Superando el cáncer de mama: ¡Intimidad después de la mastectomía!

sexualidad luego de la mastectomía

Estar informada y preparada es una de las estrategias para contrarrestar la falta de deseo, el dolor y la resequedad que aparece luego de esta intervención, que muchas veces salva la vida a las pacientes con cáncer de mama

El cáncer de mama es la primera causa de muerte por cáncer en la población femenina a escala mundial y uno de los tratamientos más comunes para atender esta enfermedad es la mastectomía, una cirugía que consiste en la extirpación de la mama.

Existen diversos tipos de mastectomía: la simple o total, la mastectomía radical modificada, la mastectomía radical, la mastectomía parcial y la mastectomía subcutánea que preserva el pezón. La mastectomía simple o total es adecuada para mujeres que tienen varias o amplias zonas afectadas por el cáncer y para mujeres que solicitan mastectomía preventiva, es decir, extirpación de la mama para evitar cualquier posibilidad de tener cáncer de mama. 

Cada mujer diagnosticada vive una historia diferente y será el equipo médico quien le de sus recomendaciones para poder decidir si esa cirugía aplica o no, a su realidad de salud.

La sexualidad se transforma con la mastectomía 

Para muchas mujeres, el tratamiento y el diagnóstico de cáncer de mama afectan gravemente sus vidas sexuales. Al principio están los factores más obvios, que incluyen los cambios físicos, el cansancio, las náuseas y los dolores que provoca el tratamiento, la imagen personal, la falta de energía y la situación emocional del propio diagnóstico. 

Pero cuando hablamos de los efectos particulares de la mastectomía un estudio publicado por la “Revista Sanitaria de Investigación” que se hizo para conocer la sexualidad de la mujer mastectomizada antes y después de ser diagnosticada de cáncer de mama y analizar los cambios que se producen en su vida sexual después de la intervención quirúrgica de la extirpación de la mama, llegó a la conclusión de que las mujeres mastectomizadas (participantes en este estudio):

  • Son sexualmente menos activas.
  • Presentan dolor durante el coito vaginal.
  • Refieren sequedad vaginal.
  • Dificultad para alcanzar el orgasmo tras la intervención.
  • Disminución de la líbido y problemas para excitarse.
  •  Y las que antes sentían dolor de coito, ahora tienen más dificultad para excitarse.

Mantener la intimidad tras la mastectomía

Muchas son las consecuencias del cáncer de mama sobre la sexualidad femenina, pero una vez superada la fase crítica del tratamiento, la sexualidad puede convertirse en un área de soporte dentro del proceso de recuperación. Por eso hoy nos concentramos en las posibles opciones que tienen las mujeres con una mastectomía, para abordar su sexualidad: 

  • Cambios físicos: más allá de que, la mujer decida o no, pasar a una fase de reconstrucción de la mama por la vía de la cirugía estética, toda mujer que vive una mastectomía sufrirá una serie de cambios físicos al verse y sentirse sin sus mamas. Es un proceso que debe ir acompañado por terapia psicológica y de pareja que les permita entender las vivencias físicas que su cuerpo experimentará en lo sucesivo y las interrogantes que surgen con la experiencia.
  • Comunicación con el equipo médico: Aunque la paciente ya haya superado el postoperatorio de la mastectomía, no debe alejarse de su equipo médico. Al contrario, debe seguir recibiendo sus consejos. Inclusive asistir a consulta con el sexólogo, quien es de gran ayuda para continuar con su vida íntima.
  • Apoyo y soporte de grupos de apoyo o amistades que han pasado por la misma situación son clave para ayudarla. Es una parte importante de sentirse seguro y conocer el testimonio de otras experiencias parecidas de mujeres con mastectomía.
  • El manejo de la depresión es una consecuencia que afecta directamente al interés en el sexo. Si la mujer con mastectomía se siente deprimida y no puede superar esta situación, debe buscar ayuda al considerar la posibilidad de acudir a un terapeuta. Además, tener presente que algunos tratamientos para la depresión pueden causar la pérdida del deseo sexual. Los medicamentos deben ser cuidadosamente administrados y controlados por un profesional médico especializado (generalmente un psiquiatra). 

Sin embargo, no debe ignorar la depresión. Es importante asegurarse de buscar ayuda y considerar que existen algunas cosas que solo el tiempo puede sanar.

  • La pérdida del deseo sexual: La mama ya no está, posiblemente la mujer subió de peso, no tiene energía, está cansada y siente nuevos dolores. A esto se suma la pérdida del deseo y del apetito sexual, ahora le cuesta excitarse y llegar al orgasmo. Ya sea por los medicamentos para el alivio del dolor, especialmente los narcóticos o por la disminución de la cantidad de estrógeno, testosterona o progesterona, provocada por el tratamiento del cáncer de mama. En ese caso, es necesario hablar con el médico para encontrar las soluciones adecuadas y la posibilidad de realizar un análisis hormonal.

Si tienes problemas con el sexo, es recomendable que intentes obtener satisfacción por vías diferentes al orgasmo por un tiempo mientras te recuperas. Se recomienda que intentes concentrarte en el placer que produce tocarse, besarse e imaginar cosas, y no tanto en la penetración. Restarle importancia al orgasmo vaginal puede en realidad ayudar a que ocurra nuevamente más rápido de lo que esperabas. Inclusive considerar tomar sesiones de SexCoaching para descubrir nuevas formas de vivir tu sexualidad con la estimulación del cuerpo.

  • Atenuar el dolor vaginal: es posible que tu vida sexual se vea alterada por el dolor vaginal que resulta del tratamiento del cáncer de mama. Las relaciones sexuales dolorosas pueden destruir el interés en el sexo más rápido que cualquier otra cosa. Las úlceras vaginales que aparecen durante algunos tratamientos de quimioterapia son una fuente principal de estos dolores.  Por lo que hay que esperar que las heridas sanen antes de intentar la penetración vaginal. 
  • Los esteroides y los antibióticos pueden provocar infecciones por levaduras en la boca y en la vagina que también deben recibir tratamiento médico. 
  • La menopausia (natural o inducida) puede provocar el debilitamiento y la reducción de las paredes vaginales. La sequedad vaginal (falta de lubricación natural) es otro efecto secundario de la menopausia. Estas condiciones pueden contribuir a sentir dolor durante el acto sexual. En ambos casos es fundamental que consultes al médico si puedes usar un Gel Hidratante Intimo femenino como el de Zenzsual, que contiene altas concentraciones de ácido hialurónico vegano, un producto libre de hormonas, base agua, con pH balanceado al normal de la zona genital, libre de parabenos, glicerina y no probado en animales. La intención del producto es hidratar la zona genital de la mujer por su alto contenido en ácido hialurónico, y balancear el pH para aliviar los síntomas de sequedad que pueden presentarse. 

Lo importante en esta etapa posterior a la mastectomía y una vez superado el cáncer de mama es la aceptación personal, el grupo de apoyo que tenga la mujer a su alrededor, desde médicos, terapeutas, amigos y familia. Y la comunicación cercana con su pareja para entender la nueva realidad y apreciar la sexualidad con las nuevas condiciones. 

Te invitamos a visitar nuestra tienda online TuSaludIntima para conocer los productos de cuidado femenino de Zenzsual y conéctate a través de nuestras redes sociales, donde siempre publicamos videos, promociones y tips informativos para tu salud femenina y tu sexualidad. Síguenos en nuestras redes sociales @tuSaludintima @DoctoraKlaraSenior y @Tu_Ginecologa.

FUENTE: