Blanqueamiento Genital: Todo lo que necesitas saber


Recomienda este artículo:

2 comentarios

 

En el mundo de los estándares de belleza en constante cambio, ha surgido una nueva tendencia que genera controversia: el blanqueamiento genital. Este procedimiento cosmético, destinado a desmanchar o aclarar la piel alrededor de los genitales, ha captado la atención y ha provocado intensos debates. 

Son muchas las mujeres que no se sienten cómodas con cómo luce o como huele su vulva. A pesar de que generalmente está cubierta en público y oculta a la vista de los demás son muchas las mujeres dispuestas a operarse y /o blanquearla para poder mostrarla con orgullo.

Sigue leyendo porque vamos a desentrañar algunos mitos y realidades del blanqueamiento genital, explorando sus métodos, riesgos y las tendencias que lo han puesto de moda. 

¿Qué es exactamente el blanqueamiento vaginal?

Es un procedimiento que implica el uso de cremas tópicas, exfoliaciones químicas o tratamientos con láser con la intención de aclarar la piel alrededor del área del bikini.

Aunque comúnmente se le llama blanqueamiento vaginal, este procedimiento no implica de ninguna manera el canal vaginal interno. Es un procedimiento que involucra los genitales externos [la vulva] y ocasionalmente la parte interna de los muslos y que normalmente lo realizan personas que quieren tener el mismo color o la misma complexión de la piel del resto del cuerpo.

¿El problema? 

  • La piel de la vulva no tiene que ser del mismo color que el resto del cuerpo. 
  • La pigmentación de los labios puede cambiar por varias razones, incluidas la edad, el embarazo y los niveles hormonales.
  • El cambio del color puede ser el resultado de la depilación frecuente con métodos como la cera. 
  • Y en algunos tipo de piel, el color cambia por genética, envejecimiento y hasta por ganar peso.

Mito 1: El Blanqueamiento Genital es Recomendado Médicamente

Uno de los mitos más persistentes es que el blanqueamiento genital está respaldado por profesionales médicos. La realidad es muy diferente. Este procedimiento es puramente cosmético y no está recetado por médicos. No existe ninguna condición médica que requiera el blanqueamiento del área genital; se trata exclusivamente de un deseo estético.

El blanqueamiento genital generalmente implica la aplicación de cremas tópicas, peelings químicos o tratamientos con láser diseñados para reducir la pigmentación. Sin embargo, estos métodos de despigmentación vienen acompañados de una serie de riesgos y debes orientarte muy bien antes de iniciar el tratamiento si decides hacerlo.

Mito 2: El Blanqueamiento Genital es Completamente Seguro

La atracción de un tono de piel más claro y uniforme puede ser convincente, pero es esencial entender que el blanqueamiento genital no está exento de peligros. La piel en el área genital es particularmente sensible, y exponerla a productos químicos fuertes o tratamientos con láser intensos puede resultar en efectos adversos.

Los efectos secundarios comunes incluyen irritación, enrojecimiento e hinchazón. En algunos casos, las personas pueden experimentar reacciones más graves como quemaduras, cicatrices o incluso daños permanentes en la piel. Además, la falta de regulación en algunos países significa que profesionales no capacitados pueden ofrecer estos servicios, aumentando el riesgo de complicaciones. Por lo tanto, es crucial buscar el consejo de un profesional y elegir clínicas reputadas que cumplan con los estándares de seguridad.

Nota: Si vas a un centro de láser y el proveedor está dispuesto a aplicar láser en tus labios menores, ¡sal corriendo! El riesgo de complicaciones no deseadas es mayor en los labios menores que en los labios mayores.

Riesgos Adicionales del Blanqueamiento Genital

Más allá de la irritación y el enrojecimiento, el uso prolongado de productos para el blanqueamiento genital puede llevar a la hiperpigmentación paradójica, donde la piel se oscurece en lugar de aclararse. Esta condición puede ser difícil de tratar y a menudo requiere intervenciones médicas adicionales.

Además, los tratamientos con láser, si no se realizan correctamente (con la máquina y el especialista adecuado) pueden causar quemaduras hasta de tercer grado. Esto no solo resulta en dolor extremo, sino que también puede dejar cicatrices permanentes, afectando la apariencia estética que los pacientes inicialmente buscaban mejorar.

Mito 3: Los Resultados son Permanentes

Otro concepto erróneo común es que los resultados del blanqueamiento genital son permanentes. Desafortunadamente, esto está lejos de la verdad. La pigmentación natural de la piel volverá gradualmente con el tiempo, lo que requiere tratamientos continuos para mantener la apariencia deseada.

Esta condición puede llevar a un ciclo de procedimientos repetidos, aumentando aún más el riesgo de efectos adversos y la carga financiera. Es esencial sopesar estos factores cuidadosamente antes de decidir someterse al blanqueamiento genital.


Implicaciones Financieras

El costo de los tratamientos iniciales puede variar desde unos pocos cientos hasta varios miles de dólares, dependiendo del método y la clínica. Además, las sesiones de mantenimiento suelen ser necesarias, a veces mensualmente, lo que aumenta el gasto total. Esta carga financiera puede volverse considerable con el tiempo, por lo que es importante considerar los costos a largo plazo junto con la inversión inicial.

Las implicaciones financieras no solo se limitan al costo de los procedimientos en sí. También es importante considerar los costos indirectos, como el tiempo de recuperación, que puede requerir tiempo libre del trabajo.

Mito 4: Todas lo Están Haciendo

La percepción de que el blanqueamiento genital es una práctica generalizada puede crear una sensación de presión para validarse. Sin embargo, la realidad es que esta tendencia, aunque está creciendo, está lejos de ser universal. 

El auge de esta tendencia puede atribuirse parcialmente a la influencia de los medios de comunicación y la pornografía, donde las representaciones de genitales sin vello y de color uniforme se han vuelto comunes. Esta representación puede crear expectativas poco realistas y presionar a las personas a buscar procedimientos cosméticos para lograr apariencias similares.

Es crucial reconocer que los estándares de belleza son diversos y subjetivos. Lo que más importa es la comodidad y confianza personal. La apariencia de tu vulva no debería afectar tu autoestima.


El Papel de las Redes Sociales

Las plataformas de redes sociales juegan un papel significativo en la difusión de tendencias de belleza. Influencers y celebridades a menudo respaldan productos para aclarar áreas íntimas, contribuyendo a su normalización y popularidad. Sin embargo, esto también puede amplificar las presiones para conformarse a ciertos ideales de belleza.

Es importante que los usuarios evalúen críticamente el contenido que consumen y sean conscientes del impacto potencial en su autoestima. Las redes sociales, con su capacidad de difundir imágenes ideales e inalcanzables, pueden hacer que las personas se sientan inadecuadas con respecto a sus cuerpos naturales. 

Mito 5: Todos los Productos y Tratamientos son Iguales

En el ámbito del blanqueamiento genital, no todos los productos y tratamientos son iguales. El mercado está inundado de varias cremas, peelings y opciones de láser, cada una afirmando resultados superiores. Sin embargo, la efectividad y seguridad de estos productos pueden variar significativamente.

Las cremas tópicas a menudo contienen ingredientes como hidroquinona, ácido kójico o arbutina, que pueden reducir la pigmentación. Sin embargo, estos ingredientes también pueden causar irritación de la piel o reacciones alérgicas. Los peelings químicos y los tratamientos con láser, aunque potencialmente más efectivos, conllevan sus propios riesgos y requieren una aplicación profesional.

Elegir una clínica reputada con practicantes experimentados es crucial para garantizar la seguridad y eficacia del tratamiento. Busca certificaciones y reseñas, y no dudes en solicitar información detallada sobre los procedimientos y productos que se utilizan.


Estándares Regulatorios y Experiencia Profesional

Los estándares regulatorios para los procedimientos cosméticos varían ampliamente entre países e incluso regiones dentro de países. En algunas áreas, la falta de regulaciones estrictas puede llevar a prácticas deficientes y aumentar los riesgos para los pacientes. Asegurarse de que la clínica elegida cumpla con los estándares de seguridad reconocidos y emplee a profesionales calificados es esencial.

Además, es importante investigar la experiencia y las credenciales del profesional que realizará el procedimiento. La falta de experiencia y capacitación adecuada puede resultar en complicaciones graves. Asegúrate de que el profesional tenga una licencia válida y una formación específica en procedimientos estéticos y/o de blanqueamiento genital.

 


Mito 6. Puedes hacerlo tu misma

El más peligroso de los mitos. Usar un kit de blanqueamiento casero comprado en cualquier tienda o por internet puede aumentar el riesgo de efectos secundarios no deseados.

Debes estar atenta al tipo de ingredientes de la crema, con cuánta frecuencia la usas e incluso de tu propio tipo de piel e incluso en que parte de la vulva lo aplicas. 

Sin duda, lo mejor es hacerlo con supervisión profesional.


El Impacto en las Relaciones

La búsqueda de una estética específica a través de procedimientos como el blanqueamiento genital también puede afectar las relaciones personales. Las parejas pueden sentirse presionadas para conformarse a ciertos estándares o pueden luchar con las implicaciones de tales elecciones.

Es importante que las parejas se comuniquen abiertamente sobre sus sentimientos y preocupaciones respecto a los procedimientos cosméticos. Comprender las perspectivas del otro puede fortalecer la relación y asegurar que las decisiones se tomen por las razones correctas.

Además, el impacto en la intimidad de la pareja no debe subestimarse. Los procedimientos de blanqueamiento genital pueden causar incomodidad física y emocional, afectando negativamente la vida sexual y la cercanía emocional. 

¿Hay alguna alternativa al Blanqueamiento Genital?

Para aquellos que buscan alternativas al blanqueamiento genital, hay varias opciones a considerar. Abrazar las variaciones naturales de la piel y centrarse en la salud general de la piel puede ser un enfoque más sostenible y menos arriesgado.

Mantener una buena higiene y usar productos de limpieza íntimos suaves y que cuiden el equilibro del pH te puede ayudar a mantener el área genital saludable y cómoda. 

Además, el uso diario de un gel íntimo femenino hidratante con ácido hialurónico como el de Zenzsual puede ayudarte a ir poco a poco renovando la piel de la zona y desmanchándola. 

Recuerda usar ropa interior de algodón transpirable y evitar la ropa ajustada puede reducir la irritación y promover la salud de la piel.

Promoviendo la Positividad Corporal

Una de las alternativas más efectivas al blanqueamiento genital es abrazar la positividad corporal o el “pussy positivity”. Este movimiento anima a las mujeres a aceptar y celebrar sus vulvas tal como son, desafiando los estándares sociales y promoviendo el amor propio.

Abrazar la positividad corporal consiste en rechazar la noción de que necesitamos cambiar para encajar en estándares de belleza estrechos. Se trata de amar y aceptar nuestros cuerpos en su estado natural. Este enfoque no solo es más saludable, sino que también puede conducir a una mayor satisfacción y bienestar a largo plazo.

El blanqueamiento genital, aunque está ganando popularidad, sigue siendo un procedimiento controvertido y potencialmente riesgoso. Comprender los mitos y realidades que rodean esta tendencia es crucial para tomar decisiones informadas. Es importante priorizar la seguridad, consultar con profesionales calificados, evitar tratamientos caseros sin supervisión y evaluar críticamente las motivaciones detrás de buscar tales procedimientos.

En última instancia, la verdadera confianza y belleza provienen de la autoaceptación y el abrazo de las características únicas de cada una. Fomentando una visión de belleza más inclusiva y realista, podemos crear un entorno más saludable donde nos sintamos cada vez más empoderadas y orgullosas de nuestros poderosos genitales.

 

Fuentes consultadas:

https://www.healthline.com/health/vaginal-bleaching

https://elpais.com/buenavida/2020-08-13/aclarar-la-vagina-otra-imposicion-estetica-con-riesgos-para-la-salud.html

Jenkins, A. (2019). [PhD Thesis](https://dspace.lboro.ac.uk/dspace-jspui/handle/2134/7539).

  1. Braun, V., & Tiefer, L. (2010). [The ‘designer vagina’ and the pathologisation of female genital diversity: Interventions for change](http://www.radicalpsychology.org/vol8-1/brauntiefer.html).
  2. Fahs, B. (2017). [The dreaded body: Disgust and the production of “appropriate” femininity](https://doi.org/10.1177/0959353510396674).

Si te gustó este artículo, compártelo:


2 comentarios


  • Dainy Cardenas

    Excelente información
    ———
    Zenzsual :
    ¡Hola Dainy!🌺️

    Muchas gracias por tomarte el tiempo de dejar un comentario positivo en nuestro blog “Blanqueamiento Genital: Todo lo que necesitas saber”. Tus palabras nos enriquecen y nos motivan cada día más. Valoramos enormemente tu apoyo y esperamos seguir brindándote información útil y relevante.

    ¡Un gran abrazo,
    Team Zenzsual!


  • Blanca

    Gracias por la información valiosa que me an brindado
    Ami no me interesa el láser pero si alguna crema efectiva sin riesgo con eso sería suficiente
    ———
    Zenzsual :
    ¡Hola Blanca🌸!

    ¡Gracias por tu comentario nuestro blog sobre blanqueamiento genital en Zenzsual! Es genial saber que encuentras útil la información. Elegir la mejor alternativa para el blanqueamiento íntimo crucial. Abrazar las variaciones naturales de la piel y priorizar la salud general de la piel puede ser más sostenible y menos arriesgado como con nuestro gel y espuma Zenzsual.

    ¡Un gran abrazo
    Team Zenzsual!


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.