Sexo durante el embarazo: derrumbando mitos

 Sexo durante el embarazo: derrumbando mitos. Zenzsual

“Podemos hacerle daño al bebé”, “las embarazadas pierden el apetito sexual”, “podemos provocar un aborto o parto prematuro”, ¿Qué tan cierto resulta esto? Sobre el sexo durante el embarazo se dicen muchas cosas, sobre todo sin fundamentos; es momento de que derrumbemos juntas los mitos más habituales sobre qué hacer y qué no hacer durante esta etapa.

Si esperas a tu primer bebé, si ya tienes experiencia como mamá, o incluso tú, futuro papá, si estás leyendo esto; seguramente has tenido dudas sobre qué está bien o mal en la sexualidad durante la etapa de gestación, si es así, esto es lo que tienes que saber sobre el sexo en el embarazo para que dejen los miedos y lo disfruten con total tranquilidad.

 

“Podemos hacerle daño al bebé”

Este es uno de los mitos más comunes alrededor del tema, ¿realmente podemos hacerle daño al bebé? No, el sexo no está contraindicado en el embarazo porque no existen posibilidades de ocasionarle daño. Durante el encuentro, el pene nunca llega a tocar el bebé, incluso si es considerablemente grande, ya que lo separa de él, el cuello uterino, el tapón mucoso, la bolsa y el líquido amniótico del útero. ¿Cuándo no deberías tener relaciones sexuales? Solo cuando tu médico te lo indique por tener un embarazo de alto riesgo, si has presentado abortos espontáneos anteriormente o por pérdida de líquido y/o sangrado. De lo contrario, puedes disfrutar de una vida sexual normal.

  Sexo durante el embarazo: derrumbando mitos

“Las mujeres en embarazo pierden el apetito sexual”

Sobre este tema hay mucha tela por cortar pero sin duda esto es falso. El deseo sexual no necesariamente disminuye durante esta etapa, podríamos decir que fluctúa debido a los cambios hormonales que experimentas durante el embarazo; y por supuesto, depende de cada mujer. ¡Lo cierto es que pueden llevar una vida sexual satisfactoria!

Pero ya que las dos posibilidades están sobre la mesa, y son completamente normales, lo más importante es que recuerdes que la intimidad no es sólo sexo. Exprésale a tu pareja lo que sientes de una forma abierta, y si el sexo resulta difícil, comiencen por los besos, las caricias y los juegos; y por supuesto, no olvides las 'ayuditas' extra para evitar el dolor durante la penetración (porque la resequedad vaginal es algo muy común en esta etapa), como el GEL Hidratante Femenino con Ácido Hialurónico que te ayudará a conservar esta zona hidratada, manteniendo el pH natural de tu vagina y protegiéndola contra infecciones, que puedes encontrar aquí con el 25% de descuento; y si definitivamente el sexo es algo que está fuera de tus límites, consulta a tu médico y bajo sus recomendaciones sabrás si las relaciones sexuales con penetración deben suspenderse.

  Sexo durante el embarazo: derrumbando mitos

“Podemos provocar un aborto espontáneo o el parto prematuro”

¡No! Tener sexo en las primeras etapas del embarazo no afecta en lo absoluto al bebé, por lo tanto no hay riesgo de pérdida; los abortos espontáneos son producto de complicaciones o alteraciones propias del bebé y de su implantación en el útero materno. En cuánto a que el sexo pueda inducir el parto, es importante que sepas, que el sexo  puede favorecer el trabajo de parto en un embarazo a término, ya que según expertos contiene una sustancia llamada prostaglandina, que puede ayudar a inducir el trabajo de parto. Así que si no deseas tener un embarazo cronológicamente prolongado, capaz en este momento estés pensando ya en tu próximo encuentro íntimo.

 Sexo durante el embarazo: derrumbando mitos

Un apunte, el VagiYoga Rehabilitador Pélvico, que puedes conocer aquí, mejora el tono muscular de tu vagina ayudándote a fortalecerla, mejorar el placer sexual, prevenir la incontinencia urinaria por flacidez, y además, en la fase final de tu embarazo puede facilitar el período expulsivo durante el parto vaginal y una recuperación más acelerada después de una cesárea.

Mitos como estos verás que existen muchos, aquí solo mencionamos algunos de los que hemos escuchado, y que creemos son los más comunes. Sin embargo, hay algo que no es un mito y  son sus beneficios. ¿Qué? ¿De qué me perdí?

Así es, debido a una tendencia cultural de no asociar la sexualidad con las mujeres embarazadas, es más la información negativa que positiva que puedes recibir como mamá, pero lo cierto es que el sexo en esta maravillosa etapa puede:

  • Reforzar tu rol de mujer y no sólo de futura madre, mejorando tu autoestima y ayudándote a ver los cambios corporales de una forma más positiva.
  • Funciona como analgésico y puede ayudarte a aliviar dolores o molestias.
  • Cuenta como actividad física y sólo por eso ya lo hace beneficioso para tu salud porque liberas endorfinas, la hormona de la felicidad.
  • Mejora la circulación y la oxigenación del bebé.
  • Y algo fundamental, aumenta la complicidad entre tú y tu pareja.

¡Hay cosas que ya no van! Ver el embarazo como una enfermedad quedó en el pasado, aprende a disfrutar de tu sexualidad sin ningún tabú, sobre todo en esta etapa, expresa todo lo que sientes dentro y fuera de la cama con total confianza, y si los miedos y las dudas llegan a ti, habla de lo que te preocupa con tu pareja y por supuesto con tu médico. ¡Juntos encontrarán todas las respuestas!

 

 Sexo durante el embarazo: derrumbando mitos

 


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados