ENVÍOS GRATIS EN USA POR COMPRAS SUPERIORES A $100 | SHOP NOW!

Lo que nadie habla del cáncer de mama y tu relación de pareja

cáncer de mama y relación de pareja

Aunque puedes pensar que son muchas las barreras por superar, para que la relación de pareja y la sexualidad salgan victoriosas luego de vencer esta enfermedad, es posible lograrlo trabajando en equipo con tus médicos y tus seres queridos
¡Muchas mujeres hoy lo cuentan con orgullo!


¡En el mes del cáncer de mama vamos a quitarnos la careta! Cuando eres diagnosticada con cáncer de mama, te imaginas miles de cosas y la sexualidad no está en las prioridades. A medida que asimilas la situación, entiendes lo que pasa en tu cuerpo y las etapas de tratamiento que debes cumplir para sanarte, eso es lo que está en tu mente. Más tarde, durante la superación de esta enfermedad y cuando comienzas a sentirte mejor, vuelves a considerar a la sexualidad como parte de tu vida, pero te puedes encontrar con un conjunto de factores físicos y psicológicos, que si no son atendidos a tiempo, juegan en contra de tu bienestar sexual y de la estabilidad de tu relación de pareja.

El cáncer de mama es un asunto de interés para cualquier mujer porque es el más común en las mujeres (de entre 20 y 49 años), seguido por el cáncer de tiroides y el de piel. Es importante que sepas, que en los últimos años, los avances en los tratamientos y en el diagnóstico temprano hacen que una gran cantidad de mujeres vivan una larga vida luego de descubrirlo, y es por eso que debemos de preocuparnos por la calidad con la que vamos a vivirla. 

Entonces hablemos de los efectos que el tratamiento del cáncer de mama puede tener en tu sexualidad, y lo más importante, que conozcas las acciones para resolverlo oportunamente, sin que se convierta en una traba en tu camino de recuperación.

Molestias en la sexualidad que llegan con el cáncer de mama:

Gracias a nuestra experiencia con las pacientes en el consultorio y las historias que escuchamos de todas las mujeres que forman parte del #TeamZenzsual, nos permitimos compartir algunas de las manifestaciones comunes y recomendaciones para sobrellevar positivamente la sexualidad durante el proceso de recuperación de la mujer con cáncer de mama. ¡Atenta!

Cambios físicos

  • La mastectomía o extirpación de la mamaAl someterte a una mastectomía el temor más grande es pensar: ¿cómo me voy a sentir sin mamas? y ¿cómo me voy a enfrentar a mi pareja? Por lo general, las mujeres piensan que van a perder por completo su feminidad y es normal que al principio no te sientas cómoda o que sientas rechazo por los cambios del cuerpo, sin embargo no tienes que ser así. Hoy en día, se puede consultar con el cirujano las posibilidades de reconstruir inmediatamente en una sola cirugía, lo cual es probable en la mayoría de los casos. Hay diferentes opciones como colocación de prótesis, reconstrucción con grasa propia o con músculos de otras partes de tu cuerpo que son aprovechados para dejar una forma bastante aceptable.  Piensa esto: no toda la sensualidad y la belleza está en la perfección de las curvas, la persona que acompaña a su pareja en este tipo de procesos, por lo general ve más allá de una cicatriz.
  • Resequedad, dolor e irritación vaginal: Los cambios hormonales producto de la quimioterapia producen adelgazamiento de la vagina y de la piel de la vulva, manifestándose como resequedad vaginal, que afecta la vida cotidiana, y por supuesto, ocasiona dolor durante las relaciones sexuales y dificultad para alcanzar el orgasmo.

    Este punto es uno de los más importantes y cruciales para poder tener una buena relación íntima, y por suerte, es de los más sencillos de resolver porque con solo mantener hidratada, humectada toda el área de los genitales, incluso la parte interna, es suficiente para abolir o eliminar esa gran molestia.

    Te recomendamos utilizar diariamente el gel íntimo en base agua, y esto queremos que le prestes atención, porque de lo contrario, puedes terminar con productos no adecuados que te causarán más complicaciones.

    El gel intimo Zenzsual, es en base agua y contiene una alta concentración de ácido hialurónico, lo cual beneficia enormemente la hidratación de tus genitales internos y externos, y te ayuda a hidratar la zona, a regenerar y tornarla más esponjosa, resistente y húmeda. Como consecuencia, se alivia la sensación de sequedad,  ardor o picor que puede presentarse espontáneamente o con las relaciones sexuales.

    Tu cuerpo también puede sentir la resequedad luego de la radioterapia, en este caso te recomendamos:

    • Utilizar cremas y aceites hidratantes, preferiblemente sin perfume o color.
    • Utilizar protector solar y no te expongas al sol.
    • Utilizar ropa holgada y ligera.
    • Utilizar un jabón suave (neutro o de bebé) que cuide tu piel.
    • No te rasques la piel que ha sido tratada.
    • Báñate con agua tibia, el agua caliente te puede secar más.
    • No frotes tu piel al secarla.
    • No te depiles con cera.
  • La fertilidad: Debido a las consecuencias de la quimioterapia es probable que la posibilidad de tener hijos se vea limitada por un tiempo o de forma permanente, esto varía mucho dependiendo de la edad. Sin duda, es un tema importante que debes conversar con tu medico y tu pareja, para evaluar juntos la mejor opción a futuro.
  • Los calorones o “hot flashes”:
    Para combatirlos te recomendamos:
    • Vístete de forma ligera, por supuesto según la ocasión, y siempre piensa en la posibilidad de agregar piezas que puedas quitarte si aparecen estos molestos vapores.
    • Mantén fresco el ambiente de tu casa y automóvil.
    • Evita las bebidas calientes, como el café o el té. Prefiere las refrescantes.
    • Utiliza una toalla fría y húmeda en el cuello y en las mejillas para calmar el calor.
    • No fumes. El cigarrillo empeora los sofocones, tiene efectos terribles en tu cuerpo, y más aún, ante una condición como a la que te estás enfrentando.
  • El Insomnio: Es posible que tu ritmo de sueño se altere. Debes tener paciencia y dormir cuando tu cuerpo lo pida, evita estresarte por los momentos de insomnio y prepara el ambiente para procurar el máximo descanso posible, con una luz baja, temperatura adecuada, sin electrodomésticos encendidos. Prueba con unas meditaciones guiadas para relajarte, existen aplicaciones súper buenas como CALM (disponible en Apple Store y Google Play). 
  • La pérdida de cabello: Con la quimioterapia puedes perder todo el cabello, sin embargo, vuelve a crecer una vez que el tratamiento termina. Mientras esto sucede, puedes utilizar una pañoleta, gorro o peluca, según tus preferencias personales. Recuerda, al final es solo una etapa y ese tiempo no define quien eres ni qué tan sensual puedes ser.  Es importante tener actitud positiva y no permitir que estos cambios dominen tu comportamiento y tu pensamiento.

    Ten presente que también se caen las cejas y pestañas, las cuales puedes maquillar. No se recomienda usar pestañas postizas, pero puedes recurrir al delineador.

    Para tratar la caída del cabello se recomienda:
    • Utiliza un champú suave.
    • Evita los productos contra la caída del cabello.
    • Lava el cabello con agua tibia, sin frotar fuertemente al secarlo.
    • Evita el uso del secador y la plancha al peinarlo.
    • No utilices tintes ni decolorantes.
    • Cepilla el cabello suavemente.
    • Protege tu cabello del frío y del sol.
  • Las uñas pueden cambiar de color con la quimioterapia, así que puedes pintarlas para que se vean parejas y arregladas.

Los factores psicológicos y emocionales: 

Te recomendamos buscar la asesoría de un sicólogo especialista y de pedir algunas sesiones de SexCoaching con el equipo de Zenzsual para que puedas conversar al respecto de cómo te sientes en el ámbito de la relación de pareja y tu sexualidad. La ayuda siempre es necesaria para no sentirte agobiada y aprender a vivir el proceso. Aquí algunos puntos clave que te servirán de referencia:

  • La vivencia del diagnóstico y el tratamiento del cáncer de mama es muy estresante y puede ser el detonante de la ruptura en relaciones que no son sólidas o que ya tenían problemas antes de la enfermedad. Si es tu caso, apóyate en un equipo profesional para guiarte en manejar la emocionalidad del momento. 
  • El cansancio, el estrés, el deterioro de la autoestima, el miedo e incertidumbre, también pueden disminuir el deseo sexual y afectar la relación de pareja. Trata de rebajar las cargas propias de la enfermedad, déjate ayudar por tus seres queridos, no te estreses por lo secundario que la meta es tu salud, quiérete mucho y deja fluir la situación, no te paralices con las preocupaciones y haz lo que esté a tu alcance. Fortalece tu espíritu y tu fuerza interior para superar estas barreras, siguiendo la guía de tu equipo médico, ante todo.
  • La depresión suele manifestarse a través de la ansiedad por la sensación de cercanía a la muerte. No seas víctima de la situación que se te puede escapar de las manos. Si sientes que tus sentimientos están fuera de control, nunca dudes en pedir ayuda, hasta encontrarla. Hay efectos secundarios del tratamiento que no solo dependen de tu fuerza de voluntad, sino que deben ser atendidos por un especialista y la correspondiente medicación para ver la salida. 
  • Toma en cuenta a tu pareja en el proceso de aceptación, sin descargar culpas en nadie, se trata de tratar de vivir el proceso enfocada en la recuperación. La falta de implicación del hombre como apoyo principal en este momento, puede ser un desencadenante de la separación. Insistimos en que la comunicación es clave para no mal interpretar las posibles reacciones de cada uno de los dos en un momento tan importante de sus vidas.

Ten presente que algunos hombres no saben cómo manejar esta situación, se sienten excluidos de la resolución del problema o no saben cómo expresar su apoyo. Esto les impide vivir una sexualidad plena en esas circunstancias y prefieren no tener sexo. Todo es cuestión de hablar poniéndose en los zapatos del otro para entender o simplemente respetar su punto de vista, sin juzgar y lograr un acuerdo. 

En todos estos casos debes impedir que, como paciente afectada por el cáncer de mama, llegues a un estado emocional crítico, que no beneficia tu salud y puede colapsar la relación, produciendo un alejamiento de la pareja y llegando a la ruptura o el divorcio en momentos tan críticos, donde puedes estar necesitando mayor apoyo emocional.

Supera los retos sexuales que llegan con el cáncer de mama

La otra cara de la moneda nos muestra un mundo de posibilidades para salir doblemente victoriosas en lo físico y en lo emocional junto a nuestras parejas, quienes pueden convertirse en tu mejor aliado en momentos difíciles. ¡Aquí alguno consejos!

El secreto del éxito: la comunicación con la pareja. Sin duda, es lo más importante. Hay que recordar que el tránsito por el cáncer de mama también puede ser difícil para la pareja, quien al igual que tú se ve sorprendido por la noticia y puede sentir frustración al no poder cambiar la situación. Por lo tanto, tener una buena comunicación es beneficioso para ambos. 

Tácticas para recuperar el deseo: La sexualidad es algo tanto físico como emocional y no debes sentirte presionada al respecto. Para volver a sentir deseo te recomendamos incorporar distintos elementos que favorezcan la sensualidad y faciliten el ambiente. Piensa en la música, los olores, los sabores, los masajes y las caricias si demanda, que son importantísimas, ¡y por qué no! Puedes incluir un baño relajante para los dos, sin mayores expectativas más allá de descansar y conectarse como pareja. Pónganse de acuerdo y prueben según sus preferencias. 

El placer más allá del sexo: Es importante tener claro que la intimidad puede experimentarse más allá del sexo. Podemos transmitir seguridad y demostrar que la relación de pareja se sustenta en otro tipo de fortalezas y valores, más allá del tamaño de nuestros senos.

Y si no tienes pareja estable…

Es normal que sientas incertidumbre, inquietud o temor al rechazo acerca de una posible relación sexual. En estos casos, lo más importante es que aprendas a reconocer tu valor como persona y no permites que los cambios de tu cuerpo afecten tu autoestima y seguridad.

A pesar de todos los cambios de tu cuerpo después del tratamiento del cáncer de mama, debes valorarte por quién eres y no por lo que te ha pasado, tómate un tiempo y cuando lo consideres oportuno, intentas iniciar relaciones que te resulten satisfactorias.

En Zenzsual nos ponemos a la orden para ayudarte a recorrer de la mejor manera posible tu camino de sanación.

¡Ten presente que nos puedes encontrar en nuestra web: www.zenzsual.com  y en las redes sociales búscanos como @zenzsual, donde tenemos productos, como el gel íntimo y el VagiYoga, que te pueden ayudar en diferentes etapas del proceso de superación del cáncer de mama que estás viviendo. Y siempre con las puertas abiertas para escucharte a través de nuestras sesiones de Sexcoaching.

FUENTE: