¡No te engañes! El alcohol en exceso si interfiere en tu sexualidad

 

alcohol y sexualidad

Que si funciona como afrodisiaco o que si nos sentimos más bellas. Sepan todos que en las mujeres, un consumo excesivo de alcohol puede disminuir la lubricación y retrasar el orgasmo o sentirlo con menor intensidad.

En las películas y comerciales vemos con frecuencia como una pareja en plena cita tiene al lado una copa de vino o de cualquier licor, generalmente los lugares más concurridos para un encuentro romántico son aquellos donde venden más alcohol, restaurantes y discotecas, fiestas son los preferidos para ligar o conectar sexualmente con otra persona.

Eso nos ha llevado a pensar que, al ingerir alcohol en sus distintas presentaciones, podemos conectar mejor con el otro físicamente, pero no es una tesis totalmente cierta y en este artículo queremos explicarte por qué.

No es un secreto que el efecto sedante del alcohol hace que disminuya la capacidad de percibir las sensaciones y eso incluye las sensaciones placenteras, provocando que se altere nuestra capacidad para excitarnos. 

El alcohol en exceso es el enemigo de la sexualidad 

La realidad comprobada es que un consumo moderado de alcohol puede ayudar a disfrutar del juego sexual porque nos relaja y nos hace sentir más confiadas y seguras. Pero muchas veces perdemos la perspectiva sobre lo que significa eso que llaman: ¡CANTIDAD MODERADA! ¿Será una copa, un vaso, una botella o un litro? Y la relatividad puede ser fácilmente detectada por nuestros sentidos, que comienzan a fallar al mayor consumo. 

El problema es cuando bebemos tanto alcohol que al día siguiente no nos acordamos de nada y nos exponemos a situaciones de peligro para nuestra integridad física o moral (por ejemplo, tener sexo con alguien que no queríamos, sin protección ante el contagio de enfermedades o en lugares peligrosos). 

El alcohol en su justa medida puede ser un complemento ocasional, jamás el medio para gozar del sexo. Normalizar la costumbre de mantener relaciones bajo los efectos del alcohol puede generarte dependencia y que acabe siendo necesario para poder sentirte cómoda para llegar al terreno sexual. Lo cierto es que existen otras fórmulas más saludables que nos exigen conocer muy bien nuestro cuerpo y sus zonas erógenas, conocer lo que realmente te produce placer, y conocer también lo que no te gusta o áreas de bloqueos donde necesitas buscar ayuda para superarlos. 

¿Cómo el alcohol afecta tu sexualidad?

Aprendamos ahora cómo el alcohol puede tener una variedad de efectos en tu vida sexual, afectando tu deseo sexual, la excitación y el desempeño.

Puede aumentar el deseo sexual

Un trago o dos podrían aumentar la excitación, pero no es una afirmación. Beber alcohol aumenta los niveles de testosterona en las mujeres, la hormona sexual masculina que juega un papel en el deseo sexual y por ello se considera que puede ser un factor que incide en el deseo. 

También hay un elemento de sugestión y expectativa. Si mentalmente asociamos el beber con inhibiciones y con sentirse más sexy y seguras, puede verse como una profecía que uno mismo cumple. 

La evidencia muestra que mientras que el alcohol puede hacer que las mujeres piensen que están excitadas, demasiada bebida en realidad tiene un efecto fisiológicamente negativo, y disminuye la respuesta genital. Cuanto más bebas, peor será tu respuesta genital y excitación física. 

Dificultad para llegar al orgasmo

Si bien una bebida puede no interferir con el flujo sanguíneo, beber de más puede tener un impacto fisiológico, cognitivo y conductual que puede causar una disfunción orgásmica inducida por el alcohol. Esto puede significar que tome más tiempo llegar al clímax y tener orgasmos menos intensos si es que llegan.

En resumen, si quieres un final feliz después de masturbarte o tener actividades sexuales en pareja, es mejor no emborracharte.

¡Seca, seca, súper seca! El alcohol no nos ayuda a humedecerse

Cuando las mujeres nos excitamos, nuestro cuerpo aumenta el flujo sanguíneo a los genitales, causando que se hinchen y se auto-lubriquen, preparándose para el coito. Beber demasiado alcohol puede detener estas respuestas fisiológicas e interferir con la humedad vaginal, debido a la falta de riego en la zona y a la deshidratación que produce el alcohol, lo que resulta en fricción, dolor, fisuras y malestar.

Esto tiene solución usando un gel íntimo base agua, de calidad como el de Zenzsual durante la intimidad, sin embargo, estamos aprendiendo que este no es el único efecto negativo del alcohol.  

3 mitos comunes sobre el alcohol y el sexo

Mucho se dice al respecto, muchos cuentos y fantasías rodean la relación sexo-alcohol por lo que es propicio saber de qué se tratan algunos rumores comunes:

  1. El “efecto embellecedor del alcohol”... todos se ven más sexis: La realidad es que beber disminuye las inhibiciones, aumenta la socialización y afecta el juicio. Por eso no es difícil ver por qué el alcohol puede llevarte a dormir con alguien a quien ni siquiera volteamos a ver.

  2. Todos procesan el alcohol de la misma manera: No es cierto. Las mujeres y los hombres absorben y metabolizan el alcohol de manera diferente. Las mujeres suelen tener menos agua corporal que los hombres, incluso si pesan lo mismo. Con menos agua para diluir el alcohol, las mujeres tienen concentraciones más altas de alcohol en su torrente sanguíneo, lo que conduce a un mayor deterioro relacionado con el alcohol.

  3. Eres una mujer “fácil” cuando estás borracha: Absolutamente falso. Tomar algunas bebidas, incluso muchas bebidas, no es una justificación para la atención o actividad sexual no deseada. El consentimiento claro es necesario y extremadamente importante antes de cualquier tipo de contacto sexual. Participar en cualquier tipo de actividad sexual con alguien que está demasiado borracho como para dar su consentimiento es considerado agresión sexual.

Mucho queda por investigar de la relación sexo y alcohol, mientras eso sucede trata de no excederte y de vivir en equilibro, para llevar una vida sexual más sana y placentera. Durante décadas y décadas hemos visto y sentido en carne propia lo que puede hacer el alcohol en exceso, así que lo mejor es no abusar de él y procurar fortalecer nuestra relación con nuestro cuerpo, nuestra sexualidad y nuestras parejas; para tener los cinco sentidos totalmente dedicados al disfrute que nos brinda la sexualidad. 

Para obtener más tips como este, te recomendamos visitar nuestra tienda online: www.tuSaludIntima.com donde puedes comprar estos productos y conocer nuevas formas de blindar TuSaludIntima con Zenzsual.

En nuestro blog: www.Zenzsual.com también encontrarás más consejos de salud femenina y bienestar sexual. Conéctate a través de nuestras redes sociales, donde siempre publicamos videos, promociones y tips informativos. Síguenos en: @tuSaludintima @DoctoraKlaraSenior y @Tu_Ginecologa.

FUENTE: