ZENZSUAL y COVID-19 TRABAJAMOS CON TODA LA SEGURIDAD SANITARIA EN NUESTROS ENVÍOS. SE PUEDEN PRESENTAR DEMORAS POR LA PANDEMIA. LOS ENVÍOS A EUROPA HAN SIDO SUSPENDIDOS.

¿Por qué el exceso de azúcar puede afectar tu sexualidad?

 

diabetes y sexualidad

El 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes y por eso queremos hacerte saber que el exceso de azúcar en tu dieta diaria, más allá de engordarte, puede tener algunas consecuencias negativas en tu deseo y tu desempeño sexual.

La diabetes es una enfermedad crónica que se origina porque el páncreas no sintetiza la cantidad de insulina que el cuerpo humano necesita, la elabora de una calidad inferior o no es capaz de utilizarla con eficacia.

Se trata de una enfermedad que va en aumento y que puede provocar graves complicaciones en la salud e incluso la muerte. Según la Federación Internacional de Diabetes (FID), en 2019, 463 millones de adultos (1 de cada 11) vivían con diabetes, causando 4,2 millones de muertes. Además, para darnos una idea del alcance de esta enfermedad crónica, en la actualidad 1 de cada 2 adultos con diabetes permanece sin diagnosticar (232 millones). Y se espera que el número de personas que viven con diabetes aumente a 578 millones para 2030.

Como nosotras tenemos el propósito de cuidar #TuSaludIntima abordaremos en este artículo el efecto de esta enfermedad en la sexualidad de hombres y mujeres y las posibles soluciones para quienes se ven afectados.

Para entender la forma en que la diabetes puede afectar la sexualidad es necesario conocer cómo opera la respuesta sexual:

Inicia con el deseo: y la activación de todos los estímulos (visuales, olfativos, táctiles, del oído, etc.) que desatan una serie de pensamientos y fantasías con la pareja que conducen a la fase de excitación.

La excitación: durante este momento la sangre inunda la zona genital provocando que el pene crezca; la vulva dilate y la vagina lubrique. Los músculos se tensan, el cuerpo aumenta de temperatura, se incrementa el ritmo cardiaco y la presión sanguínea. En los hombres, se presenta una sensación de presión y calor en la pelvis; mientras que en las mujeres, los pechos crecen, la vagina se expande y aumenta la congestión vascular en los labios menores. 

El orgasmo: luego aparece una sensación de tensión que se libera con el orgasmo, que es fácilmente reconocible porque provoca placer intenso y contracciones en la zona genital y se produce la eyaculación.

La Resolución: y todo termina cuando el cuerpo regresa a la normalidad. En el caso del hombre aparece el periodo refractario, esos minutos que debe esperar para volver a excitarse inmediatamente.

Los problemas sexuales que trae la Diabetes:

  1. En la respuesta sexual intervienen diferentes órganos y sistemas corporales que se ven afectados por la presencia de la diabetes. Por ejemplo, el nivel alto de glucosa en la sangre ocasiona cansancio, el cual puede minar el deseo sexual;
  2. La diabetes afecta la irrigación sanguínea impidiendo que llegue a los genitales, dificultando que el varón logre y mantenga una erección;
  3. La diabetes en la mujer provoca la falta de lubricación y expansión vaginal que provocan dolor durante el encuentro sexual e imposibilidad para alcanzar un orgasmo (lo que se llama anorgasmia);
  4. Otro impacto de la diabetes en la mujer según la FID nos dice que 1 de cada 6 nacidos vivos (20 millones de mujeres) se ven afectadas por niveles elevados de glucosa en sangre (hiperglucemia) durante el embarazo.
  5. El funcionamiento sexual también se ve afectado por factores psicológicos; como problemas de autoestima, ansiedad y depresión causados por las implicaciones de la diabetes en la vida diaria;
  6. La persona con esta enfermedad puede sentirse insegura, percibirse enferma y poco atractiva, lo cual reduce las ganas de tener intimidad con la pareja;

A pesar de que un buen número de pacientes con diabetes llega a presentar algún tipo de disfunción sexual, la mayoría no se atreve a hablar abiertamente con su médico. Por eso es muy importante vencer esta barrera y a la primera señales de un problema sexual acudir al médico. La atención oportuna y adecuada permite que una persona con diabetes pueda tener una vida sexual satisfactoria.  

¿Qué pueden hacer los pacientes con diabetes para cuidar su sexualidad?

En el caso de los hombres cuya sexualidad se ve afectada por la diabetes existen medicamentos como los fármacos que incrementan el flujo sanguíneo en los genitales masculinos (como el sildenafil), que ayudan a resolver la situación de erección en los varones. El uso de estos medicamentos siempre debe estar bajo estricta supervisión médica. 

Para atender la resequedad vaginal de las mujeres, existen geles íntimos como el de #Zenzsual, que lubrican y regeneran los tejidos que se ven afectados, debilitados y disminuidos por la diabetes; y que también son causantes de las molestias durante la penetración, resolviendo la resequedad y el dolor vaginal.

El uso del gel de #Zenzsual es de gran ayuda, porque tiene altas concentraciones de ácido hialurónico el cual nutre, hidrata y regenera la piel de los genitales externos. Recompone la mucosa vaginal profundamente, absorbiéndose sin dejar ningún tipo de residuos en la piel, aliviando la sensación de irritación, picazón o quemazón de los genitales. 

El ácido hialurónico es parte de la sustancia fundamental natural de nuestro organismo. Es el responsable de retener el agua en la piel manteniéndola hidratada, ayudando a la cicatrización de las heridas. Es importante para conservar la elasticidad natural de la piel y de la mucosa vaginal conservándola firme e hidratada. Además, sus ingredientes restablecen el pH vaginal a su valor natural reduciendo el riesgo de infecciones.

Por otra parte, en hombres como en mujeres, la diabetes puede ocasionar problemas sexuales de origen psicológico. En estos casos es importante, complementar la atención de los médicos, acudiendo a especialista en el área. En #TuSaludIntima disponemos de sesiones de #SexCoaching que te ayudarán a abordar la situación con una visión profesional, haciendo un análisis de la historia sexual de la persona, la situación causante de la inhibición del deseo, si existen inseguridades, malestares en la pareja, depresión o estrés. Y posteriormente, basado en su análisis, le propondrá alternativas de solución para sobrellevar de la mejor manera la situación de salud ocasionada por la diabetes y salvaguardar la relación de pareja. 

La realidad es que, de no recibir atención adecuada y oportuna, se corre el riesgo de que el problema de salud se agudice y se deteriore la relación de pareja.

Recomendaciones para mantener una sana sexualidad cuando sufres de diabetes:

  • Paso 1: Realiza los chequeos médicos de rigor para confirmar el diagnóstico de diabetes, según lo indique tu médico de confianza.
  • Paso 2: cumple el tratamiento al pie de la letra, cuidando la alimentación y el estilo de vida, combinado con ejercicio físico.
  • Paso 3: prestar atención a los posibles síntomas o cambios en tu cuerpo y especialmente a la respuesta sexual que tengas, para identificar alguna posible disfunción sexual. 
  • Paso 4: si ves afectada tu sexualidad, busca la ayuda de tu médico de cabecera, un ginecólogo en el caso de la mujer, un sexólogo y un sicólogo si fuese necesario. La idea es validar las recomendaciones con los profesionales de apoyo y hacer lo que mejor aplique en tu caso.
  • Paso 5: atiende los síntomas de la diabetes con las medidas que tu médico recomiende y que tengas en tus manos. Desde el uso del gel íntimo, buscar la mayor estimulación de los sentidos para promover la excitación, atender el cansancio que genera la propia enfermedad y todo lo que esté a tu alcance en cuanto al deseo y la estimulación.
  • Paso 6: comunícate con tu pareja para que juntos puedan resolver la situación. La idea es que ambos puedan entender de qué se trata la diabetes y cómo puede afectar su sexualidad. Y que te ayude en la puesta en marcha de las medidas de atención y solución de los síntomas (bajo asesoría médica), ya sea desde ayudarte en la aplicación del gel íntimo para combatir la resequedad, o en el caso de él, tu comprendas porque algunas veces debe tomarse la famosa pastilla azul.

En cualquier caso, lo más importante es informarse correctamente y buscar ayuda profesional, pues muchas veces los pacientes con diabetes se olvidan o desconocen los efectos que tiene en su sexualidad, y sin querer, dejan sus relaciones íntimas de lado, cuando todos sabemos que la intimidad sexual es parte importante del bienestar del ser humano integral desde su edad adulta en adelante.

En los contenidos que compartimos por nuestras redes sociales @TuSaludIntima y la de quienes te hablamos por este medio, la Dra. Sofía Herrera @Tu_ginecologa y la Dra. Klara Senior @DoctoraKlaraSenior, seguiremos compartiendo información que te ayude a superar las situaciones de salud que ponen barreras a tu sexualidad, tu vida íntima y tu relación de pareja.

FUENTE: