ZENZSUAL y COVID-19 TRABAJAMOS CON TODA LA SEGURIDAD SANITARIA EN NUESTROS ENVÍOS. SE PUEDEN PRESENTAR DEMORAS POR LA PANDEMIA. LOS ENVÍOS A EUROPA HAN SIDO SUSPENDIDOS.

Las mujeres y sus múltiples razones para dejar de fumar

razones para dejar de fumar

El cigarrillo es un verdadero enemigo para nosotras. No solo por el olor de la ropa o el color que deja en tus dientes, hay consecuencias mucho más graves como el adelanto de la menopausia y el cáncer y ni hablar del mal olor que puede llegar a despedir tu vagina.

La Organización Mundial de la Salud nos dice que la epidemia de tabaquismo es una de las mayores amenazas para la salud pública que ha tenido que afrontar el mundo. Mata a más de 8 millones de personas al año, de las cuales más de 7 millones son consumidores directos y alrededor de 1,2 millones son no fumadores expuestos al humo ajeno.

Pero en el caso específico de las mujeres, el riesgo anual de muerte de la mujer aumenta más del doble entre las fumadoras asiduas, en comparación con las que nunca han fumado en los grupos de edades entre 45 y 74 años.

Aquí en Zenzsual constantemente propiciamos conversaciones sobre salud femenina, bienestar, calidad de vida y sana sexualidad, por ese motivo con este artículo queremos que pienses sobre todos los efectos negativos que tiene el cigarrillo en tu salud. Porque cuando decimos que las mujeres debemos empoderarnos y hacernos cargo de nuestra vida, se trata de tomar decisiones sabias y responsables que cambien el curso de nuestra existencia hacia una ruta favorable; pensando en un envejecimiento saludable que implique vivir una vejez digna, productiva y feliz.

¡Sobran los motivos para dejar de fumar!

La nicotina es un poderoso estimulante, considerada como una sustancia más adictiva que otras drogas ilegales. Al cabo de unos segundos de inhalar una bocanada de humo, recibes una poderosa dosis de este componente en el cerebro. Esto hace que se incremente la cantidad de adrenalina en la sangre, responsable de acelerar tu ritmo cardíaco y aumentar tu presión sanguínea. 

Fumar para la mujer no solo supone que sea susceptible a las mismas enfermedades que los hombres (cardiovasculares, pulmonares y cancerosas), sino que además como si fuera poco, nos vemos afectadas por otras patologías solo por el hecho de ser mujer, como el cáncer de cuello uterino y otras consecuencias que perjudican nuestra capacidad para ser madres, con alteraciones de la gestación y del futuro bebé.

¿Cómo afecta el tabaco a la salud de la mujer?

¡Amiga ya sabes que fumar no es cosa de juego!

Aquí vamos con las principales razones, revisa esta lista de consecuencias negativas y alteraciones que aparecen con frecuencia en la mujer fumadora, por las cuales te recomendamos alejarte definitivamente del cigarrillo:

MENOPAUSIA PRECOZ

Hablamos de Menopausia Precoz cuando aparece antes de los 40 años, debido a una disminución de la actividad de los ovarios. Esta situación puede ser causada por una intervención quirúrgica de ovarios, causas genéticas o como consecuencia de haber estado sometida a un tratamiento de quimioterapia o radioterapia. También está demostrado que esta alteración en tu producción de estrógeno puede estar asociada al consumo de tabaco.

¿Por qué el tabaco puede estar vinculado al adelanto de la menopausia?

Lo que sucede es que el tabaco provoca alteraciones en las hormonas femeninas, especialmente en los estrógenos. Esto puede producir un adelanto de la menopausia de 2-3 años, respecto a las mujeres no fumadoras. Entre la explicaciones que se escuchan entre los médicos hay dos teorías conocidas al respecto: 

  1. Una teoría que explica esta la menopausia precoz es causada por los compuestos químicos derivados del humo del cigarrillo, los cuales podrían provocar cambios hormonales que llevarían a este adelanto.
  2. Mientras que otra teoría, apunta a que el tabaco provoca alteraciones en los niveles de estrógenos, disminuyendo la disponibilidad de las hormonas e impidiendo que realicen sus funciones habituales.

FRAGILIDAD ÓSEA 

Debes considerar que ya es común que durante la menopausia se produzca un desequilibrio en la formación de los huesos de la mujer, originando la pérdida y desmineralización de la masa ósea, mejor conocida como Osteoporosis.

Pero si a esa edad todavía eres una fumadora activa la situación de tus huesos se complica, porque la nicotina acelera la eliminación de los estrógenos por la orina, lo que incrementa la posibilidad de eliminación del calcio y la afectación de las células óseas responsables de la formación de nuevo hueso (llamadas osteoblastos), trayendo como consecuencia que al fumar continúes:

  • Debilitando tus huesos 
  • Duplicando las posibilidades de sufrir fracturas
  • Obstaculizando la formación o regeneración de tu masa ósea

Y si no dejas este terrible hábito, durante la post-menospausia seguirás aumentando tu riesgo de presentar fractura de cadera, porque tendrás una menor densidad ósea, en comparación a cualquier otra mujer no fumadora.

EFECTOS ESTÉTICOS

  • La nicotina reduce el nivel de vitamina A y cambia la cantidad/calidad del colágeno.
  • Acelera la pérdida de la elasticidad de tu piel.
  • Acelera la llegada de las arrugas en forma prematura; debido a la degradación del colágeno. 
  • Es responsable del color amarillento en tus dientes, manos y uñas.

    INTERFIERE EN LA CICATRIZACIÓN

    • Originando alteraciones en la cicatrización, dado que el humo del tabaco disminuye la oxigenación de los tejidos.

      ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES

        Fumar cigarrillos es una de las causas principales de enfermedades que afectan a los vasos sanguíneos del corazón (cardiopatías coronarias), del cerebro (enfermedades cerebrovasculares) y de las extremidades (enfermedades vasculares periféricas). Esta situación se agrava si la mujer utiliza anticonceptivos orales y es mayor de 35 años.

        ENFERMEDADES PULMONARES

        El tabaco es el principal factor causante de las enfermedades respiratorias no tumorales.

        Y por si fuera poco, el tabaco es la causa más frecuente de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) término que engloba la bronquitis crónica y el enfisema pulmonar. Algunos estudios sugieren que las mujeres fumadoras tienen mayor riesgo de padecer estas enfermedades que los hombres.

        ENFERMEDADES CANCEROSAS

        Sumando más enfermedades a la lista, el riesgo de contraer cáncer de pulmón aumenta según la cantidad, duración e intensidad del hábito del tabaquismo. Es decir, el riesgo de muerte por cáncer de pulmón es 20 veces más frecuente entre las mujeres que fuman dos o más paquetes diarios. El cáncer de pulmón está creciendo de modo alarmante en las mujeres; pues la mortalidad por este tumor aumenta cada año un 2%.

        Son múltiples los tipos de cáncer relacionados con el consumo de tabaco en las mujeres: como el cáncer de páncreas, laringe, esófago y vejiga. Sumado a estos, debemos prestar atención al cáncer de cuello uterino, el cual es de 2 a 3 veces más frecuente entre las mujeres fumadoras que entre las no fumadoras, y el cáncer de mama, el cual desde hace años está demostrado que el tabaquismo está vinculado a un mayor riesgo de desarrollarlo.

        Un estudio a gran escala realizado en 2013, el cual fue publicado en línea por el Boletín del Instituto Nacional del Cáncer, descubrió que el tabaquismo aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de mama en las mujeres, especialmente en las mujeres que comenzaron a fumar antes de tener su primer hijo. Y durante más de 13 años de seguimiento de este estudio, el índice de cáncer de mama fue un 24% más alto en las mujeres que fumaban en ese momento, en comparación con las mujeres que nunca fumaron. Y este índice fue un 13% más alto en mujeres ex fumadoras, en comparación con las mujeres que nunca fumaron.

        ALTERACIONES EN LA FUNCIÓN REPRODUCTIVA

        El consumo de tabaco en la mujer se asocia con un aumento de la infertilidad y con un mayor riesgo de embarazo fuera del útero (ectópico). De hecho, las mujeres fumadoras tienen tres veces más probabilidad que las no fumadoras de tardar más de un año en quedarse embarazadas. 

        EN EL EMBARAZO

        Durante el embarazo y como consecuencia de la vasoconstricción o disminución del calibre o ancho de los vasos sanguíneos de la madre y el futuro bebé, producida por la nicotina y de la reducción de oxígeno en la sangre, aumenta el riesgo de que aparezcan las siguientes alteraciones:

        • Reducción del peso esperado del recién nacido.
        • Retraso en el crecimiento intrauterino del feto.
        • Síndrome de muerte súbita del lactante.
        • Mayor riesgo de partos prematuros y abortos espontáneos.
        • Alteraciones de la placenta, que aumentan las complicaciones del embarazo y parto.

        DESPUÉS DEL PARTO

        Si continúas fumando, la nicotina pasará al bebé a través de la leche materna. 

        1. Trastornos de la menstruación, como reglas irregulares, tensión premenstrual y dismenorrea (menstruación dolorosa).

        CONSEJOS DEL TEAM ZENZSUAL

        Ya te hemos dado suficientes razones para dejar de fumar, pero si no fuera suficiente, quizá saber que puede ser la causa del mal olor que despide tu vagina podría ser tu mayor motivación para tomar la decisión definitiva de dejar de fumar ¿no crees?

        Si todavía consideras que no puedes desprenderte de este vicio, acude a un especialista para que te ayude en este proceso.

        Desde ya puedes empezar a llevar una dieta rica en calcio, realizar más actividad física y ante cualquier duda consultes al médico. En Zenzsual tenemos un conjunto de herramientas, productos y asesorías, dispuestas para acompañarte en este proceso de envejecer saludablemente y con una sexualidad plena.

        FUENTE:

      • Dra. Klara Senior @klarasenior
      • Dra. Sofía Herrera @tu_ginecologa
      • Organización Mundial de la Salud
      • 20minutos.es
      • www.aapec.org
      • www.aecc.es
      • www.breastcancer.org