Identifica el olor natural de tu vagina

 

Identifica el olor natural de tu vagina

La vagina tiene una fragancia única y por esa razón te recomendamos tomar conciencia del olor de tu vagina y estar atenta a los cambios que te pueden indicar alguna situación de salud que atender, qué es lo normal y cuándo asistir al ginecólogo.

Los hábitos diarios, la técnica de aseo, la alimentación, la salud, y otros factores pueden afectar el olor natural. Lo primero es que hay que respetar nuestro olor natural, porque no es ni sano ni seguro tratar de eliminar el olor vaginal. De hecho, hacerlo puede provocar infecciones que terminan causando un olor desagradable.

Es importante conocernos, identificar tu flujo según el momento de la vida y del mes en que te encuentres y evitar los malos hábitos que por uso y costumbre repetimos. 

Entonces vamos directamente a hablarte de algunas estrategias que pueden disminuir de manera segura el mal olor vaginal y abordar las causas médicas subyacentes.

¿Qué es lo normal cuando de olor vaginal se trata?

No te sientas avergonzada o cohibida por tu olor vaginal. No es necesario que estos sentimientos negativos afecten tu autoestima e imagen corporal. ¡Toma nota y aprende! 

Los olores que generalmente se consideran «olor vaginal» pueden originarse en cualquier parte del área de la ingle femenina. Pueden provenir de infecciones vaginales, donde el olor en realidad se origina en la vagina, o puede provenir de la piel debido a la falta de higiene u otras razones.

¿Qué debes saber sobre tu olor vaginal?

  1. Es normal que la vagina tenga un leve olor rancio, debido en parte por las feromonas. 
  2. La salud y la alimentación pueden afectar el olor natural de la vagina. 
  3. El olor se modifica con los cambios hormonales durante el embarazo, la menopausia y el ciclo menstrual. Así que, cierto olor leve no debe ser motivo de preocupación. 
  4. Algunos otros olores, no obstante, son un indicativo de que hay que consultar con el médico. Aprende cuáles son:

¡Alerta roja! Olor a pescado podrido en la vagina 

La vaginosis bacteriana es la infección vaginal más común entre las mujeres en edad fértil. Cuando algo altera la química compleja de la vagina, se puede producir un crecimiento descontrolado de bacterias que ocasionan un olor a pescado.

Algunas mujeres que tienen vaginosis experimentan otros síntomas, como picazón o ardor, similares a los que se pueden sentir en una infección por hongos. Sin embargo, para muchas mujeres, el olor es el único síntoma. Los antibióticos pueden tratar el problema y deben ser recetados por un médico.

Los hábitos saludables también pueden disminuir el riesgo de vaginosis. Estos incluyen:

  • Evitar las duchas vaginales, que alteran el delicado equilibrio del pH de la vagina.
  • No usar productos con perfume o sabor en la vagina o en el área de la vulva. 
  • No usar otros productos, como los tampones perfumados, pueden alterar la química vaginal y ocasionar vaginosis.
  • Limitar el número de parejas sexuales y tener relaciones sexuales con protección. Mientras la VB no es una infección de transmisión sexual (ITS), tener muchas parejas sexuales puede alterar el equilibrio de las bacterias en la vagina, causando vaginosis.

Olor vaginal dulce o similar a la cerveza

La vagina también podría tener un olor parecido al de la cerveza, harina o pan debido a un crecimiento excesivo de hongos que puede producir un olor dulce similar al olor de la miel o las galletas. 

Algunas veces, el olor es agrio, pero también puede ser agradable. Las infecciones por hongos usualmente vienen acompañadas por ardor intenso, picazón o sensación de resequedad. Tienden a empeorar con el tiempo y es posible que algunas mujeres notan un flujo parecido al queso cottage.

Si estás experimentando una infección por hongos deberías conversar con tu médico para descartar otras causas.

Para prevenir la vaginosis, debes evitar los productos perfumados y nunca tomar duchas vaginales, también pueden prevenir el crecimiento excesivo de hongos. Otras estrategias incluyen:

  • Tomar antibióticos solamente cuando lo indica el médico y sea necesario: el abuso en la ingesta de antibióticos destruye las bacterias vaginales, desencadenando el crecimiento de hongos en la vagina.
  • Evitar el sexo oral con personas que tienen candidiasis oral.
  • Mantener la zona vaginal relativamente seca: ya que los hongos proliferan en un ambiente húmedo. Secarse con una toalla después de bañarse o ducharse, y evitar sentarse en trajes de baño o ropa interior mojada.

Otros olores que atender

Los cambios hormonales durante la menopausia pueden alterar el olor de la vagina y resecarla. Cualquier cambio en el olor vaginal, en especial si es desagradable, es un indicativo de que hay que consultar con un médico para validar el diagnóstico, porque algunas enfermedades como la tricomoniasis, también pueden alterar el olor de la vagina. 

Consejos para cuidar el olor vaginal

1. La técnica de higiene 

Las prácticas seguras y cuidadosas de higiene vaginal pueden disminuir el mal olor en la vagina. Algunas estrategias incluyen:

  • Usar un jabón suave y sin olor solamente en el área de la vulva (y dejar a un lado el jabón común), sin olor ni fragancias y aplicarlo únicamente en la vulva puede ayudar a disminuir el mal olor vaginal. Insertar el jabón dentro de la vagina puede alterar el pH vaginal, ocasionando infecciones y un olor fétido. 

Hay una variedad de productos sin olor que se pueden comprar en línea. Como el KIT “Salud Vaginal Total” de TuSaludIntima. Trae la espuma limpiadora Zenzsual para asearse, el Gel Hidratante Zenzsual para aplicarlo después del aseo y el suplemento nutricional Zenbiotic para consumir los probióticos que fortalecen la salud vaginal desde adentro. Lo que lo convierte en una estrategia integral para blindarse de las infecciones y los malos olores.

  • Limpiarse de adelante hacia atrás: esto evita que la materia fecal llegue a la área vaginal.
  • Orinar inmediatamente después de tener relaciones sexuales, para eliminar esas bacterias que pudieron entrar con la penetración.
  • Cambiar la ropa interior diariamente o cuando esté sudada o manchada. Y preferir la de algodón o tejidos naturales, que dejen respirar a tu zona íntima.
  • Lavar la ropa interior con productos sin aroma.
  • Evitar las duchas vaginales, que alteran el delicado equilibrio del pH de la vagina.
  • Lavar la vulva con agua si tiene un olor desagradable. 
  • Usar un paño exclusivo, usado únicamente para secar cuidadosamente la zona, eliminando el sudor y otras fuentes de olor.

2. Productos menstruales

Algunas mujeres notan un olor vaginal más fuerte cuando tienen su ciclo menstrual; otras sienten un olor metálico, y otras uno similar al amoníaco.

Algunos productos menstruales atrapan el olor, agravando este efecto. Para disminuir el olor:

  • Intenta usar productos internos, como la copa menstrual. La humedad de las toallas higiénicas y de las toallitas de tela reusables puede contribuir al mal olor. Sentarse sobre una toallita húmeda también puede provocar una infección. Los productos menstruales internos, incluyendo las copas menstruales son una opción.
  • Si prefieres seguir usando las toallas o tampones cámbialos con frecuencia (no más de 4 horas adentro).

3. Las relaciones sexuales y el olor vaginal

Algunas mujeres notan un fuerte olor a pescado inmediatamente después de tener relaciones sexuales, lo que es un signo revelador de una vaginosis bacteriana. Otras notan un olor menos distintivo. Algunas veces, las interacciones entre el semen y los fluidos vaginales pueden ocasionar mal olor vaginal-vulvar.  Y algunos lubricantes pueden cambiar el pH vaginal y el olor que esto conlleva.

Para disminuir el olor asociado con las relaciones sexuales vaginales:

  • Usa un condón para evitar que el semen entre en contacto con los fluidos vaginales. Compara las diferentes marcas de condones y los productos para elegir el más adecuado antes de la compra.
  • Enjuaga la vagina y la vulva solo con agua después de tener relaciones sexuales. No uses duchas vaginales. 
  • Evita el uso de lubricantes con aroma o sabor.

4. Probióticos

Los probióticos ayudan a las bacterias sanas en todo el cuerpo, incluso en la vagina. Pueden ayudar a prevenir algunas infecciones vaginales, en particular por hongos. Compara los diferentes productos antes de comprar.

Al controlar las infecciones, los probióticos pueden disminuir las causas del mal olor vaginal. Debido a que los probióticos ayudan a restablecer el pH vaginal normal, también contribuirían a disminuir el mal olor.

Por eso siempre recomendamos el suplemento nutricional Zenbiotic, porque una de las primeras líneas de defensa en el cuerpo es la flora bacteriana local. Y Zenbiotic está formulado para potenciar la salud vaginal además de la digestiva y el bienestar inmunológico de todo el cuerpo.

Contiene 25 mil millones de UFC de probióticos, que son bacterias buenas las cuales conviven en el cuerpo humano favoreciendo el funcionamiento adecuado y promoviendo ambientes naturales que estimulan los sistemas de defensa contra los gérmenes que pueden causar enfermedades. 

Es un producto especialmente realizado con Bifidobacterias y Lactobacilos específicos de la vagina, para disminuir la frecuencia de los problemas femeninos más comunes como:  desbalance del pH vaginal y presencia de levaduras u hongos (Candidiasis). 

5. Ropa

  1. La ropa suele acumular posibles causas de mal olor en el área de la vagina, por ejemplo: sudor, piel muerta, flujo, goteo de semen de una relación sexual previa y otras fuentes de olor.
  2. La ropa muy apretada puede ser responsable del mal olor. Esto incluye algunos tipos de fajas. La materia fecal que llega a la vagina o a la vulva puede ocasionar infecciones y malos olores, por lo que debes evitar la ropa que lo fomente. Esto incluye tangas muy apretadas o pequeñas.
  3. El algodón transpirable es la mejor opción para las mujeres a quienes les preocupa el olor vaginal. Es menos probable que el algodón mantenga la humedad en la vagina. Esto hace que sea más difícil la acumulación de bacterias y otras fuentes de mal olor y que se produzca un olor fuerte. 

6. Alimentación

  • Mantenerte hidratada ayuda a que el sudor no huela mal. También ayuda a prevenir el crecimiento excesivo de bacterias, de ese modo habrá un olor vaginal menos pronunciado.
  • Los alimentos muy azucarados pueden desencadenar un crecimiento excesivo de hongos, alterando el olor de la vagina.
  • Existe alguna evidencia de que ciertos alimentos de olor intenso también podrían cambiar el olor de la vagina. Las cebollas, el café y otros alimentos cuyo olor es fuerte pueden alterar cómo huele la vagina, al cambiar el olor del sudor y de otros fluidos corporales.

Hay poca investigación científica que apoye el uso de algún alimento específico que modifique el olor de la vagina. Algunos casos anecdóticos sugieren que alimentos con olor dulce, como el melón, la manzana y el apio, podrían ayudar.

En consecuencia, lo más importante es que prestes atención a tus olores. Mientras eso sucede está en tus manos procurar llevar una cotidianidad y una vida sexual más sana y placentera. Así que lo mejor es hacer el intento con las herramientas que dispones y obtener los beneficios saludables para ti y tu relación de pareja. 

Para obtener más tips como este, te recomendamos visitar nuestra tienda online: www.tuSaludIntima.com donde puedes comprar estos productos y conocer nuevas formas de blindar TuSaludIntima con Zenzsual. 

En nuestro blog: www.Zenzsual.com también encontrarás más consejos de salud femenina y bienestar sexual. Conéctate a través de nuestras redes sociales, donde siempre publicamos videos, promociones y tips informativos. Síguenos en: @tuSaludintima @DoctoraKlaraSenior y @Tu_Ginecologa.

FUENTE: