¿Se te sale un chorrito cada vez que estornudas? 💧 Enciende tus alarmas

¿El secreto de la eterna juventud? Un piso pélvico fuerte y activo

Una cosa muy distinta es orinarse de la risa y otra que se te escape un chorrito de orina cada vez que estornudas, toses o te asalta una carcajada. Esos escapes de orina no solo pueden arruinar un momento divertido, sino que pueden ser incómodos, antihigiénicos y afectar tu calidad de vida significativamente a medida que pasan los años.

Cuando los músculos del piso pélvico se debilitan y pierden su capacidad para cerrar la uretra adecuadamente, permiten que la orina se escape hasta cuando te agachas. ¿Sabías que esa es una musculatura que también debes mantener tonificada?

El piso pélvico es una estructura de músculos y ligamentos que se encuentra en la base de la pelvis y es responsable de sostener los órganos pélvicos, incluyendo la vejiga, el útero y el recto. 

Tiene tres funciones muy importantes: 

  1. Sostener los órganos para evitar prolapso ( esto lo hace con sus fibras de contracción lenta y sostenida. 
  2. Cerrar los agujeros que hay en la  pelvis para evitar escapes o incontinencia (esto lo hace con sus fibras de contracción rápida) 
  3. Contribuye en el placer sexual, porque al contraerse voluntariamente puede hacer más placentera la experiencia y cuando lo hace involuntariamente es parte del orgasmo femenino.

Los datos hablan por sí solos, el 30% de las mujeres sufren disfunciones relacionadas con el suelo pélvico: incontinencia, dolores en las relaciones sexuales, prolapsos, dificultad para alcanzar el orgasmo, estreñimiento, entre otros.

Sigue leyendo para enterarte qué permite que se debilite y cómo hacer para fortalecerlo. Si ya te pasa… todavía tienes chance de reestablecer esos músculos tan escondidos, pero tan importantes.

 

¿Por qué sucede esto?

La pérdida involuntaria de orina, también conocida como incontinencia urinaria, es más común de lo que se piensa y afecta a millones de mujeres en todo el mundo. Se estima que aproximadamente 1 de cada 4 mujeres adultas experimentan algún grado de incontinencia urinaria en algún momento de sus vidas.

En el caso de la incontinencia urinaria por esfuerzo (esa que ocurre al toser, estornudar, levantar algo pesado, cambiar de posición o realizar ejercicio) está vinculada al debilitamiento del piso pélvico.

 Ese debilitamiento es común en mujeres que han tenido varios embarazos, partos vaginales o que están experimentando cambios hormonales durante la menopausia. También puede estar relacionado con ciertos factores de estilo de vida, como el tabaquismo y la falta de actividad física. 

Veamos en detalle algunas de las razones:

Embarazo y parto: Durante el embarazo, el peso del feto y la presión sobre la pelvis pueden debilitar los músculos del piso pélvico. Además, el parto vaginal puede causar lesiones en los músculos y ligamentos del piso pélvico, e incluso provocar un prolapso (El prolapso genital es el descenso del útero y/o la vejiga o recto a través de la vagina. En la inmensa mayoría de las mujeres el grado del prolapso es leve y no suelen presentar síntomas).

Menopausia: Durante la menopausia, los niveles de estrógeno, colágeno y elastina en el cuerpo disminuyen, afectando negativamente a los músculos, los ligamentos y los tendones. Los músculos del piso pélvico pueden verse afectados.

Sobrepeso: El exceso de peso puede ejercer presión adicional en los músculos del piso pélvico, lo que puede debilitarlos con el tiempo.

Estreñimiento crónico: El estreñimiento crónico puede aumentar la presión sobre los músculos del piso pélvico y debilitarlos con el tiempo.

Ejercicio de alto impacto: El ejercicio de alto impacto, como correr, saltar y levantar pesas, puede ejercer presión sobre estos músculos y debilitarlos.

Envejecimiento: A medida que las mujeres envejecen, los músculos del piso pélvico pueden debilitarse debido a la pérdida de tono muscular y la disminución de la elasticidad.

¿Qué puedo hacer para fortalecer la zona?

Aunque la incontinencia urinaria puede ser un problema embarazoso, hay muchos tratamientos efectivos disponibles para ayudar a fortalecer los músculos del piso pélvico y mejorar la calidad de vida de las mujeres que lo padecen. 

  1. Ejercicios de Kegel: Los ejercicios de Kegel son una forma efectiva de fortalecer los músculos del piso pélvico. Para realizarlos, contrae los músculos del piso pélvico como si estuvieras tratando de detener el flujo de orina (es muy importante que para hacer estos ejercicios debes tener la vejiga vacía, sin orina, para evitar infecciones).

Vvisita nuestro canal de youtube para aprender a hacer los ejercicios de forma más detallada y conocer los beneficios del Vagiyoga.

  1. Entrenamiento de resistencia: El entrenamiento de resistencia puede ayudar a fortalecer los músculos del piso pélvico. Una forma de hacer esto es usar ejercitadores vaginales – como nuestro Vagiyoga- que se insertan en la vagina y se usan para resistir y fortalecer los músculos de la zona. Si aprendes a contraer de forma voluntaria, activa y fuerte el piso pélvico y logras mantener la contracción en el tiempo vas a poder contener la orina e incluso los gases. 
  2. Ejercicio de respiración diafragmática: La respiración diafragmática es un ejercicio que puede ayudar a fortalecer el piso pélvico. Para hacer este ejercicio, inhala profundamente mientras relajas tus músculos abdominales y empujas tu diafragma hacia abajo. Luego, exhala mientras contraes los músculos del piso pélvico. Repite este ejercicio varias veces al día.
  3. Yoga: Las posturas de yoga que implican la activación del núcleo y la elevación de las piernas pueden ayudar a fortalecer los músculos del piso pélvico. Algunas posturas que puedes probar incluyen el puente, el perro boca abajo y la postura del triángulo.
  4. Mantén un peso saludable: El aumento de peso puede debilitar los músculos del piso pélvico. Si estás experimentando problemas de incontinencia urinaria, es importante mantener un peso saludable para prevenir la presión adicional en el piso pélvico

Rehabilitando el piso pélvico:

Es importante que sepas que nunca es tarde para ayudar a tu cuerpo a recuperar la tonificación de la zona íntima. Si sientes que hay un debilitamiento evidente de la zona, te recomendamos que visites a un especialista en suelo pélvico como puede ser un uroginecólogo y/o un fisioterapeuta especialista en suelo pélvico.

El uso regular de un rehabilitador o entrenador vaginal, como nuestro Vagiyoga, puede proporcionar una serie de beneficios tanto para la vagina como para el piso pélvico. 

Estos son algunos:

 

  1. Mejora del tono muscular: El uso regular de un entrenador vaginal permite que aprendamos a contraer y relajar todos los músculos y ligamentos de la zona.

  1. Aumento de la sensibilidad sexual: Siendo el suelo pélvico la musculatura que le da el tono a la entrada de la vagina y la musculatura que se contrae en los orgasmos, es fácil entender que al Fortalecer estos músculos podemos aumentar la sensibilidad y el placer durante la actividad sexual.
  2. Fortalecimiento del suelo pélvico después del parto: Después del parto, los músculos del piso pélvico pueden estar debilitados y estirados. El uso de un entrenador como el Vagiyoga puede ayudar a fortalecer estos músculos y a acelerar la recuperación después del parto.
  3. Mejora del control de la vejiga: La incontinencia urinaria puede ser una fuente de vergüenza y malestar. Entrenando puedes ayudar a fortalecer estos músculos y mejorar el control de la vejiga.
  4. Mejora de la postura y el equilibrio: La relación entre postura y suelo pélvico es muy directa debido a que los músculos que lo componen no trabajan de forma aislada, sino que su actividad depende de otras zonas como el abdomen, la columna lumbar o el diafragma. 

Recuerda que antes de introducir el Vagiyoga en tu vagina debes utilizar un gel lubricante con ácido hialurónico como el de Zenzsual y asumir este entrenamiento con disciplina y consistencia.

Nosotras recomendamos usar el Vagiyoga una a dos veces al día y de 3 a 5 veces a la semana, con dos días de descanso. Los resultados se notarán por dentro y por fuera.

¿Quieres el tuyo? Visita nuestra tienda virtual y busca el Kit Íntimamente Poderosa que incluye el Vagiyoga Rehabilitador de Piso Pélvico, un gel hidratante femenino Long Lasting con ácido hialurónico y como obsequio el ebook Íntimamente Poderosa con más de 150 consejos, tácticas y herramientas para disfrutar tu intimidad. 




Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.