuidar: 

  1. Durante el ciclo menstrual es normal que los cambios hormonales provoquen que el nivel de acidez en la flora vaginal varíe. En los días antes y durante la menstruación la acidez es menor, con lo cual es más fácil que proliferen los organismos que están en el ecosistema de la vagina, como los hongos o bacterias, que los lactobacilos mantienen lejos.

  2. Algunos antibióticos de amplio espectro matan también a las bacterias buenas. Eso puede desequilibrar el ecosistema vaginal.

  3. El uso de jabones en la zona íntima también puede desequilibrar ese ecosistema vaginal. Escoge productos especialmente creados para la zona íntima.

  4. Cuando las mujeres que tienen relaciones sexuales con frecuencia sin protección, con el tiempo los lactobacilos van disminuyendo en cantidad y hay posibilidad de que se instalen en la vagina otro tipo de bacterias dañinas, como la gardnerella vaginalis, causante de la enfermedad conocida como Vaginosis Bacteriana, la cual tiene como síntoma principal, la presencia de una secreción anormal de la vagina con un olor fuerte y desagradable a pescado, pero lo interesante es que en el 50% de los casos no tiene síntomas. Igualmente, en ambos casos, se requiere tratamiento médico con tu ginecólogo.

¿Qué hacer para proteger a los “policías buenos” de tu vagina? 

  1. Mantén una higiene óptima. Eso significa que puedes asearte dos veces al día simplemente con agua. Y si prefieres usar un producto de higiene íntima, no uses jabón común en tus genitales, prefiere un producto especialmente para los genitales femeninos, sin olores artificiales, que no se abrasivo, no arrase esos policías buenos (los lactobacilos) ni interfiera con el pH vaginal. En este canal siempre recomendamos la espuma limpiadora Zenzsual por sus componentes que suman a la salud vaginal.

  2. No uses protectores diarios todos los días, Déjalos para esos días post-menstruación o esos momentos que creas que realmente los necesitas. Y si los consideras necesarios, cámbialos con frecuencia y no duermas con ellos.

  3. Durante los días de menstruación, cambia tu toalla sanitaria (tampón o copa menstrual) con la frecuencia debida, no dejes pasar más de 3 -4 horas sin cambiarla.

  4. No te hagas duchas vaginales con ningún producto (al menos que el ginecólogo lo haya recetado). La vagina (por dentro) se autorregula es “auto-limpiante” así que no es necesario que las mujeres intervengan con productos artificiales en ese proceso de higiene.

  5. No apliques remedios caseros para aplacar el olor natural de tu vagina. (Nada de bicarbonato, aceites naturales, yogurt, asientos con hierbas, etc.) Cualquier producto que no haya sido producido atendiendo especialmente el pH vaginal puede eliminar las bacterias que la protegen y exponerte a infecciones posteriormente.

  6. Usa condón durante tus relaciones sexuales, especialmente si no tienes una pareja fija recurrente.

  7. Si tu pareja es hombre y no está circuncidado recomiendale que limpie esa zona del prepucio regularmente para reducir el riesgo de infección en ti.

  8. No apliques perfumes ni aromas artificiales directamente en tu vulva. Más allá de que el alcohol pueda irritarte, volvemos al punto de esconder algún olor que pueda darte señales de que algo anda mal o que tienes una infección.

  9. Usa el gel íntimo de Zenzsual diariamente. Un producto dirigido a hidratar la zona genital de la mujer por su alto contenido en ácido hialurónico y balancear el pH para aliviar los síntomas de sequedad que pueden presentarse en varios momentos de la vida de una mujer, esto a su vez mejora la salud del área genital y disminuye el chance de infecciones que se relacionan con el desbalance del pH que puede suceder después del embarazo, durante la toma de anticonceptivos en la menopausia y en otras ocasiones más.

  10. Y si has tenido infecciones recurrentes, puedes buscar el equilibrio de las bacterias buenas tomando diariamente el suplemento nutricional Zenbiotic, que tiene una fórmula diseñada para potenciar la salud vaginal además de la digestiva y el bienestar inmunológico de todo el cuerpo, ya que contiene 25 mil millones de UFC de probióticos, los cuales conviven en el cuerpo humano favoreciendo el funcionamiento adecuado y promoviendo ambientes naturales que estimulan los sistemas de defensa contra los gérmenes que pueden causar enfermedades. Es un producto especialmente realizado con Bifidobacterias y precisamente con los Lactobacilos específicos de la vagina, (de los cuales hablamos en este artículo), para disminuir la frecuencia de los problemas femeninos más comunes como:  desbalance del pH vaginal y presencia de levaduras u hongos (Candidiasis).

  11. En cuanto a tu alimentación, procura consumir poca azúcar y abundantes vegetales. Incluye además la ingesta de yogurt, kombucha, aceitunas, tempeh, chucrut y otros alimentos conocidos por tener bacterias vivas que contribuyen a mejorar la salud en general y la flora vaginal, que ayudan a prevenir la recurrencia de infecciones vaginales.

En tu labor preventiva por preservar a los millones de lactobacilos que viven en tu vagina solo debes cuidar tus hábitos diarios, comer sanamente y usar algunos productos como la línea de productos #Zenzsual, dedicados al cuidado de la salud íntima y dejar a un lado las intervenciones y recomendaciones caseras que solo arrasan con ellos y te exponen a infecciones.

A través nuestras redes sociales @TuSaludIntima nos mantenemos compartiendo contenidos de interés, tips y consejos de salud femenina. Te invitamos a unirte a esta red de mujeres que formamos parte del #TeamZenzsual para replicar la información que consideres de utilidad en tu entorno directo.

Déjanos tus comentarios y apreciaciones en los comentarios y en nuestras redes sociales nos encuentras como: @TuSaludIntima.

FUENTE: